*

X

Hombre intenta tomarse una selfie con un oso y muere atacado por el animal (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/04/2018

ESTE VIDEO CONTIENE CONTENIDO GRÁFICO QUE PUEDE SER PERTURBADOR

Un hombre en la India recibió una horrible lección, pues murió después de intentar tomarse una selfie con un oso herido y ser atacado por este animal. La escena fue sumamente dramática: un grupo de personas intentó ayudar al hombre lanzando objetos al oso y un perro feral, heroicamente, trató de salvar al hombre, mordiendo al oso. Sin embargo, ningún esfuerzo llegó a buen puerto.

El hombre venía de una boda junto con un grupo de gente en una camioneta cuando en la carretera, pasando por el distrito de Nabarangpur en Odisha, observó a un oso y decidió interrumpir su trayecto para obtener una foto memorable. Y vaya que lo fue.  Según testigos, cuando el hombre se perfilaba para tomarse la selfie, el oso arremetió contra él. Durante el proceso irrumpió un perro que, al parecer, intentó ayudar al hombre.     

De acuerdo con los oficiales, el hombre murió en el lugar y el oso está siendo atendido por sus heridas. Este es un problema bastante grave en la India, el país que tiene más muertes por selfies en el mundo, con unas 76 en un período de medición de poco más de 2 años. En las redes sociales, las selfies con animales salvajes como los osos se han convertido en un trend topic. Además de que es algo peligroso, estas selfies suelen significar abusos para algunos animales y fomentan la crueldad animal, pues las personas suelen mantener animales en cautiverio para satisfacer la vanidad de los cazadores de selfies.

Aunque lo sucedido es muy triste y esperamos que la familia del hombre que murió en garras del oso obtenga sosiego, cosas como estas recuerdan aquella frase: Hay dos cosas que son infinitas, el universo y la estupidez humana...

Te podría interesar:

Esta labor doméstica refleja la salud y posible longevidad de tu relación de pareja

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/04/2018

Vivir con otra persona puede tener sus dificultades…

La vida en pareja tiene sus propios desafíos, emocionales en su mayor parte y otros que podríamos llamar prácticos o cotidianos, una distinción quizá imprecisa, pues a fin de cuentas el fundamento de toda dificultad amorosa es la coincidencia de dos personas que por definición siempre están en desencuentro una con otra.

Sin embargo, también es cierto que no todas las diferencias se resuelven de la misma manera en una relación. Dependiendo de la madurez emocional de cada uno de los implicados, de sus ideas de vida y del amor y de otros factores, habrá algunas que pasen sin mayores contratiempos ni consecuencias; otras, en cambio…

Recientemente, la organización estadounidense Consejo de Familias Contemporáneas (CCF, por sus siglas en inglés) realizó un estudio en torno a las dinámicas habituales de la vida en pareja, con énfasis en el trabajo doméstico, la manera en que éste se reparte y el nivel de felicidad o estabilidad de la relación que podría asociarse a partir de aquello que se vive cotidianamente. 

De acuerdo con los resultados, de todas las posibles labores que conlleva vivir en pareja –cocinar, limpiar, cuidar a un hijo, hacer las compras, etc.–, aquella que genera más tensión es… lavar los trastes. Pero no por sí misma, sino cuando ocurre en una condición muy particular: cuando es la mujer quien lo hace siempre.

Las mujeres heterosexuales que viven en pareja y respondieron al reporte manifestaron mucho mayor conflicto con sus respectivos compañeros en relación con lo anterior, una relación de pareja menos satisfactoria e incluso relaciones sexuales de peor calidad; esto en comparación con las mujeres que viven con un hombre con quien comparten tanto la tarea de lavar los trastes sucios como otras de la vida doméstica, quienes en general dijeron sentirse más satisfechas con su relación.

La situación podría parecer trivial, pero si, como dice la frase, “el Diablo se esconde en los detalles”, es posible que la renuencia de una persona a cooperar en una actividad doméstica tan simple sea una manifestación de otros rasgos de su forma de ser que posiblemente no sean los más adecuados para sostener una relación de pareja longeva y relativamente feliz.

 

También en Pijama Surf: ¿Mejor solo que mal acompañado? Las virtudes (y desventajas) de la soltería y la vida en pareja (VIDEO)

 

Imagen de portada: druzhininskaya