*

X

Estudio muestra que las mujeres sobrestiman los intentos sexuales de su pareja; los hombre los subestiman

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/03/2018

En relaciones de pareja, las mujeres piensan que los hombres quieren tener más sexo; los hombres detectan menos los avances sexuales de sus parejas

Incluso en parejas que llevan mucho tiempo, la iniciación del acto sexual suele ser un proceso sutil. Aunque evidentemente existen excepciones, esto parece obedecer a que por una parte parece ser más sexy lo que no es planeado, lo que sucede como una señal espontánea y lúdica en el momento, y por otro lado, al hecho de que en el ser humano existe un temor al rechazo que es difícil de superar incluso en relaciones muy sólidas y, por ello, la sutileza y la ambigüedad pueden ser formas de paliar esto.

Un estudio reciente liderado por investigadores de la Universidad del Oeste de Ontario averiguó la capacidad que tienen las personas de detectar los avances sexuales de sus parejas. Parejas heterosexuales de más de 3 meses y entre 18 y 51 años participaron en el estudio. Los participantes tuvieron que responder a los investigadores el número de veces que habían intentado iniciar el acto sexual y las veces que habían percibido que su pareja lo hacía. Los investigadores notaron que en general los hombres y las mujeres logran evaluar de manera precisa los intentos de sus parejas, algo que resulta obvio con el tiempo. Sin embargo, en promedio las mujeres sobrestimaron el número de veces que los hombres intentaban tener sexo. Por otro lado, los hombres subestimaron el número de veces que sus parejas querían tener sexo.

Los psicólogos evolucionistas que llevaron a cabo la investigación dan una lectura bajo el filtro de su propia disciplina y creen ver en esto un comportamiento relacionado al instinto de reproducción. Estudios previos habían sugerido que cuando no se trata de parejas que llevan cierto tiempo juntas, los hombres suelen ser los que sobrestiman el deseo sexual de sus parejas, algo que encaja con la idea de que el hombre busca instintivamente reproducirse -y ha evolucionado para esto y no para percibir la realidad-. En el caso de la investigación más reciente, se cree que el costo de no percibir las señales de deseo sexual son menores, ya que el hecho de tener una relación estable ofrece múltiples ocasiones para tener sexo -en cierta forma, el hombre en estos casos podría relajarse más y no estar asediando la ocasión sexual-. En el caso de las mujeres, los investigadores señalan que sobrestimar los intentos sexuales de la pareja tiene el efecto secundario positivo de incrementar el nivel de satisfacción sexual (con el llamado deseo de ser deseado). Estas conclusiones son meramente especulativas, como debe resultar evidente. Es posible, también, que entren en juego factores culturales o incluso tendencias psicológicas propias de la psique masculina y femenina que no están constreñidas a la biología reproductiva.

Te podría interesar:

Estos son los mejores y los peores países para hacer amigos (MAPA)

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/03/2018

¿Qué tan sencillo es hacer amigos en otras culturas? Este mapa ofrece un panorama sumamente acertado

En ocasiones podemos creer que el mundo es igual en todos lados y que aquello que damos por cierto es válido en cualquier latitud. 

Uno de los varios ámbitos en los que, acaso inesperadamente, se pone en duda esa falsa normalidad con que a veces experimentamos la vida cotidiana, es la amistad. Si de por sí se trata de algo que con cierta frecuencia damos por hecho –uno simplemente tiene amigos, fin de la cuestión–, basta salir un poco de las fronteras de nuestra realidad inmediata para comprender que hacer o tener amigos no es tan simple como parece, ni siempre sucede de manera similar.

La cultura, en este sentido, tiene un papel fundamental. Por distintas razones, las condiciones en las cuales la amistad surge y se mantiene no son las mismas en todas las sociedades, y en general existe un espectro amplio cuyos límites son, por un lado, las sociedades donde las personas suelen ser notablemente abiertas, donde la cercanía y aun la intimidad se comparten con relativa inmediatez y donde en general existen situaciones que favorecen la convivencia; el punto opuesto es el de esas otras culturas donde establecer una relación de cercanía es difícil, demanda tiempo y paciencia y a veces también mucho trabajo, y donde poco o nada asegura que al final la amistad vaya a ocurrir.

El mapa que compartimos a continuación expone este panorama alrededor del mundo. Los datos con que fue elaborado provienen del reporte Expat Insider 2017, el cual, grosso modo, ofrece diversos indicadores de bienestar y modo de vida a partir de la experiencia de personas que viven fuera de su país de origen. En este sentido, el reporte ofrece otros datos de interés, como cuáles son los países preferidos por las personas que deciden emigrar (Costa Rica es el campeón en esta materia, pero al parecer Baréin ha ganado cierta popularidad).

En esta ocasión, el estudio se llevó a cabo con las respuestas de más de 12 mil 500 individuos que viven en 188 países diferentes y representan 166 nacionalidades. De acuerdo con la perspectiva de estos expatriados, así de fácil o difícil es hacer amigos en el mundo:

¿De qué depende todo esto? La respuesta no es sencilla, pero en todo caso puede tomarse como una invitación a repensar esas condiciones que damos por sentadas pero también para considerar que, cuando nos enfrentamos a un nuevo entorno, es mejor estar preparados para el cambio y la sorpresa.

 

También en Pijama Surf: ¿Por qué parece tan difícil hacer amigos después de los 30?