*

X

Jefe de pueblo nativo americano señala la enfermedad del hombre blanco: 'Piensan con la cabeza y no con el corazón'

AlterCultura

Por: pijamasurf - 04/13/2018

Es una enfermedad no poder pensar con el corazón y sólo basarnos en las razones del cerebro, según el jefe Lago de Montaña y su interlocutor Carl Jung

El corazón tiene razones que la razón no entiende.

Pascal

En su autobiografía Recuerdos, sueños, pensamientos, el psicólogo Carl Jung narra un episodio indeleble que hoy es aún más relevante de lo que fue en su época, y un tanto inquietante. Jung viajó a África, a la India y a Nuevo Mexico para encontrarse con personas no europeas y aprender de ellas, particularmente de su relación con los sueños y los mitos. En su autobiografía relata un encuentro con el líder de un pueblo de los indios de Taos en Nuevo Mexico, llamado Ochwiä Biano (Lago de Montaña):

«Mira», decía Ochwiä Biano, «lo crueles que parecen los blancos. Sus labios son finos, su nariz puntiaguda, sus rostros los desfiguran y surcan las arrugas, sus ojos tienen duro mirar, siempre buscan algo. ¿Qué buscan? Los blan­cos quieren siempre algo, están inquietos y desasosegados. No sabemos lo que quieren. No les comprendemos. Cree­mos que están locos».

Le pregunté por qué creía que todos los blancos están locos.

Me respondió: «Dicen que piensan con la cabeza.» «¡Pues claro! ¿Con qué piensas tú?», le pregunté. «Nosotros pensamos aquí», dijo señalando su cora­zón. Quedé sumido en largas reflexiones. Por vez primera en mi vida me pareció que alguien me había trazado un retrato del auténtico hombre blanco. Era como si hasta entonces sólo hubiera recibido impresiones teñidas de sentimentalismo. Este indio había acertado en nuestro punto vulnerable y señalado algo para lo que estamos ciegos. Sen­tí nacer en mí como una niebla difusa, algo desconocido y, sin embargo, entrañablemente íntimo.

Después de esto, Jung cuenta una visión en la que irrumpieron "legiones" en la niebla de su mente. Vio "las facciones angulosas de Julio César, Escipión, Pompeyo"; grandes armadas conquistando a pueblos primitivos; San Agustín predicando "a punta de lanzas romanas"; Carlomagno, Cortés, Colón, etc.; el fuego, la espada, el aguardiente y la sífilis expandiéndose.  

Este encuentro en uno de los tejados del pueblo Taos, viendo el Sol, se grabó para siempre en la mente del psicólogo suizo, quien luego mantuvo una correspondencia con Lago de Montaña, la cual ha sido documentada. Jung notó que, en el caso de la civilización racional occidental, "el conocimiento no nos enriquece; nos remueve del mundo mítico en el que antes nos sentíamos en casa por derecho de nacimiento". Y agrega que aunque nos parecen supersticiosas las creencias de los pueblos primitivos, nuestra civilización también se basa en cosas que, si las analizamos bien, son igualmente irracionales, pero que no tienen el beneficio de brindarle sentido a nuestras vidas, puesto que nos separan de la participación mística con la naturaleza. A fin de cuentas, en el inconsciente el hombre occidental es tan arcaico como los nativos americanos o las tribus africanas. Pero el hombre occidental no le da importancia a ese sustrato psíquico. Y esta es su gran pérdida: no vivir intensamente, siguiendo a su propio corazón, dejando entrar las imágenes del inconsciente. ¿Quién puede hoy realmente ver con el corazón? Y más aún, ¿quién cree hoy  que sus sueños tienen significado y las cosas con las que se encuentra revelan un mensaje del alma?

 

Imagen de Edward S. Curtis, de un miembro de la comunidad de Taos

Te podría interesar:

Los mejores sitios para ver OVNIs (y 2 de ellos se encuentran en Latinoamérica)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 04/13/2018

Inclusive el Pentágono de EEUU ha admitido que lleva a cabo un programa secreto en el que pilotos militares investigan el alistamiento de objetos voladores sin identificar

En la historia del cine contemporáneo, un sinfín de películas se han encargado de fantasear con el avistamiento, acercamiento o conquista de seres extraterrestres en el planeta Tierra. Desde Men in Black (1997) hasta Paul (2011), se describen posibles lugares en donde un ser humano puede ver e incluso entrar en contacto con alguno de estos aliens; sin embargo, ¿qué pasaría si estos sitios fuesen reales?

De acuerdo con el National UFO Reporting Center de EEUU, se han reportado 4 mil 881 avistamientos de aliens tan sólo en este país durante el 2017, lo cual deja en duda aquellos momentos que se quedan sin reportar pero que existieron en algún instante del planeta. Actualmente, los sitios en donde se llegaron a ver extraterrestres se encuentran custodiados por turistas y agentes gubernamentales de todo el mundo para realizar una exploración extensiva. Inclusive el Pentágono de EEUU ha admitido que lleva a cabo un programa secreto en el que pilotos militares investigan el alistamiento de objetos voladores sin identificar: se trata del Advanced Aviation Threat Identification Program, el cual tiene 6 años de haber comenzado. Entre los sitios que poseen más ocasiones de avistamientos de objetos voladores sin identificar se encuentran:

Chile. Se trata de uno de los países favoritos de los fanáticos de los extraterrestres: además de contar con una gran cantidad de avistamientos en sus tierras, el gobierno ha lanzado la CEFAA –Comité para los Estudios de Fenómenos Aéreos Anormales– a cargo de la Fuerza Aérea Chilena. Cuenta así mismo con el Observatorio Paranal, ubicado en el desierto de Atacama, en donde se pueden observar los fenómenos astronómicos más espectaculares de la región; el Observatorio ALMA con telescopios especiales para capturar las ondas radio emitidas desde el espacio exterior; y el sendero San Clemente, el cual es considerado extraoficialmente la capital de los extraterrestres. Ello sin mencionar los tours con temáticas de aliens que se realizan en los Andes: en una excursión a caballo, las personas locales te acompañan a recorrer paisajes de la naturaleza con un telescopio 12” hacia el observatorio científico Cerro Tololo.

México. En Careyes, una playa que no tiene comparación en el país, no hay hoteles, discotecas ni sitios realmente turísticos. Sólo Punta Farallón, un acantilado que bordea la playa Teopa y que representa una metáfora del misterio de la vida, aterriza en 480 toneladas de concreto y acero –conocida como la Copa del Sol– en forma de una media esfera de 27m de diámetro. De ella surge una escalera de troncos, alzándose en una lengua de tierra con el océano Pacífico. Ahí, el patriarca octogenario de Careyes, Giorgio Brignone –heredero italiano del Piamonte y testigo de primera mano de la segunda guerra mundial–, espera la llegada de visitantes del espacio exterior.

Arizona (EEUU). Específicamente en Sedona se encuentra uno de los sitios más populares de EEUU en lo que se refiere los avistamientos de OVNIs. Incluso, la película de ficción Paul (2011) hace mención de este lugar como uno de los principales para entrar en contacto con algún ser extraterrestre. En general, se recomienda realizar tours de noche con el equipo adecuado –como lentes con visión nocturna, binoculares y telescopios–. La cantidad que se ha detectado y grabado en este sitio es extraordinaria: orbes, portales, aliens y hasta Piesgrandes en pleno desierto.

Australia. En Wycliffe Well está uno de los cinco principales sitios asociados con seres extraterrestres. Se sabe que aparecen al principio de una temporada seca –entre mayo y octubre–, entre Stuart Highway, Alice Springs y Tennant Creek –al norte del país–.

– Rusia. El triángulo M se ubica en una “zona permanentemente anómala” de los montes Urales, y se le considera como uno de los sitios más misteriosos del mundo desde su descubrimiento en la década de los años 80 del siglo pasado. Según los reportes, los relojes se detienen, aparecen luces coloridas y deslumbrantes desde el cielo y se escuchan ruidos extraños. De acuerdo con los especialistas, este fenómeno es sólo el síntoma de fracturas subterráneas de donde surge una poderosa energía.