*

X

Los mejores sitios para ver OVNIs (y 2 de ellos se encuentran en Latinoamérica)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 03/31/2018

Inclusive el Pentágono de EEUU ha admitido que lleva a cabo un programa secreto en el que pilotos militares investigan el alistamiento de objetos voladores sin identificar

En la historia del cine contemporáneo, un sinfín de películas se han encargado de fantasear con el avistamiento, acercamiento o conquista de seres extraterrestres en el planeta Tierra. Desde Men in Black (1997) hasta Paul (2011), se describen posibles lugares en donde un ser humano puede ver e incluso entrar en contacto con alguno de estos aliens; sin embargo, ¿qué pasaría si estos sitios fuesen reales?

De acuerdo con el National UFO Reporting Center de EEUU, se han reportado 4 mil 881 avistamientos de aliens tan sólo en este país durante el 2017, lo cual deja en duda aquellos momentos que se quedan sin reportar pero que existieron en algún instante del planeta. Actualmente, los sitios en donde se llegaron a ver extraterrestres se encuentran custodiados por turistas y agentes gubernamentales de todo el mundo para realizar una exploración extensiva. Inclusive el Pentágono de EEUU ha admitido que lleva a cabo un programa secreto en el que pilotos militares investigan el alistamiento de objetos voladores sin identificar: se trata del Advanced Aviation Threat Identification Program, el cual tiene 6 años de haber comenzado. Entre los sitios que poseen más ocasiones de avistamientos de objetos voladores sin identificar se encuentran:

Chile. Se trata de uno de los países favoritos de los fanáticos de los extraterrestres: además de contar con una gran cantidad de avistamientos en sus tierras, el gobierno ha lanzado la CEFAA –Comité para los Estudios de Fenómenos Aéreos Anormales– a cargo de la Fuerza Aérea Chilena. Cuenta así mismo con el Observatorio Paranal, ubicado en el desierto de Atacama, en donde se pueden observar los fenómenos astronómicos más espectaculares de la región; el Observatorio ALMA con telescopios especiales para capturar las ondas radio emitidas desde el espacio exterior; y el sendero San Clemente, el cual es considerado extraoficialmente la capital de los extraterrestres. Ello sin mencionar los tours con temáticas de aliens que se realizan en los Andes: en una excursión a caballo, las personas locales te acompañan a recorrer paisajes de la naturaleza con un telescopio 12” hacia el observatorio científico Cerro Tololo.

México. En Careyes, una playa que no tiene comparación en el país, no hay hoteles, discotecas ni sitios realmente turísticos. Sólo Punta Farallón, un acantilado que bordea la playa Teopa y que representa una metáfora del misterio de la vida, aterriza en 480 toneladas de concreto y acero –conocida como la Copa del Sol– en forma de una media esfera de 27m de diámetro. De ella surge una escalera de troncos, alzándose en una lengua de tierra con el océano Pacífico. Ahí, el patriarca octogenario de Careyes, Giorgio Brignone –heredero italiano del Piamonte y testigo de primera mano de la segunda guerra mundial–, espera la llegada de visitantes del espacio exterior.

Arizona (EEUU). Específicamente en Sedona se encuentra uno de los sitios más populares de EEUU en lo que se refiere los avistamientos de OVNIs. Incluso, la película de ficción Paul (2011) hace mención de este lugar como uno de los principales para entrar en contacto con algún ser extraterrestre. En general, se recomienda realizar tours de noche con el equipo adecuado –como lentes con visión nocturna, binoculares y telescopios–. La cantidad que se ha detectado y grabado en este sitio es extraordinaria: orbes, portales, aliens y hasta Piesgrandes en pleno desierto.

Australia. En Wycliffe Well está uno de los cinco principales sitios asociados con seres extraterrestres. Se sabe que aparecen al principio de una temporada seca –entre mayo y octubre–, entre Stuart Highway, Alice Springs y Tennant Creek –al norte del país–.

– Rusia. El triángulo M se ubica en una “zona permanentemente anómala” de los montes Urales, y se le considera como uno de los sitios más misteriosos del mundo desde su descubrimiento en la década de los años 80 del siglo pasado. Según los reportes, los relojes se detienen, aparecen luces coloridas y deslumbrantes desde el cielo y se escuchan ruidos extraños. De acuerdo con los especialistas, este fenómeno es sólo el síntoma de fracturas subterráneas de donde surge una poderosa energía.

Te podría interesar:

Esta es la poderosa razón por la cual la depresión puede ser lo mejor que te ha pasado

AlterCultura

Por: pijamasurf - 03/31/2018

La psicología jungiana puede iluminar el sentido de una depresión

Hasta que el alma no obtiene lo que quiere, te enferma.

James Hillman

En esta encantadora entrevista Marie-Louise von Franz, la gran protegida de Carl Jung, contesta unas preguntas sobre la obra de Jung y sobre la psicología de los tiempos, mientras vemos la belleza del campo suizo (muy cerca de la casa de Jung, donde construyó su torre alquímica). En el minuto 46 dice: "Una depresión es una bendición divina, en el individuo es la más grande bendición". Esta, interpela la entrevistadora, no es la forma en la que generalmente vemos la depresión. Von Franz explica que sin una depresión o una neurosis, el ser humano no mira hacia adentro: "Mientras las cosas afuera vayan bien huimos de nosotros mismos". Y dentro de nosotros yace la verdadera riqueza, la luz que puede iluminar nuestras vidas.

Evidentemente, en las personas que sufren de depresión crónica, esta idea difícilmente será bienvenida. La depresión parece una maldición y, ciertamente, puede convertirse en ello. La psicología jungiana, sin embargo, considera que la psique es la realidad primordial y, por lo tanto, una depresión es una forma de comunicarse con las partes más profundas de la psique, como si fuere entrar en contacto con lo divino o numinoso que subyace a la experiencia consciente cotidiana.  

Debemos mencionar que, según la psicología jungiana (y  consistentemente con, por ejemplo, el budismo), las enfermedades físicas tienen orígenes psíquicos. Así, por ejemplo, una enfermedad o una dificultad son, paradójicamente, los intentos del alma por sanar, para obligar al individuo a cambiar o, al menos, a observar ciertas cosas que están en su inconsciente y necesitan manifestarse. Se podría incluso sugerir que las enfermedades, más que síntomas, son las manifestaciones físicas de la simbolización de la psique, del inconsciente que tiene acceso a los arquetipos y a una plétora de información inabarcable. 

Jung entendió la depresión de manera literal, pero con un giro alquímico. La depresión literalmente es lo que nos lleva hacia abajo, es un descender. Mitológicamente, el viaje del héroe necesariamente pasa por un descenso al inframundo. En la alquimia occidental, la gran obra -cuyo fin era la piedra filosofal- sólo podía iniciarse cuando se entraba en la fase del nigredo, la negrura del alma que debe ser explorada y purificada y que, de hecho, es la materia prima de la obra. Psicológicamente, la depresión nos permite ver lo que está por debajo de nuestro ego y a lo cual le rehuimos porque no es fácil de reconciliar con nuestra persona -o la máscara que usamos para relacionarnos con el mundo-. Esto es vital, porque las causas de nuestro malestar existencial ciertamente no están en la superficie, en la luz y en lo que nos parece agradable, y no podemos encontrar significado existencial si no conocemos la profundidad de nuestra psique y sus motivaciones secretas. En probable que una persona que no se ha deprimido nunca -o que no ha puesto seria atención a su depresión- sea una persona superficial que se guíe por la conciencia de masas y no se conozca bien a sí misma.

En una famosa carta a un paciente, Jung escribió:

Cuando la oscuridad se vuelve más densa, penetraría hasta su núcleo y fondo, y no descansaría hasta que entre el dolor una luz apareciera, puesto que in exessu affectus [en un exceso de pasión] la naturaleza se revierte.

En otras palabras la depresión puede ser la fuente de una especie de dicha inmarcesible; los verdaderos tesoros, el oro y demás están en las profundidades de la tierra. O, como escribió Camus, "en mitad del invierno encontré un verano invencible en mí".

Esta visión de la depresión puede cotejarse con las ideas del maestro tibetano Chögyam Trungpa:

La depresión no existe en el vacío solamente, tiene todo tipo de cosas inteligentes que están pasando en ella. Básicamente, la depresión es extraordinariamente interesante y es un estado altamente inteligente del ser. Por eso es que estás deprimido. La depresión es un estado mental de insatisfacción para el cual sientes que no tienes salida. Así que trabaja con la insatisfacción de la depresión. Lo que sea que está allí es extraordinariamente poderoso. Tiene todo tipo de respuestas, pero las respuestas están ocultas. Así que, de hecho, creo que la energía de la depresión es una de las más poderosas. Es una energía enormemente despierta, aunque probablemente la sientes como soñolienta.