*

X

Científicos estudian misterioso objeto interestelar, el primero jamás observado en nuestro sistema solar

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/02/2017

El objeto A/2017/U1, el primer visitante interestelar jamás detectado por astrónomos, está siendo observado atentamente

Los astrónomos se encuentran en un estado de perplejidad y excitación, al tiempo que intentan estudiar un misterioso objeto que ha aparecido en nuestro sistema solar en las últimas semanas.

El objeto en cuestión es una pequeña roca por ahora llamada A/2017/U1, la cual tiene una dimensión de poco más de 1/3 de km de largo. Lo notable de este objeto es que es, hasta la fecha, el primer visitante interestelar en nuestro sistema solar que los científicos han logrado detectar. (Todos los supuestos avistamientos de OVNIs no califican).   

Rob Weryk, astrónomo de la Universidad de Hawái, descubrió hace unos días este objeto, al notar que su movimiento no hacía sentido: era mucho más rápido que un asteroide o un cometa conocido, por lo cual se debía de tratar de un objeto de otro sistema solar. Y es que su velocidad es tal que el Sol no lo logra capturar en su órbita.   

Los astrónomos habían predicho algo similar, pero esta es la primera vez que se detecta un objeto hiperbólico, como le llaman (lo cual significa que no tiene una órbita elíptica).

El 9 de septiembre el objeto habría llegado a una distancia de 23 millones de millas del Sol, y con un empujón de la gravedad de nuestra estrella, alcanzó una velocidad de 55 millas por segundo. El 14 de octubre se acercó a 15 millones de millas de la Tierra, a una velocidad relativa de 37 millas por segundo. Esta velocidad es más de tres veces la velocidad de escape de la nave espacial New Horizons.

Por el momento, los astrónomos intentan recopilar la mayor cantidad de información posible del objeto para entender su composición y su origen. Numerosos telescopios en el mundo están siguiendo su trayectoria y pronto quizás podremos entender cómo este objeto, el cual es un asteroide interestelar, ha entrado a nuestro sistema solar. 

Te podría interesar:

Estudio científico concluye que el universo no debería existir

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/02/2017

El estudio más preciso, hasta la fecha, de las propiedades de la antimateria, concluye que el universo es científicamente inexplicable. Debió de haberse destruido en su misma gestación

La presencia de la antimateria en el universo genera una serie de complicaciones teóricas para los físicos. Uno de los grandes misterios de la física moderna es por qué la antimateria no destruyó el universo al principio del tiempo. La antimateria y la materia -al ser idénticas, pero de una carga distinta- se destruyen entre sí cuando entran en contacto, produciendo una explosión que es considerada la reacción más eficiente observada en el universo -y la inspiración de mucha tecnología en la ciencia ficción. Sin embargo, para explicar la evolución del universo los físicos han teorizado que debe de haber una diferencia entre la materia y la antimateria, más allá de la carga eléctrica. 

Pero aunque esta diferencia debe de estar en alguna parte, los físicos no la han podido encontrar. Algunos creían que la diferencia podía estar en el magnetismo de las partículas de antimateria, de un antiprotón, pero una reciente estudio, el más preciso de la historia, notó que el momento magnético de la antimateria es exactamente igual al de la materia.

Christian Smorra, del laboratorio europeo CERN, apunta a la perplejidad de la ciencia ante esto: "Todas nuestras observaciones muestran una completa simetría entre la materia y la antimateria, por lo cual el universo no debería existir. Una asimetría podría existir en alguna parte, pero simplemente no entendemos dónde está la diferencia". El modelo estándar predice que el Big Bang debió de haber generado igual cantidad de antimateria que materia, con la importante particularidad de una diferencia fundamental en la antimateria, que habría permitido que la materia predominara después de los instantes iniciales del universo. 

Anteriormente los científicos han medido la masa, la carga eléctrica y han comparado, entre otras cosas, un átomo de antihidrógeno con uno de hidrógeno. La siguiente prueba en este intento de encontrar una diferencia -y salvar la razón de la existencia del universo- será realizada en el CERN, donde se medirá la gravedad de la antimateria y si ésta "cae hacia arriba". Los científicos seguirán esforzándose hasta finalmente encontrar una explicación satisfactoria. Y si no lo logran, quizás habría que empezar a considerar la posibilidad de que en realidad no existimos.