*

X

Raro huracán en Europa deja un Sol rojo y cielos apocalípticos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 10/16/2017

La tempestad de Ofelia: cielos rojos de tonos apocalípticos llegan a las islas británicas

El huracán Ofelia, que aterrizó en Irlanda este 16 de octubre, ha provocado la muerte de dos personas y generado cielos rojos sobre el Reino Unido. Ofelia hizo contacto con los condados de Cork y Kerry con vientos de más de 190km por hora. Técnicamente no es considerado un huracán porque no se formó en aguas tropicales (pero no tenemos un nombre para describir este tipo de tormentas en las costas del norte de Europa). El tamaño de Ofelia es superior al de la isla de Irlanda y se considera la tormenta más poderosa desde Debbie, ocurrida en 1961.

Lo rojo en la atmósfera fue causado por los remanentes de Ofelia que llevaron aire tropical y polvo del Sahara, aunado a polvo y cenizas de los fuegos forestales de Portugal y España. El polvo hace que se difuminen las ondas cortas de luz azul y que resalten las ondas largas de la luz roja. Diversos usuarios de redes sociales compartieron imágenes de los tonos rojizos en Inglaterra. 

 

Te podría interesar:

El antes y después: impactantes imágenes de las consecuencias del calentamiento global

Ecosistemas

Por: PijamaSurf - 10/16/2017

Frente a las consecuencias ambientales, económicas y sociales asociadas con el calentamiento global se han propuesto medidas de prevención, contención y acción que permitan reducir significativamente estos síntomas

Cada día resurge una capa más gruesa de contaminación y desaparece otra más débil de biodiversidad. A los efectos de esta invasión del dióxido de carbono y otros gases invernadero se le llamó calentamiento global, y se ha relacionado con un inevitable aumento de la temperatura mundial, desastres naturales –como incendios forestales, huracanes, tsunamis…–, sequías, deshielo de los polos, pobreza, hambre, guerra por la adquisición de bienes naturales, la extinción de algunas especies tanto vegetales como animales, entre otros.

Frente a las consecuencias ambientales, económicas y sociales asociadas con el calentamiento global se han propuesto medidas de prevención, contención y acción que permitan reducir significativamente estos síntomas. Entre ellas se encuentra no sólo la reeducación ambiental, cuyo objetivo es reducir los niveles de contaminación desde la comodidad del hogar, sino también la toma de conciencia sobre la desaparición de los ecosistemas del planeta. Para empezar la reeducación, es indispensable que las personas estén plenamente conscientes del antes y después del cambio climático. Por esta razón, compartimos una serie de fotografías que evidencien las consecuencias de este malestar ambiental sobre los glaciares, lagos y campos de nieve alterados por los humanos:

El mar Aral en su momento fue el cuarto lago más grande del mundo. Ahora, es un sitio en donde la aridez y la irrigación redujeron al borde de la desaparición a este cuerpo acuífero de Kazakhstan:

La nieve de Sierra Nevada, en California, posee actualmente uno de los niveles más reducidos que se han reportado a lo largo de la historia. Ante años de sequía, el Estado ha decidido realizar restricciones en el uso de agua para regular su consumo, pues los depósitos californianos dependen en el deshielo de esta montaña:

La existencia del lago Mead, en Las Vegas Valley, siempre ha dependido del deshielo de las montañas Rockies; sin embargo, en los últimos años, los niveles de agua han recaído hasta el punto de sequía. Actualmente la región se encuentra en riesgo, pues depende hasta en un 90% del cuerpo acuífero:

El deshielo del glaciar Zachariæ Isstrøm en Groelandia se aceleró desde el 2012, provocando el desprendimiento anual de toneladas de hielo en la zona del Atlántico. Los expertos aseguran que el derretimiento de este glaciar tendrá un impacto tremendo en el aumento de los niveles de los mares: