*

X

James Cameron sostiene haber descubierto restos de la Atlántida

Arte

Por: pijamasurf - 02/03/2017

Nuevo documental "Atlantis Rising" narra la búsqueda del continente perdido descrito por Platón, utilizando tecnología de punta

El director de proyectos épicos James Cameron se ha embarcado en un nuevo documental que mezcla investigación arqueológica y oceanográfica, mito y leyenda y cinematografía.

Cameron está por estrenar Atlantis Rising en el canal de National Geographic, un documental que investiga la leyenda de la Atlántida, sembrada en la conciencia colectiva por Platón en sus diálogos Critias y Timeo. Cameron ha utilizado tecnología de punta para explorar un "un mapa virtual" que, siguiendo los escritos de Platón, indaga las llamadas "columnas de Hércules" en el lado atlántico del estrecho de Gibraltar y allende.

Cameron sugiere haber encontrado restos de esta civilización perseguida por las mentes más intrépidas a lo largo de la historia. Se han encontrado anclas de 3 mil 500 a 4 mil años de edad que apuntan a la existencia de un muelle en una zona que encaja con las descripciones de Platón. Si bien Platón en sus diálogos alude a que la Atlántida habría existido al menos 6 mil años antes que esto, el solo hecho de encontrar un muelle en esta zona es un hecho increíble, ya que nadie esperaría un muelle en el Atlántico en la Edad de Bronce. El tamaño del ancla es bastante grande, por lo cual se estima que barcos muy grandes estaban navegando esta área hace 4 mil años.

Otra de las pistas que Cameron investiga es la erupción volcánica en la isla de Santorini (antes Thera) cerca del año 1650 a. C. Esta fecha es similar a la de las anclas encontradas y podría empatar con la descripción de la súbita destrucción de la Atlántida por un cataclismo natural que sugiere Platón en sus diálogos.

Habrá que ver el documental para ver si la afirmación de Cameron de haber descubierto esta mítica civilización está realmente fundamentada o se trata solamente de un teaser para seducir a las audiencias. 

 

Te podría interesar:

Escucha esta playlist con música de todos los países prohibidos por Trump (cortesía de Four Tet)

Arte

Por: Javier Barros del Villar - 02/03/2017

La exquisitez de esta playlist contrasta abruptamente con la ignorancia del presidente de Estados Unidos

Al pensar en Donald Trump, y en los principales ingredientes que componen su discurso, obviamente saltan a la vista algunos como la agresividad, la nula templanza, la explotación de lugares comunes y la descalificación. Pero quizá por encima de todos los anteriores, algo que caracteriza a este hábil y pendenciero empresario convertido en presidente es su abismal ignorancia.

Es notable el esfuerzo que emplea Trump en desconocer los aportes de diversos grupos, por ejemplo árabes o mexicanos, a la cultura, economía y, en general, a la identidad estadounidense. Y en su discurso no sólo los ignora (en sentido genuino) sino que busca culparlos, y criminalizarlos, de las diversas deficiencias del sistema por el cual su país se ha regido en las últimas décadas –lo cual es un artificio bastante recurrido a lo largo de la historia en situaciones similares.

Precisamente por esto, por su ignorancia, es que la medida adoptada por Kieran Hebden (mejor conocido por su proyecto Four Tet) resulta tan atinada. Desde hace unos meses el británico inauguró una playlist pública, que ahora está nutriendo con música proveniente de todos aquellos países cuyos ciudadanos no pueden entrar a Estados Unidos por órdenes de Trump. Entre líneas esta iniciativa resalta la riqueza cultural y el sensible bagaje que yace atrás de cada una de estas culturas –pequeños paraísos a los que el mandatario no puede acceder pues su ignorancia no se lo permite.  

La tradición musical de los países árabes, quizá encabezada por iraníes e iraquíes, se cuenta sin duda entre las manifestaciones más refinadas del imaginario sonoro. El apartado de la playlist, que ya suma 10 tracks, comenzó a confeccionarse, de acuerdo con el sitio Thump, cuando Hebden se dio cuenta de que, por ejemplo, ya no podría grabar un álbum con su amigo el músico sirio Omar Souleyman (como lo hizo hace unos años en Brooklyn). La simple apertura de la selección, con un track de Taqsim Maqam Ajam –uno de los más destacados exponentes contemporáneos de la escuela musical de Irak– basta para dimensionar las delicias de las que Estados Unidos se automargina con sus nuevos vetos.  

Así que no queda mucho más que procurar una inmersión en latitudes musicales de Irán, Sudán, Siria y Somalia, entre otras naciones prohibidas y comprobar cómo la playlist contrasta hermosamente con el oscurantismo que Trump promueve. En resumen se trata de una bala precisa, de seda, dirigida al corazón del rancio odio que hoy se enarbola desde la Casa Blanca.  

 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis