*

X

Hombres y mujeres viven la ruptura muy distinto

Salud

Por: PijamaSurf - 02/18/2017

Revelador estudio despeja algunas dudas sobre el papel de la biología durante uno de los episodios más dolorosos en la vida de las personas

De acuerdo con un estudio reciente, las repercusiones físicas y emocionales de un rompimiento varían en intensidad dependiendo del género. Para los investigadores de la Universidad de Binghamton y de la Universidad Colegio de Londres, la diferencia ha quedado bastante clara.

Los científicos preguntaron a un grupo de casi 6 mil personas, de diferentes países, cómo recordaban su proceso de recuperación y luto luego del fin de una relación duradera. Cada pregunta fue relacionada a dolor físico o psicológico y se midió según una escala en la que 0 equivalía a "nada" y 10 a "insoportable".

Los resultados fueron consistentes. Las mujeres mostraron una tendencia a sentirse peor luego de la separación. Su promedio de dolor iba de 6.48 para el emocional a 4.21 para el dolor físico; los hombres no estuvieron tan lejos de estas cifras, con 6.58 para la angustia emocional y 3.75 para el dolor físico.

Aunque las mujeres sufren más durante una separación, el estudio también indicó una clara tendencia femenina a lidiar mejor con las emociones desatadas por el evento. Al final lo que no las mata las vuelve más fuertes emocionalmente, a diferencia de los hombres que nunca se recuperan por completo sino que simplemente van a lo siguiente.

De acuerdo con uno de los autores, Craig Morris, estas diferencias de comportamiento también son comprensibles desde un punto de vista biológico.

Puesto de forma simple, las mujeres evolucionaron para invertir mucho más en una relación que los hombres. […] Para las mujeres ancestrales, un encuentro romántico breve podía derivar en 9 meses de embarazo seguidos de muchos años de lactancia mientras que los hombres podían salir de escena minutos después del encuentro sin ninguna inversión biológica mayor. Este riesgo de mayor inversión biológica provocó que, al evolucionar, la mujer fuera mucho más selectiva al momento de escoger pareja. Por ello, la pérdida de una relación duradera con una pareja de calidad le duele más.

Comprender mejor los mecanismos que se disparan luego de un rompimiento puede llevarnos a mejorar nuestro entendimiento del fenómeno y así evitar algunas de las conductas destructivas, la baja en la calidad de vida y el severo daño emocional que causa a miles de personas que lo experimentan.

Te podría interesar:

Ecoterapia: el nuevo tratamiento que los médicos están prescribiendo

Salud

Por: Pijama Surf - 02/18/2017

Se dice que la ecoterapia brinda numerosos beneficios a nivel físico, emocional y espiritual

Para Nicholas Spitzer, profesor de neurociencias en la Universidad de California y editor de BrainFacts.org, existen numerosos mitos sobre cómo potenciar el funcionamiento del cerebro –como el efecto Mozart: escuchar música del compositor durante el embarazo, lactancia e infancia. Sin embargo, son muy contadas las actividades que realmente ayudan a mejorar el funcionamiento cognitivo. 

 

Según el autor, si bien todos mitos poseen poco fundamento real, las actividades como el ejercicio en bosques, la interacción social y la dieta son indispensables para el mejoramiento no sólo cognitivo sino también para la salud general. De hecho, hay una nueva tendencia llamada ecoterapia en la que se receta ir al bosque como parte del tratamiento medicinal, lo cual nos lleva a cuestionarnos: ¿qué beneficios trae el bosque a la salud? 

 

A continuación te compartimos lo que dice la ciencia sobre pasar tiempo en la naturaleza: 

 

– El sunbathing, earthing, grounding y forest bathing brindan una mayor diversidad microbiótica, influyendo positivamente en el funcionamiento del cuerpo y mente; regeneran las células neuronales en la región del hipocampo, mejorando las habilidades cognitivas como la memoria y el aprendizaje. 

 

– Reduce la negatividad. Al vivir en un medio ambiente cargado de estrés y cargas de electrodomésticos, entre otros, es común que se concentren demasiado los pensamientos negativos expresados en ansiedad, depresión o bipolaridad. La naturaleza impacta positivamente en la mente, como un botón de reset que reduce significativamente los pensamientos obsesivos y negativos. De hecho, de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Stanford, caminar durante 90 minutos en un entorno natural disminuye considerablemente los niveles de rumiación y negatividad, así como la actividad neuronal en la corteza prefrontal –región asociada con enfermedades mentales. 

 

– Incentiva la creatividad. Según un estudio realizado por Ruth Ann Atchley y David L. Strayer, el forest bathing incrementa la creatividad en la resolución de problemas complejos hasta en un 50%, es decir, estar en contacto con la naturaleza y en ausencia de tecnologías permite enfocar nuestra completa atención y enfoque a aquello que nos puede estar perturbando. En otras palabras, reduce la fatiga mental, calma la mente e incrementa la creatividad. 

 

– Domina el trastorno de déficit de atención. Se trata de un trastorno caracterizado por problemas con la concentración, que puede llegarse a conllevar hiperactividad e incluso dificultad para controlar los impulsos. De acuerdo con Frances E. Kuo y Andrea Faber Taylor, exponerse a actividades al aire libre reduce significativamente los síntomas del TDA(H). 

 

– Estimula la capacidad intelectual. Además de quemar entre 400 y 700 calorías por hora, correr en el bosque ayuda a mantener las células nutridas y sanas. En un informe presentado por investigadores de la Universidad de Columbia  Británica se confirmó que ejercitarse al aire libre –de la naturaleza– mejora la memoria y la habilidad cognitiva, incrementando el volumen del hipocampo. 

 

– Se recomienda como tratamiento de apoyo para casos de estrés, ansiedad y depresión. Se le llama ecoterapia, y ayuda a reducir los niveles de los trastornos del estado de ánimo. El Instituto Golden Gate ha propuesto la ecoterapia mediante su programa Healthy Parks, Healthy People –Parques saludables, gente saludable.