*

X

Estos bongs de robots extraterrestres llegan a costar hasta 300 mil dólares

Psiconáutica

Por: Pijamasurf - 09/23/2016

Los bongs también son cooptados por el mercado del arte que ha fumado mucho verde y ahora se elevan a piezas para coleccionistas

Estas figuras están dirigidas a excéntricos coleccionistas de arte de cristal soplado o millonarios aficionados a sustancias psicodélicas, que pueden pagarse "pipazos" en bongs de miles de dólares para condimentar sus experiencias. El siguiente "bong-escultura" de un robot extraterrestre que amamanta a dos tiburones alcanza los 300 mil dólares, probablemente el más caro del mundo.

 

La galería Grey Space Art de Nueva York es la responsable subvertir el mercado de los bongs, los cuales estaban contentos priorizando la función sobre la forma. Recientemente en esta galería se llevó a cabo una expo con bongs y pipas de cristal que oscilaban entre los 20 mil y los 300 mil dólares. Esta galería se precia de "elevar el mercado del arte emergente", coqueteando con una broma y un millón de dólares al mismo tiempo. Al parecer, una combinación de las dos grandes burbujas, la creciente economía de la cannabis y el arte que se ha convertido más en marketing que en creación estética. El siguiente bong metralleta cuesta 60 mil dólares.

Y este invasor extraterrestre alcanza los 30 mil dólares:

 

Te podría interesar:
Una retrospectiva a lo que puede llamarse "una edad de opio": elegancia, decadencia, seducción arrabalera, las cuevas del dragón de la adormidera

Antes de que se pusiera de moda el "heroin chic" existió el glamour decadente y voluptuoso del opio. Persiguiendo el "dragón" entre almohadas y deleites sensoriales, el opio en el siglo XIX y partes del siglo XX fue la droga de la lascivia, de la languidez, del dandismo y en general de la exploración al margen. Los fumadores lo mismo congregaban a las clases menos afortunadas, prostitutas, marineros y enfermos, como también a artistas y diletantes. Escribieron y experimentaron con la deliciosa corrupción del opio grandes artistas como Baudelaire, Oscar Wilde, Thomas de Quincey, Jean Cocteau y William Burroughs, entre otros. 

Las imágenes aquí presentadas fueron recopiladas por el sitio Messy Chic y abarcan toda una línea estética de los submundos, elegancia y perdición, la oscura atracción de la adormidera, ese sueño samsárico en el fondo de la pipa. 

Este pedigree del opio, una sustancia que produce caleidoscópicas y plácidas visiones debe, sin embargo, entenderse también desde la noción particular de que se trata de una sustancia que parece robar la voluntad de sus usuarios, haciendo que las insustanciales visiones celestes de campos de flores se conviertan en infiernos mucho más tangibles y duraderos.  

Lamentablemente el opio también tiene una historia muy sangrienta y opresiva, ligada a la guerra y al colonialismo, como ocurrió con Gran Bretaña y China y actualmente con Afganistán, el país donde más se produce opio en el mundo y que es controlado por Estados Unidos. Asimismo, en México, la violencia que ha sufrido el estado de Guerrero está ligada con la enorme producción de amapola de este estado. Correteando el sueño del opio, la humanidad ha sido devorada por el dragón de sus espejismos.