*

X

La luz es vida: el Sol originó la vida en la Tierra con tormentas solares, según científicos

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/13/2016

La luz del Sol, ¿una especie de semen cósmico?

Antiguos mitos de creación de diversas culturas relatan que el Sol no sólo ilumina la Tierra sino que es el origen de la vida, siendo el adre y la Tierra la madre, y al parecer podrían estar en lo correcto, según recientes investigaciones científicas.

De acuerdo con Vladimir Airapetian, experto en física solar de la NASA, en los albores de la Tierra la energía del Sol debió de alterar la composición de las moléculas de la atmósfera para calentar el planeta y permitir que se incubara la vida. 

En ese entonces --hace 4 mil millones de años-- el Sol sólo brillaba con 3/4 partes de la brillantez que vemos hoy en día, pero su superficie era más inestable y emanaba gigantes erupciones de plasma solar y radiación. Dichas explosiones parecen haber sido la fuente crucial para calentar la Tierra y acondicionarla para la formación de la vida. Estas erupciones solares, sugieren los científicos, debieron también de proveer la energía para que moléculas simples se transformaran en moléculas más complejas como el ADN y el ARN. Airapetian explica:

En ese entonces la Tierra sólo recibía cerca del 70% de la energía del Sol que recibe hoy. Esto significa que la Tierra debía de ser una bola de hielo. Sin embargo, sabemos que era un globo caliente de agua líquida. Llamamos a esto la Paradoja del Joven Sol Pálido. Nuestra nueva investigación muestra que las tormentas solares debieron de ser centrales en el calentamiento de la Tierra.

Los científicos de la misión Kepler de la NASA han encontrado estrellas parecidas a nuestro Sol que en sus primeros años emiten este tipo de violentas llamaradas (superflares) como las que vemos en nuestro sistema actualmente una vez cada 100 años o algo así, sólo que un sol joven puede producir hasta 10 al día. A esto se suma que en su juventud la Tierra tenía un campo magnético más débil, que dejaría entrar más eyecciones de masa coronal. Si las masas continentales estuvieran como ahora, se habrían producido auroras constantes mucho más lejos de los polos, a la altura incluso de Florida en Estados Unidos.

En ese entonces la atmósfera de la Tierra estaba compuesta por 90% de nitrógeno molecular, a diferencia del 78% de la actualidad. Las partículas de energía solar habrían chocado con una abundante resistencia de moléculas de nitrógeno; el choque habría descompuesto estas moléculas en átomos individuales de nitrógeno. El nitrógeno luego debió de haberse combinado con el oxígeno, formando un poderoso gas invernadero y preparando así  la sopa cósmica de la biogénesis. 

Hay una lógica sencilla y elegante en todo esto: el Sol calentó la Tierra y al recibir esta energía la materia llegó a un punto crítico del cual la vida pudo surgir, siendo la energía, la misma luz del Sol el nutriente cósmico esencial para la evolución biológica. Podemos también pensar en la energía del Sol como una especie de semen cósmico que inseminó a la Tierra, un inmenso huevo de agua caliente. De la alquimia del fuego y el agua nació la vida --esto es una imagen que existe en numerosas tradiciones religiosas. 

 

Te podría interesar:

Científicos encuentran lo que podría ser una especie de paraíso a 4 años luz de distancia

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/13/2016

¿El futuro viaje al paraíso en Alfa Centauri?

 Within the armor is the butterfly and within the butterfly—is the signal from another star.

Philip K. Dick

En Alfa Centauri, nuestro sistema estelar vecino, podría aguardar un planeta con condiciones casi paradisíacas para la vida, según han hallado científicos.

Para determinar lo que hace a un planeta habitable se consideran diferentes factores. Uno de ellos es el tiempo: se necesitan eones para que la vida eche raíces; esto en gran medida es determinado por el tipo de estrella que rige el sistema (estrellas más pequeñas usan su "combustible" de manera más eficiente y duran más). Además un planeta debe residir en lo que se conoce como la "zona habitable", la banda de espacio con la temperatura apropiada. Otro factor es el agua líquida, la cual se piensa que es un prerrequisito para la vida.

La estrella pequeña de Alfa Centauri tiene todas estas especificaciones y recientemente un grupo de investigadores ha descubierto un planeta de un tamaño que hace pensar que la vida en este planeta sería aún más abundante que en la Tierra. Con gran excitación, científicos del Harvard Smithsonian Center encontraron este flamante exoplaneta, 10% más grande que la Tierra, con un núcleo rocoso ideal para albergar vida orbitando Alfa Centauri B. Aunque algunos investigadores disputan los cálculos, de acuerdo con la revista New Scientist existe una importante esperanza de que la vida pueda estar muy cerca "en nuestro vecindario cósmico".

Aunque no haya vida aún en este planeta, de cualquier manera se postula como un prometedor candidato para la migración cósmica, seguramente liderada por pioneros transhumanistas y multimillonarios. Ya existe de hecho un proyecto apoyado por Stephen Hawking para viajar a esta estrella en la siguiente generación, con un acercamiento "estilo Silicon Valley". Una vez que destruyamos nuestro planeta (sinceramente queremos que esto sólo sea un poco de sarcasmo), quedará la posibilidad de "terraformar" este planeta e instaurar un paraíso futurista en el espacio.