*

X

Estos son los 4 tipos de amor según los griegos (y por qué es importante recordarlos)

Por: pijamasurf - 06/26/2016

Los griegos determinaron 4 frecuencias en las que vibra un mismo sentimiento: el amor

El amor, la abstracción más tangible de todas, es una fuerza que termina influyendo en una porción significativa de las decisiones que tomamos en la vida. Su presencia genera una cantidad indomable de causas y efectos a lo largo de nuestro camino. Tal vez, sólo por eso, sería bueno dedicarle algo de reflexión y tratar de entender cómo es que se manifiesta en nuestras vidas y cuáles son sus distintas frecuencias.

Es fundamental entender que el amor pulsa en distintas frecuencias que aunque en algunos episodios de nuestras vidas podrían llegar a confundirse en realidad son, aunque en esencia similares, puntualmente distintas. Y para esto, un buen comienzo es familiarizarnos con los cuatro tipos de amor que definieron los griegos. Más allá de que algunas propuestas les han añadido otros tres tipos de amor, estos cuatro ejes son más que suficientes para dibujar una cartografía amorosa sobre nuestro acervo amoroso-experiencial. 

Te sugerimos que pongas atención a las particularidades de cada tipo de amor y que procures aplicarlo a tu propio panorama, es decir, tratar de entender cuáles de tus relaciones amorosas (sea con parejas, amigos, familia, árboles o el universo) se ubican en cada una de las cuatro porciones (asumiendo que habrá algunas combinaciones): 

 

EROS

Un amor intenso, carnal y generalmente efímero. Algo tiene que ver con la idealización del momento, detonada por la pasión y el impulso del deseo carnal. El eros es en esencia sexual. Es el motor básico del sexo casual y las infidelidades. Bien canalizado --lo cual es muy difícil de lograr-- puede conllevar bondades místicas y espirituales.

 

STORGÉ

Un amor fraternal, comprometido y duradero. Generalmente se cultiva a lo largo del tiempo y en muchos casos implica una relación filial o una coincidencia añeja con alguien más. Hasta cierto punto es el epítome de la relación empática, un sentimiento protector y que detona la lealtad. 

 

PHILIA

Solidaridad, hermandad y amor por el prójimo son algunas de las premisas fundamentales de este tipo de amor. Es la máxima expresión amorosa frente a la otredad en general, y con frecuencia la philia sirve como motor para que un individuo busque el bien común (desdoblándose en aspectos como el respeto, la gentileza y la cooperación). 

 

ÁGAPE

Se refiere a la frecuencia más profunda del amor. Su vehículo es la pureza, la incondicionalidad e incluso la devoción. Esta forma de amor es universal, como el amor por una deidad, por la naturaleza o por la humanidad completa. El profesar este tipo de amor suele enriquecer a la persona y quizá sea parte de la esencia misma del ser humano –aunque a veces quede sepultada.  

Te podría interesar:

¿Cómo es una verdadera orgía sexual? Aquí 5 breves testimonios

Por: pijamasurf - 06/26/2016

Las orgías sexuales pocas veces tienen que ver con lo que te imaginas que es un evento de este tipo

Las orgías sexuales son uno de los acontecimientos más intrigantes para todos aquellos que no han participado en una. Esa casi violenta fusión de intimidad y colectividad, ese efusivo carnaval de fluidos corporales y el ejército de tabúes que pululan en torno al sexo, y aún más el sexo polígamo y simultáneo, bastan para alimentar al máximo el morbo y la curiosidad.

Curiosamente, en la red social de contenidos Reddit decenas de personas han estado compartiendo breves anécdotas sobre su participación en orgías. Así que con el ánimo de desmitificar un poco el asunto, te compartimos --no sin antes invitarte a leer estos cinco tips para tu primera orgía sexual-- siete de ellas:

Las orgías no están exentas de las leyes físicas, por ejemplo la gravitatoria:

¡Algo que siempre he pensado que hace un poco menos disfrutable al sexo es que las personas pesan! Los brazos se te duermen, las piernas, etcétera. 

A pesar de lo que crees, la mayoría de los participantes no tienen físicos especialmente deseables:

Es muy común que las personas usen máscaras en las fiestas de swingers. Pero esto no tiene que ver con el anonimato. 

Orgías VS agenda personal:

Lo emocionante se apagó después de unas cuatro ocasiones. Fue una experiencia maravillosa... pero la cantidad de esfuerzo y tiempo que requiere coincidir y organizar una es una pesadilla.  

Caos biológico:

Tantos aromas distintos, ninguno de ellos agradable y se intensifican conforme la orgía avanza. Miembros corporales quedan a mínima distancia de tu cara y muchas veces pertenecen al género al cual no deseas acercarte demasiado. Al final estas empapado de fluidos corporales de ambos géneros y tratas de no resbalarte con tantos condones usados en el piso. 

Elimina los escenarios épicos de tu mente:

Fue mucho menos parecido a las fiestas de Calígula y mucho más a personas promedio teniendo sexo sudoroso con puertas abiertas en una pequeña casa.