*

X

Por qué si trabajas más de este número de horas estás poniendo en riesgo tu salud (sin aumentar productividad)

Salud

Por: pijamasurf - 05/25/2016

Una serie de estudios revelan que trabajar mucho no mejora la productividad y sí empeora la salud significativamente

El estándar laboral en el mundo son 40 horas a la semana, 8 al día, en una semana de 5 días. Si bien existen obviamente variaciones y sociedades que tienen jornadas más o menos cargadas, esto se acepta como medianamente sano. En la práctica, claro que muchas personas acaban trabajando mucho más que esto, especialmente en la clase media y baja. Esto, sin embargo, según la ciencia podría ser un problema.

De una serie de investigaciones se pueden inferir los siguientes puntos:

-Trabajar más de 10 horas al día está asociado con un 60% de incremento en problemas cardiovasculares.

-10% de las personas que trabajan más de 50 horas reportan que esto les afecta en sus relaciones; cuando es más de 60 horas esto sube al 30%.

-Trabajar más de 40 horas está asociado con un incremento en consumo de alcohol y tabaco.

- Estudios muestran que después de 50 horas, el trabajo que se realiza suele ser deficiente.

- Sólo 23% de las compañías con horarios de trabajo normales tiene un nivel de ausencias superior a 9%; esta cifra escala a más de 50% de las compañías cuando se tienen jornadas laborales de más horas.

Y las estadísticas abundan: hay más lesiones, enfermedades, fatiga, estrés, etc. Es decir, al vivir para ganar más dinero o ser explotado por los sistemas corporativos se pone en riesgo la salud, de alguna manera eligiendo lo monetario por sobre el bienestar. 

Dicho todo eso, creemos que el énfasis no debe estar sólo en la cantidad de horas sino en la calidad y en las condiciones de trabajo. Una persona que trabaja en un proyecto que le gusta y además lleva una vida sana --no consume sustancias para trabajar, medita, tiene una vida social, etc.-- puede seguramente dedicarle por temporadas más de 40 horas a su trabajo sin muchos problemas. 

Te podría interesar:

Practica el desapego digital con tu ex en Facebook (según este estudio es importante hacerlo)

Salud

Por: pijamasurf - 05/25/2016

Practicar el desapego es un factor fundamental para llevar un proceso de ruptura sano y fluido

Desde que las redes sociales se convirtieron en algo así como una extensión de nuestro universo cultural, emocional y social debemos considerarlas como un importante ingrediente del desarrollo de una persona. Aunque aún tenga, por momentos, un algo de ridículo, el hecho es que nuestra vida digital juega un rol esencial en la realidad contemporánea y cómo tal, sería bueno dedicarle un poco de reflexión para desdoblar nuestro "yo digital" de manera responsable e inteligente. 

A propósito de la anterior reflexión, un estudio realizado por la psicóloga Tara C. Marshall en la Universidad Brunel del Reino Unido se propuso determinar los efectos de mantener relaciones con tu expareja en Facebook. Luego de analizar el caso de 464 personas, los resultados fueron contundentes: seguir siendo amigos en esta red social generalmente conlleva que estén mutuamente pendientes del otro y complica la separación. La vigilancia mutua en Facebook está relacionada con sentimientos negativos, estrés, deseo y extrañamiento de la expareja; tampoco favorece el crecimiento individual durante esta etapa. 

Entre los participantes de la investigación, 57% advirtió que no habían roto relación con su ex en Facebook y 46% admitió seguir intercambiando mensajes y comentarios con ellos. 

Recién publicamos información sobre otro estudio que postula que aquellas personas que fueron dejadas o "abandonadas" por su anterior pareja, generalmente salen fortalecidas por la experiencia y terminan más radiantes que nunca. Sin embargo, para que esto ocurra, para realmente tener una ruptura nutritiva, en la mayoría de los casos es necesario romper lazos, incluida obviamente nuestra relación vía redes sociales.

Así que si quieres honrar la ineludible impertinencia y procurar una separación saludable, practica el desapego también digital (un gesto similar a cuando los monjes budistas barren el mandala que minuciosamente, y con mucho esfuerzo, crearon antes).