*

X

Astrónomos descubren planeta en cuyo cielo se pueden observar tres soles

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/31/2016

En una galaxia muy lejana existe este planeta que orbita en torno a 3 estrellas distintas

La astronomía nos ha regalado imágenes sorprendentes de paisajes que exceden nuestra realidad y a veces incluso nuestra imaginación. Imaginar, por ejemplo, un planeta con temperaturas muy por debajo de los 0ºC o, por el contrario, donde cualquier metal de la Tierra se fundiría, pensar en atmósferas abigarradas llenas de gases tóxicos o en días que duran 58 de los nuestros (como en Mercurio), son posibilidades que nos hacen reflexionar sobre cuánto del universo es tan distinto a lo poco que conocemos.

Hace unas horas, científicos del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian anunciaron el descubrimiento de un exoplaneta que orbita en torno a tres estrellas.

El cuerpo celeste se catalogó como KELT-4Ab y según las observaciones es tan grande como Júpiter. La primera estrella que orbita es KELT-A, con un ciclo de traslación que se cumple cada 3 días. Por otro lado, las estrellas KELT-B y KELT-C se orbitan mutuamente en un período de 30 años, y a su vez giran en torno al planeta en una traslación que se completa aproximadamente cada 4 mil años.

Así, aunque se trata de un fenómeno poco usual, en el cielo de KELT-4Ab hay al menos un momento cada 4 mil años en el que se observa la coincidencia de tres soles, lo cual sin duda debe ser un espectáculo que habrá valido la espera.

Te podría interesar:

La NASA publica hermosa imagen de una onda superando la velocidad del sonido

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/31/2016

La agencia aeroespacial presume de un sofisticado método para capturar ondas de choque supersónicas: aquí el resultado

Cuando un objeto supera la velocidad del sonido perturba la atmósfera sobre la cual se desplaza y genera una dinámica similar a la de una explosión. Esta sería una explicación casi técnica de lo que demuestra la imagen que aquí vemos. La fotografía, publicada por la NASA y que documenta las ondas de choque generadas por la aeronave supersónica T-38C, fue captada por los Centros de Investigación de esta agencia en Armstrong y Ames.

Empleando al Sol de fondo para lograr mediante el contraste de luz una nítida imagen de la onda de choque, los investigadores de la NASA presumen de un novedoso método llamado "Background-Oriented Schlieren using Celestial Objects" (BOSCO), que sirve para evidenciar estas ondas de choque supersónicas. 

Pero independientemente de las bondades científicas implicadas en esta imagen, las cuales celebramos aún sin entenderlas, lo que llama nuestra atención es la condensación poética de un instante preciso, ese momento en el que una fuerza penetra un lienzo pocas veces asaltado (tal vez como la flecha del arquero zen que nunca yerra) y trasciende uno de los referentes fundamentales en nuestra medición del tiempo-espacio: la velocidad del sonido. 

dnews-files-2016-04-shockwave-670x440-160413-jpg