*

X

Comida adictiva: investigan restaurantes en China por utilizar cápsulas de amapola como condimento

Por: pijamasurf - 02/07/2016

Algunos restaurantes en China condimentan su comida con opio, según investigación

En algunos restaurantes en China la comida está siendo condimentada con opiáceos, según informa el New York Times. Autoridades chinas han encontrado por lo menos 36 establecimientos que emplean cápsulas de amapola  como ingrediente en sus alimentos. Las cápsulas están hechas de pericarpio seco de esta planta y contienen 20 diferentes alcaloides, incluyendo aquellos que se hallan en la morfina y la heroína.

Esta modalidad del opio es utilizado en la medicina china, pero es ilegal en la cocina y tenerla resulta en multas y detenciones para quien sea encontrado portando dichas cápsulas.

El New York Times informa que los restaurantes suelen poner estas cápsulas de amapola en las salsas, camufladas entre los diversos sabores que suelen contener (algunos de los cuales son por sí mismos un poco adictivos). Recientemente, para evitar que ello se descubra, se han empezado a mezclar con glutamato monosódico.

La industria alimenticia china ha vivido recientemente todo tipo de escándalos, luego de que se acusara a diversos restaurantes de reciclar aceites que pueden contener sustancias cancerígenas. 

La relación con el opio es aún más problemática, siendo el tema central de un par de guerras con el Imperio Británico, que exportaba grandes cantidades a China y que la dinastía Qing quería detener.

Te podría interesar:

La mujer que asistió a su propio funeral para hacer justicia

Por: pijamasurf - 02/07/2016

La historia ocurrió hace 1 año en Australia, pero la determinación de esta mujer es digna de conocerse

Noela Rukundo esperó a que salieran los asistentes al servicio fúnebre en su honor. Luego bajó del auto y encaró a su ahora exesposo, Balenga Kalala, quien preguntó: “¿Eres un fantasma?”.

“Sorpresa”, respondió Noela. “Sigo viva”.

La extraña escena tuvo lugar afuera de la casa que Noela y Balenga compartieron a las afueras de Melbourne durante los últimos 9 años de matrimonio. Momentos después llegó la policía para llevarse a Balenga detenido. ¿Bajo qué cargos? Pagar asesinos a sueldo para ejecutar a Noela.

La odisea de Noela comenzó 1 año atrás, cuando asistió junto a su esposo al funeral de su madrastra en su nativa Burundi. Un hombre la encañonó afuera de su habitación y la llevó vendada de ojos a un lugar lejano, donde el grupo de asesinos a sueldo le informó que su esposo les había pagado para asesinarla.

Noela Rukundo

Hubiera podido ser un crimen consumado de no ser por la extraña vuelta de tuerca moral de los asesinos, quienes le dijeron a Noela que no mataban mujeres ni niños; los asesinos la mantuvieron cautiva mientras cobraron los 7 mil dólares australianos del esposo y posteriormente la dejaron ir, proporcionándole un teléfono celular, llamadas grabadas con la voz de Balenga ordenando la ejecución, y otras evidencias incriminatorias.

Con ayuda de un pastor de su localidad, Noela pudo regresar a tiempo para confrontar a Balenga, quien se mostró aterrado, incapaz de articular palabra. El móvil del crimen no consumado habrían sido los celos del marido, quien creyó que Noela lo dejaría por otro hombre. Balenga pasará los próximos 9 años tras las rejas y Noela regresará con sus ocho hijos (tres de Balenga y cinco de su matrimonio anterior) y buscará casarse nuevamente, según comentó al Washington Post