*

X

La misteriosa cultura de los hombres que se visten como muñecas (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/18/2016

Hombres adultos, a menudo padres o esposos, que dedican su tiempo libre a vestirse y adornarse con costosa indumentaria prostética fabricada de manera casi artesanal

Hombres adultos, a menudo padres o esposos, que dedican su tiempo libre a vestirse y adornarse con costosa indumentaria prostética fabricada de manera casi artesanal: el mundo de los hombres que se visten como muñecas es una subcultura que fascina y repele por igual, y que por su misma naturaleza polémica ha sido relegada a un hermético círculo de adeptos y practicantes que poco a poco se amplía.

El documental My Strange Addiction: Men in Doll Suits (Mi extraña adicción: los hombres que se visten como muñecas), dirigido por Nick Sweeney, explora las vidas de personas como Robert (alias), un hombre de 71 años, vendedor de bienes raíces, que durante algunas horas cada semana deja paso a "Sherry", una voluptuosa rubia que va de compras y se toma selfies para nutrir su agitada red social. Y es que si las redes sociales han logrado conectar individuos y aficiones muy diversas, también permiten crear narrativas enteras para aspectos de la personalidad de una persona.

Robert tiene muy claro que Sherry sólo existe en el espejo cuando se viste como ella, pues "cuando estoy en modo masculino, en público, simplemente me mezclo". Pero cuando aparece Sherry, "te conviertes en una de las personas hermosas; atraes muchísima atención, y atención es algo que me ha faltado al envejecer hasta mi edad". No se consideran transgresores ni tienen un programa político muy claro; la salida del clóset, como cultura o subcultura, sigue construyéndose a través de la interacción real y del desarrollo de comunidades y redes sociales más discretas y exclusivas, hechas a la medida, como Doll's Pride.

La comunidad --que se denomina a sí misma "maskers"-- se reúne en un encuentro anual llamado Rubber Doll World Rendezvous, donde se tratan asuntos como la manera adecuada de comunicar a parejas o amigos sobre la pulsión de vestirse como muñecas de silicón, hasta talleres de mantenimiento y reparación de vestuario. Existen compañías como FemSkin que fabrican los trajes (un par de implantes nuevos pueden costar casi 2 mil dólares), lo que habla también de una bullente industria, donde la identidad, el género y los juegos de rol se dan la mano.

Te podría interesar:

Tolstói en su cumpleaños, leyendo pasajes de su obra y otros documentos audiovisuales inesperados

Por: pijamasurf - 01/18/2016

Internet preserva algunas joyas históricas sorprendentes, como estos registros del gran León Tolstói en momentos de su cotidianidad

tolstoi

Una de las cualidades más loables de Internet es que, hasta cierto punto, se le puede considerar otro momento del sueño humanista en torno a la generación y la preservación de conocimiento. La fantasía de tener una biblioteca universal tiene en Internet una de sus materializaciones más refinadas, pues a diferencia de lo que sucede con los recintos “reales”, en la red una vez que un dato llega, se multiplica y se mantiene circulando en esa especie de éter que es el mundo virtual. El conocimiento no es indestructible, ni siquiera en su forma digital, pero al menos parece estar un tanto más lejos del alcance del tiempo y de los censores que como sucede con los materiales físicos.

Como prueba de ello, recientemente el blog de la editorial argentina Eterna Cadencia publicó una breve recopilación de videos cuya existencia sorprende casi tanto como su conservación.

Se trata de escenas protagonizadas nada menos por León Tolstói, el legendario escritor ruso que aunque asociamos casi inmediatamente al siglo XIX (al lado de esa camada brillante completada por Dostoievski, Gógol y Chéjov), en realidad sobrevivió a los primeros años del XX, con lo que alcanzó la invención de máquinas que registraron su voz y su imagen en movimiento.

Tanto las escenas como el audio son sin duda increíbles y, en ese mismo sentido, algo tienen de fantasmagóricas, como si se tratara de una presencia surgida de pronto de un pliegue imprevisible del tiempo, una fractura en la historia que nos devuelve por un momento algo que creíamos ausente para siempre del mundo.

 

El cumpleaños de Tolstói

"Sofya (recogiendo flores en el jardín), su hija Aleksandra (sentada en el carro con una blusa blanca), su ayudante y confidente, V. Chertkov (hombre calvo con barba y bigote) y estudiantes. Fue filmado por Aleksandr Ósipovich Drankov en 1908"

 

 

El entierro del escritor

 

 

Tolstói lee fragmentos de su Calendario de sabiduría en inglés, alemán, francés y ruso

 

 

"El poder de la infancia"

(Uno de los audios sobrevivientes que Tolstói grabó en el fonógrafo que le obsequió Thomas A. Edison)

 

También en Pijama Surf:

León Tolstói sobre cómo el Estado nos enajena (y cómo liberarnos de su influencia)

Tolstói aprendió a andar en bicicleta a los 67: ¿a ti qué te falta por aprender?

¿Por qué tomamos sustancias para embrutecernos? León Tolstói en un argumento memorable