*

X

Algoritmo creado por el MIT te dice qué tan memorable es tu selfie

Por: pijamasurf - 12/17/2015

¿Quieres probar la "memorabilidad" de tus fotografías con esta herramienta que el MIT creó para cualquier usuario?

Screen Shot 2015-12-17 at 7.33.34 PM

Hoy que las fotografías son una de las más valiosas divisas dentro del flujo de intercambio de las redes sociales y un rubro en el que las selfies ocupan un lugar especial, resulta pertinente cuestionar la calidad y trascendencia de nuestras fotos. Más allá de disparar la cámara de nuestros teléfonos móviles y, como autómatas, compartirlas en la miríada de redes en las que participas, quizá sería bueno detenerte un instante y contemplar tu propio material. 

¿Pero qué criterios serán los ideales para juzgar nuestras propias fotografías? ¿Cómo saber si nuestra última selfie trascenderá al menos un poco en la memoria de nuestros amigos y demás usuarios que se encontraron con ella en el caudal digital? Un algoritmo creado por el Computer Science and Artificial Intelligence Lab (CSAIL) presume tener la capacidad de determinar el nivel de "memorabilidad" de las fotos. Lo mejor de este experimento es que incluye una herramienta en línea, LaMem, disponible para todos y a la cual puedes subir imágenes y obtener una puntuación. 

Tal vez en realidad no importe el nivel de trascendencia de tus fotografías, tal vez sí, pero en todo caso la posibilidad de confirmar que estamos puntualmente actuando como inseminadores del imaginario colectivo, en este caso a través de imágenes que capturamos y luego compartimos, sin duda tiene algo de fascinante. 

 

Prueba aquí la memorabilidad de tus fotos

Te podría interesar:

El absurdo y fascinante poema de Lewis Carroll que seguramente no conoces

Por: pijamasurf - 12/17/2015

Escrito en 1874, narra las aventuras de 10 personajes inexistentes en busca de un animal legendario, el Snark

hj

"The Hunting of the Snark, an Agony in Ten Fits" ("La caza del Snark, agonía en ocho estrofas") es un poema largo escrito por Lewis Carroll en 1874 y publicado en 1876 por Macmillan Publishers. Se trata de la narración humorística de un viaje protagonizado por personajes irreales que viven peripecias ilógicas y disparatadas mientras buscan a un animal fantástico para capturarlo. La primera edición tenía ilustraciones de Henry Holiday, con quien Lewis trabajó durante un tiempo para crear los dibujos que acompañarían al poema y su portada.

Esta pieza, que comparte los nombres de algunos personajes con el poema "Jabberwocky" (contenido en Alicia a través del espejo), tuvo un gran éxito comercial; fue reimpreso 17 veces entre 1876 y 1908. "The Hunting of the Snark" también hace uso de algunas crasis —palabras que nacen de la unión artificial de otras dos— que el escritor ya había utilizado en obras anteriores, como por ejemplo: outgrabe, frumious, uffish, bandersnatch y jubjub, entre otras; los dos últimos términos nombran animales fantásticos que habitan en obras previas de Carroll. 

Dedicada a los niños más queridos por Carroll, esta muestra de lírica sinsentido narra el viaje en busca de la criatura llamada Snark de 10 personajes inexistentes, cuyos nombres empiezan con la letra b: Boots (“botas”), Bellman (“botones”), Bonnet Maker (“sombrerero”), Barrister (“abogado”), Broker (“corredor de bolsa”), Billiard-Maker (“encargado de un salón de billar”), Banker (“banquero”), Butcher (“carnicero”), Baker (“panadero”) y Beaver (“castor”). Guiados por un mapa en blanco, estos seres cruzan el océano para llegar a una isla llena peñascos y abismos, habitada por animales fantásticos.

Durante la cómica travesía, narrada en versos pareados, los viajeros tienen toda clase de incidentes, como desapariciones misteriosas, sueños incoherentes y encuentros fantásticos. Al final es Baker quien encuentra al Snark, pero cuando éste avisa a sus compañeros y todos llegan hasta el lugar donde se encuentra, el personaje desaparece repentinamente, al igual que el misterioso animal —descrito en el poema como un ser ambicioso que, si lo comes, tiene un gusto magro pero crujiente, al que le gusta dormir hasta tarde, desayuna a las 5 de la tarde y es lento para hacer bromas. Según el poeta, algunos Snarks tienen plumas y muerden; otros tienen bigotes y rasguñan.

Carroll solía afirmar que no sabía el significado de su poema, pero en una carta aceptó que se trataba de una alegoría sobre la búsqueda de la felicidad. Algunos críticos han encontrado en este poema un símbolo de la ansiedad existencial, un reflejo de la sexualidad reprimida del escritor, una alegoría de la tuberculosis (pues, mientras escribía el poema, Carroll cuidó durante 6 semanas a su sobrino y ahijado que luchaba contra esta enfermedad) o una burla del caso Tichborne, juicio legal que llamó la atención de la Inglaterra victoriana en las décadas de 1860 y 1870 y que terminó en el encarcelamiento por fraude de un hombre que clamaba ser el heredero del Barón de Tichborne.

"The Hunting of the Snark", que ha inspirado óperas, obras de teatro y piezas musicales, podría recordarnos a la persecución y búsqueda de los marineros en la famosa novela de Herman Melville, Moby Dick y, por supuesto, a la fiesta del té del sombrerero loco y los disparatados discursos del gato de Cheshire en Alicia en el país de las maravillas. A pesar de que algunos críticos afirmaron en su momento que este poema reflejaba la decadencia del autor, esta narración trata de un viaje que puede hablarnos de algunas búsquedas de la vida misma, aquello que persigues durante mucho tiempo y se desvanece en el momento en que lo encuentras.