*

X

Sextape: exquisitos soundtracks de la era dorada del porno vintage

Por: pijamasurf - 11/02/2015

Horas y horas de música de las películas clásicas del porno setentero

vintageporn

Parte de la mística de los filmes pornográficos reside en la música: aunque sólo funcione como una introducción (no pun intended) a la escena, desde los años 70 la música de las pelis porno tiene un "algo" caricaturesco, kitsch, sensual a su modo, que es muy reconocible.

Productores como el francés Drixxxé o el estadunidense Spaziale se han dedicado a compilar y hacer nuevas mezclas de soundtracks porno con influencias disco setenteras, bossa nova, funk y jazz. Los tracks originales vienen de clásicos del cine para adultos como la mítica serie Emanuelle, Odyssey, Le Sex Shop, Madame Claude Black Lolita, donde no es raro encontrar aportaciones de nombres como Serge Gainsbourg, por ejemplo . 

Cabe mencionar que muchos de estos filmes no eran tan "hardcore", pero su producción tenía algunos detalles que la industria para adultos ha descuidado con el tiempo, como la música. Se trata de una breve muestra de música hecha para acompañar sensuales imágenes, historias probablemente tontas hechas para tiempos más ingenuos, pero que no ha perdido nada de su encanto setentero. Disfruten.

 

 

 

Te podría interesar:

Fantasmas soviéticos: fotografías de ruinas abandonadas de la URSS

Por: pijamasurf - 11/02/2015

La fotógrafa Rebecca Bathory viajó con su cámara al este de Alemania, Ucrania, Bulgaria, Hungría, la República Checa y Eslovaquia para retratar los vestigios de la URSS

Rebecca-Litchfield_Photography_9

Después de la muerte de Lenin en 1924 y el poder en manos de Stalin la URSS comenzó una macroindustrialización, una gran represión política y una economía centralizada que causó estragos al pueblo.  

En 1941, junto a sus aliados, Alemania invadió la Unión Soviética, con la que había firmado un “pacto de no agresión”, y en el 45, después de 4 años de brutal y sanguinaria guerra, la URSS resurgió victoriosa como un fénix.

Rebecca-Litchfield_Photography_6

Los aliados de Europa Oriental, junto con la URSS, involucrados en la Guerra Fría, prolongaron la lucha política e ideológica contra Estados Unidos y sus aliados de occidente, hasta que la Unión Soviética cedió debido a los disturbios políticos internos y externos y los problemas económicos que aquejaban al país.    

Desde 1945 hasta antes de su desintegración total en 1991 este Estado federal marxista-leninista dominó junto con Estados Unidos la agenda de la política global, los intercambios culturales, las operaciones militares, los avances científicos y los asuntos exteriores.  

De esta potencia mundial quedan recuerdos, algunos datos almacenados en libros y la memoria del cuerpo de las ciudades donde dicho Estado imperó.

Rebecca-Litchfield_Photography_5

Esta memoria de algún modo corporal (arquitectónica) es capturada por la fotógrafa Rebecca Bathory, radicada en Londres y también conocida como Rebecca Litchfield, quien viajó a través de la antigua Unión Soviética para capturar imágenes de inquietantes ruinas abandonadas para su libro Soviet Ghosts (Fantasmas soviéticos).

En las imágenes aparecen hospitales en descomposición, prisiones, estaciones de espionaje y asilos, y parecen evocar una sensación extraña, fúnebre, de una especie de abandono macabro.

Rebecca-Litchfield_Photography_10

Igual que los tatuajes sobre la piel, estas imágenes muestran la piel de las paredes abandonadas y descascaradas en arquitecturas que han quedado dispuestas como cuerpos petrificados y muertos, los vestigios de una época de poder y efervescencia política.

Durante su viaje por carretera, Bathory visitó lugares como el este de Alemania, Ucrania, Bulgaria, Hungría, la República Checa y Eslovaquia.

Rebecca-Litchfield_Photography_3
Rebecca-Litchfield_Photography_4
Rebecca-Litchfield_Photography_7
Rebecca-Litchfield_Photography_8
Rebecca-Litchfield_Photography_1