*

X

La realidad del "turismo romántico" o la prostitución de los hombres en Kenia (FOTOS)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/20/2015

Las personas en la búsqueda de esta complicidad se permiten reconocer, a través del espejeo del otro, sus propias necesidades como seres sexuales interdependientes

Hablar acerca de la prostitución nunca es menester sencillo, ya que requiere de la valoración adecuada de un enfoque cosmogónico acerca del erotismo, los vínculos afectivos, el género e inclusive la reproducción. Y es que es un tema que necesita no sólo rigor, pues es también un proceso que determina creencias, actitudes, sentimientos y conductas asociadas a nuestra respectiva sexualidad. 

Basta con echar un vistazo a la diversidad sexual que existe en este mercado para comprender la importancia de esta reflexión: los proveedores de tan exquisito placer pueden variar entre mujeres y hombres heterosexuales, homosexuales, transgénero, transexual, practicantes de BDSM y acompañantes no sexuales, entre otros (y más). Prácticamente es un coctel de gustos que satisfacen las necesidades más básicas del ser humano, tanto físicas como psíquicas. Por lo tanto, al indagar un poco en el tema, nos sorprendemos con el descubrimiento de mitos internos que terminan influyendo en nuestra percepción como seres sexuales interdependientes. 

Esto probablemente cambie en relación con lo que realmente significa la compañía de un conocedor en temas del amor erótico, en la volatilidad del deseo sexual expresado a través de las fantasías según el sexo (hombre o mujer), etc., y que puede definirse como el genuino deseo de una compañía más allá de la interacción sexual, de un espejo psíquico como seres que comparten el continuum del gregarismo y afectividad, de una intimidad vulnerable entre dos miradas que reflejan necesidades en común. 

Por lo tanto, las personas en la búsqueda de esta complicidad se permiten reconocer, a través del espejeo del otro, sus propias necesidades como seres sexuales interdependientes. En especial si forman parte de minorías ignoradas con sus propios deseos de afecto, tales como las personas de la tercera edad. ¿Por qué no, tras tantos años de vivir en compañía, de gozar (o no) de una sexualidad latente y permitida (o a veces), aceptar que continúen experimentándola con una mayor sabiduría de su cuerpo y emociones? 

De ese modo nace el romance tourism, el turismo establecido en Mombasa, Kenia, donde las mujeres mayores pagan por la compañía de un joven habitante de la ciudad. A diferencia de la sexualidad completamente erótica entre un cliente hombre heterosexual y una chica, además de una mera erotización del cuerpo masculino y una emotización en la psique femenina, en la relación del turismo “romántico” lo principal es el descubrimiento de los deseos de la clienta en búsqueda de su propio bienestar. O al menos eso transmiten las fotografías de Sofie Amalie Klougart.

 

 

 

 

 

Te podría interesar:
¿Cuánto dura la juventud? 10 años, responden los especialistas

 familia-numerosa

¿Cuánto dura la juventud? 10 años, responden los especialistas. El referente de 15 a 24 años para delimitar la población joven fue adoptado por la ONU a partir del año 2000. 

Aproximadamente mil millones de jóvenes viven en el mundo hoy. Eso significa que una persona de cinco, aproximadamente, tiene entre 15 y 24 años, o que 18% de la de la población global son jóvenes, y los niños (5-14) comprenden el 19.8%.

Aunque no hay una edad establecida para ser padre, ser padre joven marca la existencia para siempre, ese proceso lleva a que más jóvenes tengan carreras cada vez menos exitosas, lo que trastoca, además, la estabilidad de las uniones. El efecto negativo de ser padres jóvenes enfatiza las desigualdades socioeconómicas previas entre hombres y mujeres.

Los jóvenes escogen  entre  opciones a su alcance (y si no hay trabajo y educación digna) la posibilidad de formar una familia (aunque no casarse), y tener hijos muchas veces favorece la consolidación de la pareja.

En una investigación que hizo un seguimiento de trayectorias de vida de personas de 12 a 42 años de edad se constataron las repercusiones de lo que implica hacerse padre "antes de tiempo". Los especialistas consideran a la maternidad temprana antes de los 18 años de edad y la paternidad antes de los 20.

Algunas  personas declararon desear un hijo para tener compañía, por la sensación de soledad ante una sociedad que les ofrece pocas oportunidades y limita sus posibilidades.

En ocasión del Día Internacional de la Juventud, declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas para conmemorarse cada 12 de agosto, se señaló que socialmente hay más aceptación y valoración de la familia, la pareja y la paternidad.

Muchas veces el rol familiar invita a los jóvenes a formar una familia, aunque cada vez con más frecuencia ocurre que la pareja recién formada se quede en casa de los padres. En zonas rurales la migración es a la casa de él, mientras que en la ciudad es a casa de ella.

Global Tabla_poblacion_juvenil

 

La mayoría de los jóvenes del mundo viven en países en vías de desarrollo (casi 85%), con aproximadamente 60% en Asia solamente. El 23% restante vive en las regiones en vías de desarrollo de África, América Latina y el Caribe. Para el año 2025, el número de jóvenes que vivirán en países en vías de desarrollo crecerá en un 89.5%. Suena lógico y necesario vislumbrar asuntos de juventud en la agenda de vida y en la agenda de desarrollo en cada población.

El efecto negativo de la paternidad temprana en los varones es igual, independientemente de su generación y sector social, pero no ocurre así con las mujeres. En ellas es importante observar la generación a la que pertenecen, y aun su estrato social. Por ejemplo, para las de sectores bajos la pobre escolaridad limita las oportunidades laborales, al tiempo que tienen que cuidar a los hijos; si su estrato es alto, logran recuperarse y no tener la trayectoria más desfavorable.

¿Qué edad es la indicada para ser padres?