*

X

Actores de porno tendrán que usar goggles protectores en filmaciones

Salud

Por: pijamasurf - 05/31/2015

Actores tendrán que usar goggles para evitar ser lastimados por eyaculaciones y emisiones patógenas

goggles

Más allá del condón, la regulación del porno en California ha emitido un comunicado en el que se hace obligatorio el uso de goggles protectores durantes las filmaciones. La norma protectiva explica que en las escenas en las que se puede anticipar  OPIM-STI el empleador debe garantizar protección para los ojos sin costo para sus empleados. OPIM-STI son las siglas en inglés para "pre-eyaculación, eyaculación, semen, secreciones vaginales, materia fecal, secreciones rectales o secreciones de heridas que potencialmente podrían estar infectadas de patógenos sexualmente transmitidos". La norma señala:

El equipo de protección será considerado apropiado sólo si impide que pase la sangre o el OPIM-STI o que llegue a los ojos, boca y otras membranas mucosas, bajo condiciones normales de uso y por la duración del tiempo en la que el equipo protector será usado.

Como siempre el lenguaje legal es un poco intrincado, pero básicamente esto significa que las producciones de pornografía deberán usar protección en la cara también en las escenas de clímax o de fetiches. Es probable que el porno logre evitar que veamos escenas siempre con actores usando goggles, como evita también el uso de condones, pero podría también convertirse en una nueva moda.

 

 

Te podría interesar:

Científicos encuentran "eslabón perdido" que conecta el sistema inmune con el cerebro

Salud

Por: pijamasurf - 05/31/2015

Increíblemente, se observan por primera vez vasos sanguíneos desconocidos que conectan al sistema inmune con el cerebro humano

 

missinglinkf

 

Si bien sabíamos que existe un mecanismo de afectación entre el cerebro y el sistema inmune, por décadas se ha enseñado anatomía sin precisar cómo es que esto ocurre. Una importante investigación realizada por la Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia ha encontrado el eslabón perdido para establecer esta conexión. Los investigadores hallaron vasos sanguíneos que, asombrosamente, no habían sido detectados en el mapeo del sistema linfático. El descubrimiento puede tener numerosas aplicaciones para tratar enfermedades neurológicas como el Alzheimer, el autismo o la esclerosis múltiple, todas las cuales tienen un fuerte componente de inflamación que las vincula con el sistema inmune. 

El hallazgo muestra que "el cerebro es un tejido que está conectado al sistema inmune periférico como todos los órganos a través de los vasos linfáticos meníngeos", dijo el profesor Jonathan Kipnis. Esto permite modificar la forma en la que se percibe la interacción neuroinmune y abre las puertas para una nueva mecánica en el tratamiento. Un ejemplo de esto es el Alzheimer, enfermedad en la que se acumulan trozos de proteína en el cerebro que, Kipnis cree, no son eliminados apropiadamente por estos vasos linfáticos.

Estos vasos sanguíneos estuvieron ocultos hasta el desarrollo de un nuevo método de observación. "Pudimos localizar los vasos después de que Louveau desarrollara un método para montar meninges de un ratón --las membranas que recubren el cerebro-- en una sola imagen de modo que pudieran ser examinadas en su conjunto", explica Kipnis.

Esta conexión entre el sistema inmune y el cerebro debe sumarse a otros estudios que muestran una afectación bidireccional en la que el cerebro afecta también y es capaz de producir un mal funcionamiento del sistema inmune y, por ende, de diferentes partes del cuerpo. Según el doctor Steve Cole, de UCLA, experiencias negativas como un diagnóstico de cáncer, la depresión, el estrés, el trauma o el bajo estatus socioeconómico pueden afectar el perfil inmunológico de una persona, mientras que “las experiencias de felicidad y la percepción de esas experiencias en nuestro cuerpo” también producen cambios en nuestros mecanismos biológicos, en sentido opuesto. Cole cree que las experiencias positivas son capaces de “remodelar nuestra composición celular”. Esta conexión mente-sistema inmune se extiende también al ambiente: “La vieja forma de pensar era que nuestros cuerpos eran entidades biológicas estables, fundamentalmente separadas del mundo externo. La nueva forma de pensar es que hay mucha más permeabilidad y fluidez… nuestro cuerpo es literalmente producto del ambiente”.

Más sobre la fascinante conexión entre el sistema inmune, el medio ambiente, la mente y las enfermedades