*

X

Frutas iluminadas por dentro se convierten en espectaculares objetos cósmicos (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 03/12/2015

Fotógrafo rumano se da a la tarea de hacer que las frutas brillen. Los resultados son bastante interesantes

smiths-13.jpg__1072x0_q85_upscale

La luz interior es la serie fotográfica del artista rumano Radu Zaciu, motivada por el feliz accidente de que en alemán la palabra para un foco de luz, glühbrine, se traduce como "pera brillante". Esta coincidencia rindió fruto y, literalmente, Zaciu hizo que una pera y otras frutas brillaran. 

En el proceso del experimento de iluminación frutal, Zaciu descubrió que cada fruta (y en algunos casos, verduras) emite una luz particular. Así, tenemos coliflores que parecen ser augurios del Apocalipsis, papas solares o lechugas que parecen ser planetas de un sistema estelar distante.

Ver más fotos

 

potato.jpg__1072x0_q85_upscale

Papa germinada evoca manchas solares

 

lechuga-smiths-4.jpg__1072x0_q85_upscale

Una resplandeciente lechuga de elegante sinuosidad

 

kiwi-smiths-5.jpg__1072x0_q85_upscale

Los finos pelambres del kiwi, como un mar astral

 

fresas

Fresa iluminada

 

Te podría interesar:
Experto explica el inusual fenómeno de un arcoíris cuádruple recientemente captado por una mujer en Nueva York

CDHE0hUVEAAYA56

Hace unos día, Amanda Curtis tomó esta imagen en una estación de tren en Long Island, Nueva York. La subió a Twitter y el arcoíris cuádruple no tardó en viralizarse, aunque dejando algunas dudas sobre su autenticidad.

Un experto en fenómenos atmosféricos explica en el Washington Post que la imagen no ha sido alterada y señala que es un ejemplo de la combinación de un arcoíris primario y otro secundario (fenómenos comunes) ocurriendo en conjunto con sus contrapartes de luz reflejada.

Un arcoíris secundario involucra dos refracciones internas de la luz del Sol dentro de gotas de lluvia, lo que revierte la secuencia de colores (en este caso rojo adentro y violeta afuera). Usualmente podemos ver esta porción de los arcoíris por encima del horizonte, ya que no hay suficiente densidad de gotas de lluvia entre el observador y el suelo para que se vea el arcoíris debajo del horizonte.

Para que se presenten los mucho más raros arcoíris reflejados que se muestran en esta espectacular foto, debe haber una superficie grande lisa y vidriosa de agua detrás del observador. Esa superficie de agua refleja el Sol, por lo que se genera una fuente de luz solar secundaria. Este Sol reflejado... crea un segundo arcoíris primario y un segundo arcoíris secundario en los lados opuestos del cielo al Sol, pero el centro de estos arcoíris de luz reflejada aparece por encima del horizonte. La geometría dicta que los arcoíris regulares y los de luz reflejada se unirán en el horizonte, como muestra la foto.