*

X

La noche nunca es sólo la noche: time-lapse descubre la bioluminiscencia oculta de un bosque

Por: pijamasurf - 12/26/2014

Un ejercicio fílmico y también ecológico que nos revela los trazos sutiles de luz que irrumpen en medio de la oscuridad de un bosque

 

Quizá hayas visto antes imágenes o videos de especies bioluminiscentes, pero estamos casi seguros que nunca uno como este.

En el time-lapse que ahora compartimos, Friedrich van Schoor y Tarek Mawad realizaron un novedoso ejercicio fílmico en el que esta propiedad de ciertas plantas, animales, insectos y hongos queda al descubierto pero de una forma más bien sorprendente: como si se tratara de pincelazos lumínicos que interrumpen por un instante la aparente solidez impenetrable de la noche.

El resultado es un documento a un tiempo artístico y ecológico, pues hace converger en la admiración la experiencia estética y el impulso de conservar estas maravillas del mundo que habitamos.

Te podría interesar:

Zdzisław Beksinski, o pintar el oscuro rostro de los sueños (FOTOS)

Por: pijamasurf - 12/26/2014

El arte de Beksiński no estaba hecho para ser desmenuzado críticamente, sino experimentado sensorialmente con los ojos del sueño: una realidad ajena que la minuciosidad vuelve tangible

Zdzislaw-Beksinski-theginpalace.com_

¿Qué tipo de obra saldría de un hipotético híbrido entre Leonora Carrington y H. R. Giger? A pesar de que la obra del polaco Zdzisław Beksiński fue desarrollada entre la década de los 60 y 90 del siglo pasado, su pasión milimétrica por el detalle, su enarbolada minuciosidad para retratar la sombra del sueño, en fin, más allá de la técnica, su capacidad para ver el espejo lúcido del "otro lado", lo vuelve cercano al surrealismo de principios de siglo.

Pero Beksiński desconfió toda su vida de los exégetas. Autodidacta y experimental desde joven, en su madurez afirmó: "Deseo pintar como si fotografiara sueños". Su aversión a las etiquetas fue tal que decidió no dar título a la mayoría de su trabajo, para no cooptar el significado.

Zdzislaw-Beksinski-theginpalace.com-21

A pesar de que sus atmósferas están llenas de paisajes yermos, reverberantes de esqueletos tocando trompetas con sus propios dedos, y rostros sin facciones, descarnados y melancólicos, el trasfondo es extrañamente optimista: no es necesario buscar demasiado en los cuadros de Beksiński para encontrar una inesperada fuente de luz, un ave roja, un elemento ordenador que nos hace partícipes de lo observado desde el asombro. Es una forma de humor hermética, como la sonrisa enigmática del loco o del sabio.

Tímido y reservado, se dice que Beksiński ni siquiera asistía a sus propias inauguraciones, a pesar de haber contado con el favor de la crítica y el público desde sus comienzos. Su fin trágico (fue apuñalado por un adolescente en su propio departamento en 2005) no debería ensombrecer una obra que trata sobre las posibilidades de la luz en el fondo de la oscuridad humana: facciones sin rostro, gestos sin carne, lo que vería un sueño si se mirara a sí mismo en el espejo.

Zdzislaw-Beksinski-theginpalace.com-5

Zdzislaw-Beksinski-theginpalace.com-4

Zdzislaw-Beksinski-theginpalace.com-3

080-93tcb

089-sdD67

098-IE0cl

022-IuKo8

005-OkRjS

016-4AVu9

002-fKJxI

012-jxMFq

001-JK0Ii

011-chRDt