*

X

Películas indispensables para todo estudiante de filosofía (VIDEO)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 11/03/2014

Películas que hablan sobre la vida de filósofos, películas que tratan temas filosóficos y películas basadas en el trabajo o los libros de filósofos

La emergencia del cine ha estado ligada, desde sus inicios, a las grandes preguntas filosóficas. Incluso podría decirse que Kubrick o Hitchcock han sido verdaderos filósofos del cine, problematizando los aspectos técnicos como parte de la importancia de contar una historia, tal como Walter Benjamin hizo con respecto a la fotografía como arte propio de la modernidad.

El filósofo Matt Whitlock compiló una lista de las 44 películas esenciales para el estudiante de filosofía, tal vez consciente de que una lista que supone un criterio de selección se encuentra en la encrucijada de la crítica y la recomendación: del entretenimiento como arma del pensamiento, así como el lugar privilegiado del espectador en el drama de su propio tiempo, el cual se desarrolla desde y hacia la gran pantalla.

Tal vez por eso el filósofo Slavoj Žižek aparece en dos de las categorías en las que Whitlock organiza su selección: se trata de un pensamiento en la bisagra de lo panfletario y la indescifrable jerga del académico, todo contado con atuendo de payaso. Žižek! es una extraña y prematura biopic dirigida por Astra Taylor, y The Pervert’s Guide to Ideology un manifiesto cinematográfico y una comedia romántica del comunismo y el capitalismo, además de la historia del cine desde el punto de vista de la crítica de la ideología. Taylor también incluye a Žižek en The Examined Life, junto a Avital Ronell, Peter Singer, Michael Hardt, Judith Butler, Sunaura Taylor, y Cornel West.

Las categorías propuestas por Whitlock no son perfectas, pero están bien planteadas: películas que hablan sobre la vida de filósofos, películas que tratan temas filosóficos y películas basadas en el trabajo o los libros de filósofos.

En cada una de ellas encontraremos películas que todos hemos visto y otras cuya existencia desconocíamos. Como decía Calvino respecto a los libros clásicos, podríamos pensar que una película se vuelve clásica cuando podemos regresar a ella para seguirnos haciendo una pregunta con respecto a nuestras vidas. Son películas que siguen siendo pertinentes no importa cuándo, y a las que se puede volver siempre para retomar una conversación inacabable.

Nuestra selección es la siguiente, pero puedes consultar el dictamen completo aquí.

*NOTA ACTUALIZADA EL 27 DE ENERO DE 2018*

 

Películas sobre filósofos

Zizek!, Astra Taylor (2005)

 

Examined Life, Astra Taylor​ (2008)

(Fragmento)

 

Derrida, Kirby Dick, Amy Ziering (2002)

 

D'ailleurs, Derrida, Safaa Fathy (1999)

 

Michel Foucault par lui-même, Philippe Calderon (2003)

 

Otras:

The Pervert's Guide to Cinema, Sophie Fiennes (2006)

The Pervert's Guide to Ideology, Sophie Fiennes (2012)

 

Películas con filósofos como personajes

El joven Karl Marx, Raoul Peck (2017) (August Diehl como Karl Marx) (Disponible en este enlace)

El día que Nietzsche lloró, Pinchas Perry (2007) (Armand Assante como Friedrich Nietzsche)

Los últimos días de Immanuel Kant, Philippe Collin (1996) (David Warrilow como Immanuel Kant)

El alquimista de la felicidad,  Abdul Latif Salazar (2004) (Abol Reza Kermani como Ahmad al-Ghazali)

Wittgenstein, Derek Jarman (1993) (Clancy Chassay como el niño Ludwig)

 

Películas que abordan temas filosóficos

Being John Malkovich, Spike Jonze (1999) – Subjetividad, identidad vs. alteridad

Eternal Sunshine of a Spotless Mind, Michel Gondry (2004) – La metafísica de la memoria

The Matrix, Hermanas Wachoski (1999) – Caverna platónica y el nacimiento del sujeto cartesiano 

The Truman Show, Peter Weir (1998) – Truman es un profeta desde dentro de la Caverna  

Gracias por fumar, Jason Reitman (2005) – El Estado corporativo utiliza retórica y sofística para mantenerse en el poder. ¿Qué pasa si desbalanceamos el discurso, aprendiendo a utilizar las armas del enemigo?

A Clockwork Orange, Stanley Kubrick (1971) – Teoría política, estado de control, anarquismo 

Pi: el orden del caos, Darren Aronofsky (1998) – La ontología de los números

Waking Life – La pregunta por la revolución es la pregunta por el sueño. Esta película es una escafandra al pensamiento crítico desde la órbita del sueño lúcido. Mírala online aquí.

Más extraño que la ficción, Marc Forster (2016) – El individuo auténtico

El séptimo sello, Ingmar Bergman (1957) – ¿Hacia una pulsión del absurdo?

 

Te podría interesar:
Un mismo patrón fractal une a diferentes organismos y los conecta con el origen de las formas universales

Screen shot 2014-11-21 at 5.42.31 PM

"Lo que la mente ve, cuando capta una conexión, lo ve para siempre", escribe Roberto Calasso en su libro Ka, sobre la filosofía de la India. En el origen están las conexiones, las correspondencias, las similitudes, las satam. Es por eso que los fractales nos fascinan: nos regresan a este estado de cognición primordial en el que podemos ver que las cosas tienen una relación formal que sugiere la posibilidad de que detrás del velo sean una sola cosa o que en su diseño revelen la firma del autor (los fractales, según Arthur C. Clarke, son la huella digital de Dios).

En este caso la forma fractal recurrente es aquella de la forma en la que crecen y se dispersan ciertos organismos, la energía y la información misma. Pero en esa dispersión está la pauta que nos permite regresar y ver el origen. Y la autorreferencia se vuelve transversal: descubrimos entonces que un árbol es una rama dentro de otro organismo o sistema analógico más grande.

En este secuencia de time-lapse vemos el crecimiento fractal del physarum polycephalum (moho de fango).

Esta especie unicelular de amiba, clasificada dentro del grupo de los protistas (una clase “de todo lo que realmente no entendemos”), por cierto, puede resolver laberintos, mimetizar los planos de una red de transporte hecha por el hombre y seleccionar la comida más sana de un diverso menú –todo esto sin tener un cerebro o un sistema nervioso. Lo que vemos creciendo ahí es en cierto sentido una mente exteriorizada, un hilo protopsíquico, tejido nervioso extracerebral.

 

Las efímeras y autorreferentes formaciones que hacen los relámpagos en el cielo son difíciles de captar –acaso por su naturaleza fugitiva, son más impresionantes todavía. Para darnos una idea de las formas fractales que generan las tormentas eléctricas en el cielo, Melanie Hoff, estudiante del Instituto Pratt en Nueva York, hizo este video en el que se muestra una descarga de 15,000 volts sobre una estructura de madera. 

Matemáticamente los relámpagos pueden considerarse figuras de Lichtenberg en 3D, las  cuales se forman en la bifurcación de descargas eléctricas. Estas figuras también son llamados "árboles eléctricos" por su parecido al crecimiento de ciertas ramas (la forma madre del helecho) y son consideradas estructuras fractales. Algunas personas que han recibido el impacto de un rayo exhiben figuras de Lichtenberg, que en ese caso son poéticamente llamadas "flores de relámpago".

 

[caption id="attachment_87097" align="aligncenter" width="600"]Dendrites01 Dendritas de magnaneso sobre una placa de musgo.[/caption]

Es curiosa la historia de la palabra dendrita, en griego "árbol", y que actualmente lo mismo significa la terminal de una neurona que recibe estímulos provenientes de los axones como la estructura ramificada en la que crecen algunos cristales y un tipo de fractal matemático dentro del conjunto de Julia. La dendrita es muchas cosas, pero vincula de manera inextricable al árbol (como organismo surtidor y arquetipo) con el fractal.

Dendrite

 

Científicos han notado una "autosemejanza estadística" en las células Purkinje del cerebro que describen como una dimensión fractal. Otro estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge mostró que las diferentes regiones del cerebro humano se sincronizan conforme a patrones fractales, esto es la cantidad de tiempo que diversas regiones trabajan al unísono --sincronizando sus ciclos-- es de naturaleza fractal y el tipo de conexiones que forman también es fractal, mostrando este mismo patrón de ramificación casi ubico en la naturaleza: en la electricidad, en el crecimiento y en la (auto)organización de la información. Los fractales son flores eléctricas (el proceso mismo de la ramificación es fractal).

neurons1

 

Aquí vemos una imagen magnificada de las conexiones neurales del hipocampo. Hay cierto aspecto arborescente entre los filamentos que se unen en el concierto eléctrico del cerebro. Todas las cosas tienen árboles adentro y se enraman o constelan. Dos verbos básicos del engranaje ubicuo, de la hiperconectividad fractal. Extrapolando la biología y la matemática a la filosofía, los fractales son vislumbres del entendimiento de la antigua máxima hermética de que el macrocosmos se refleja en el microcosmos (el hombre es un pequeño universo, se dice) y como es arriba, es abajo y como es adentro, es afuera. Para finalizar esta imagen de las conexiones neurales de una rata y los filamentos que unen a diferentes galaxias. ¿Sería demasiado osado decir que las galaxias también conforman un cerebro que se extiende por todo el universo, donde organismos como estrellas y planetas son sólo células?

Screen shot 2014-11-21 at 10.59.23 PM

Twitter del autor: @alepholo