*

X

Las 7 maravillas del futuro turismo lunar (FOTOS)

Por: pijamasurf - 10/25/2014

Si la exploración espacial comienza con turistas lunares, estos lugares son fuertes candidatos para formar parte de una guía turística de nuestro satélite

Nuestra luna está solamente a 384 mil kilómetros de distancia, un espacio mucho más modesto que el del planeta más próximo, Marte, que está 150 veces más lejos. Es por ello que la Luna seguramente será la primera parada de la "colonización" humana de otros planetas.

Es divertido especular cómo será dicha exploración, para no llamarla necesariamente "colonización": uno puede pensar que, por las condiciones del mundo en este siglo, tal vez habrá viajes de exploración que serán eco de los aventureros de los siglos XV y XVI por el mar, pero que en el futuro serán los turistas. Imagínense: visitar el lugar donde aterrizó el Apolo 11, los grandes mares secos, los valles helados... He aquí una somera guía para esos turistas futuros:

1. El cráter Peary

Está ubicado en el polo norte de la Luna y debe su nombre al explorador Robert Peary, el primero en alcanzar el polo norte de la Tierra. Debido a su posición respecto al Sol, la luz nunca llega al fondo del cráter, pero la luz azulina de la Tierra lo ilumina tenuemente en ciertos momentos. Algunos astrónomos le dan el nombre de "las montañas de la luz eterna" porque, a pesar de que el fondo nunca reciba luz directa, sus picos más altos siempre tienen iluminación.

The Seven Wonders of the Moon

2. El cráter Copérnico

No lejos del centro de la Luna, este cráter de casi 100km de ancho (similar en tamaño al parque Yellowstone en Estados Unidos) puede verse desde la Tierra con un buen par de binoculares. Rodeado de un halo de blancura, el cráter mismo se extiende en medio de una planicie oscura. Este cráter nunca se llenó de lava, y los picos que le sirven de corona se alzan a más de 1km de altura.

The Seven Wonders of the Moon

 

3. Monte Pico

De forma piramidal, el monte Pico se alza 2.4 kilómetros sobre la planicie circundante, y es parte de un anillo de montañas formadas por el impacto de un meteoro.

The Seven Wonders of the Moon

 

4. El gran valle Alpino

Similar a una cicatriz, el gran valle Alpino se extiende por 166 km de largo y casi 10 km de ancho, dividiendo un enorme sistema de montañas. El valle no es sino una fisura o grieta en la superficie lunar, casi una arruga.

The Seven Wonders of the Moon

The Seven Wonders of the Moon

5. Rupes Recta

Se trata de un gigantesco acantilado vertical que se alza sobre el terreno plano circundante, por lo que su localización es sencilla desde la Tierra. En ocasiones se le llama "vías del tren", por la forma paralela y recta (como su nombre en latín, que significa "acantilado recto") a través de 120km. Su altura oscila entre los 300 y 400m.

The Seven Wonders of the Moon

6. El cráter Aitken del Polo Sur

El mayor cráter de la Luna tiene 2,500km de diámetro y 13km de profundidad. Es uno de los cráteres más grandes del sistema solar, lo que equivale aproximadamente a 3/4 partes de la longitud de México. El cráter se formó debido al impacto de un asteroide hace 1 millón de años, y sólo es posible observarlo a través de una nave espacial.

7. El Puente Natural

En la Tierra, los "puentes naturales" son formaciones rocosas creadas como resultado de la erosión del viento o el agua, lo que en el caso de la Luna no es posible. Este puente fue creado cuando un tubo de lava colapsó en dos secciones, dejando un puente de 18m de largo y tan ancho como una autopista en su lugar.

The Seven Wonders of the Moon

The Seven Wonders of the Moon

 

Te podría interesar:

Artista ruso se corta la oreja para protestar contra el uso de la psiquiatría con fines políticos

Por: pijamasurf - 10/25/2014

La psiquiatría con fines políticos parece ser un rezago de la ex Unión Soviética que la Rusia moderna no ha exorcizado del todo

Pyotr Pavlensky on the wall of the Serbsky psychiatry   centre after he sliced off part of his earlo

Pyotr Pavlensky es un controversial artista ruso que se ha hecho famoso por sus mutilaciones rituales. En noviembre de 2013 se clavó el escroto a las losas de la Plaza Roja en Moscú como "metáfora de la apatía, la indiferencia política y el fatalismo de la sociedad rusa moderna", además de cubrirse en alambre de púas frente al palacio legislativo de San Petersburgo en protesta por la persecución de las activistas de Pussy Riot.

Su nueva ¿obra? consistió en una especie de homenaje a Van Gogh: desnudo y armado con un enorme cuchillo de cocina, Pavlensky trepó a la muralla del hospital psiquiátrico Serbsky el domingo pasado y se cortó el lóbulo de una oreja.

Su performance se inscribe en una protesta contra el gobierno ruso pues, como han observado observadores internacionales y Amnistía Internacional, se está regresando a las viejas prácticas soviéticas de prescribir internamientos psiquiátricos a disidentes como forma de neutralizarlos políticamente.

Pavlensky, cubierto de sangre, fue llevado a un hospital moscovita por la policía, donde los médicos afirmaron que contrajo neumonía. Pero el abogado de Pavlensky, Dmitry Dinze, negó que su defendido estuviese enfermo en una entrevista con The Guardian.

Este es el proceder estándar de las autoridades rusas según Pavlensky, quien el domingo pasado escribió en la página de Facebook de su esposa que la policía "está regresando al uso de la psiquiatría con fines políticos. Armados con diagnósticos psiquiátricos, el burócrata en bata blanca corta de la sociedad aquellas piezas que le impiden establecer el dictado monolítico de una norma singular y obligatoria para todos".

El hospital Serbsky es famoso por ofrecer diagnósticos cuestionables a muchos disidentes rusos desde los tiempos de la URSS. En abril pasado, Mikhail Kosenko fue sentenciado a tratamiento psiquiátrico indefinido luego de que el hospital Serbsky lo declarara loco, decisión condenada por Amnistía Internacional. Nadiya Savchenko, piloto ucraniana capturada por separatistas pro rusos también está sometida a evaluación psiquiátrica desde la semana pasada.