*

X

La novela erótica que el Papa Pío II escribió en 1444

Arte

Por: pijamasurf - 09/09/2014

Antes de convertirse en Papa, Eneas Silvio Piccolomini escribió una novela erótica, casi pornográfica, que fue uno de los libros más vendidos del Renacimiento

3179248243Antes de convertirse en el Papa Pío II a sus 40 años, Eneas Silvio Piccolomini fue poeta, académico diplomático y disoluto. Su vida, al parecer, estuvo colmada de episodios intrigosos y turbulentos, pero sobre todo de episodios eróticos que dieron como resultado un bestseller porno-vaticano y (por lo menos) dos hijos ilegítimos.

Su novela Historia de duobus amantibus, que escribió probablemente en 1444, se imprimió en 37 ediciones distintas y fue una de las más leídas de todo el Renacimiento. A pesar de su indudable interés histórico y atractivo sensual, la novela no se ha traducido a ningún idioma contemporáneo. Los pasajes citados abajo son un intento de traducción de una traducción que emprendió disinfo.com del inglés antiguo al moderno.

La historia es sencilla. Euralius salta una barda para estar con Lucres: "Cuando ella vio a su amante, le sujetó firmemente entre sus brazos. Hubo allí abrazos y besos, sin refreno se dejaron llevar por su deseo y se hartaron de Venus, ahora con Céres, ahora refrescándose con Baco”. Después de ello “entran en conocimiento” (en términos bíblicos) el uno del otro.

Así, hablando entre ellos, fueron a la habitación, donde tuvieron tal noche como la que juzgamos tuvieron Paris y Helena después de que él se la llevara, y fue tan placentera que pensaron que Marte y Venus nunca habían conocido tal placer…

Su boca, ahora sus ojos, ahora sus mejillas, él besó. Quitándole la ropa, vio tal belleza como nunca antes había visto. “Encontré más, estoy seguro”, dijo Euralius, “de lo que Acteón vio de Diana cuando se bañaba en la fuente. ¿Qué hay más placentero o más claro que estos miembros?... Ah, claro cuello y pechos gratos, ¿es a ustedes a quienes toco? ¿Es a ustedes a quienes tengo? ¿Están en mis manos? Ah, miembros curvos, ah, dulce cuerpo, ¿los tengo en mis brazos?... Ah, deleitosos besos, ah, abrazos queridos, ah, dulces mordidas, ningún hombre vivo es más feliz que yo, o más bendecido”... Él se esforzó, ella se esforzó, y cuando terminaron no estaban cansados. Como Atenea, quien se levantó del suelo con más fuerza, poco después de la batalla estaban deseosos de guerra.

Ha habido muchos, tanto en nuestros tiempos como los de nuestros antepasados, cuyos estúpidos amores han sido causa de muerte cruel. Y muchos que, después de que el sexo y el amor les han sido otorgados, han dejado de arder. Cuando el amor ha trepado a tus huesos, nada es mejor que entregarse al incendio, porque aquellos que luchan contra la tempestad a menudo naufragan, mientras que aquellos que se mueven con la tormenta escapan.

La obra, más allá de ser curiosa por ser de un hombre que se convertiría en Papa, tiene algunas delicias en sus detalles. Ahora que se están intentando traducciones al inglés contemporáneo; no les caería mal a los inquilinos modernos del Vaticano echarle un vistazo y recordar que Eros, Venus y Baco no están en riña con el espíritu santo, y a veces ayudan a atravesar esa ineludible tormenta de la que habla el pontífice.   

Te podría interesar:

El secreto de la filosofía personal de Bill Murray es sencillo pero poderoso

Arte

Por: pijamasurf - 09/09/2014

El calmado zen de Bill Murray

bill_murray

Bill Murray es uno de los mejores actores cómicos de cine de las últimas décadas, habiéndose ganado la simpatía del público por su fina selección filmográfica y su actitud desenfada--como siguiendo su propia filosofía en un mundo cooptado por el ego y la enajenación. En una reciente entrevista, Murray reveló casualmente "el secreto de su éxito", usando este lugar común de que existe un secreto (aunque evidentemente son siempre una serie de factores, muchos de ellos azarosos, que se conjugan para determinar ese éxito). Pero en este caso, decidimos rescatar la eudemonía de Murray, en gran medida porque nos congraciamos con él y también por la poca pretensión de su aseveración. En resumidas cuentas, para aquellos que gustan de las frases cortas inspiracionales, Murray dijo: "Entre más relajado estás, mejor eres" (he ahí un mantra para tu próxima entrevista).

Para los que quieren profundizar un poco más, aquí un poco de contexto. Esto ocurrió durante una pregunta del director Mitch Glazer en una exhibición de Ghostbusters en Toronto, después de que hablaba de la particular afición de Murray de llegar de improviso a los juegos de softball de completos extraños.

Creo que la única razón por la que he tenido la carrera que he tenido es porque alguien una vez me dijo unos secretos existenciales cuando era joven. Para hacer las cosas lo mejor que puedes, debes de estar muy, pero muy relajado, no importa cuál sea tu trabajo, entre más relajado estés mejor eres. Esa es más o menos un forma en la que me acerqué a la actuación. Me di cuenta que entre más me divertía, mejor era. Y pensé, ese es un trabajo del cual me podría sentir orgulloso. Saber eso ha cambiado mi vida, me ha hecho mejor en lo que hago.

Así el zen de Murray. Y con ciencia, simplemente el organismo humano funciona mejor cuando está relajado y puede acceder a una función cognitiva más profunda, sin tener que estar en un estado de adrenalina y cortisol en el que toda tu energía se focaliza en defenderse de una amenaza --el estrés que crea fantasmas. Murray aficionado al golf, el béisbol y la cannabis, lo sabe. Es necesario cultivar la relajación (muchos de los beneficios de la meditación vienen justamente de eso).

Para cotejar la sabiduría de Murray, esta otra frase de Anaïs Nin: "La ansiedad es la mayor asesina del amor". Así que ya sabes: si quieres tener una buena vida profesional o una buena vida sexual (y no somatizar y enfermarte de cualquier cosa), llévatela leve y mantente tranquilo. El arte de flotar en tu propio mar y nadar entre las olas sin revolcarte.