*

X

Date unos minutos para recordar junto a Krishnamurti que no todo en la vida es trabajo (VIDEO)

Por: pijamasurf - 09/05/2014

El trabajo es una prisión para el espíritu si el espíritu no hace que el trabajo esté al servicio de la vida

Jiddu Krishnamurti fue uno de los maestros espirituales más populares de Occidente a mediados del siglo pasado. La suya es una historia de libertad de pensamiento sin precedentes (como en el difícil trance de desprenderse del maestro para convertirse en alumno de sí mismo).

En este video, Krishnamurti analiza desde una óptica de vitalidad espiritual los trabajos de 9 a 5 y, en general, el modo de vida que esta división del tiempo hace posible. Krishnamurti no deja de comparar ese horario con metáforas carcelarias. Habla del trabajo como una prisión, como una condena a la que ni siquiera un criminal debería someterse, contrariando así la ética protestante del Time is money.

"Nos interesa por entero la vida", dice Krishnamurti, "no sólo hacer carrera de 9 a 5. Pero estamos tan condicionados con esta idea que debemos trabajar y crear una estructura social que demande que trabajes desde la mañana hasta la noche... Todos somos tan tímidos, estamos tan nerviosos, asustados, ansiosos, queremos la seguridad que pensamos poder tener, la que no tenemos".

Podría decirse que el trabajo es una exigencia social pero que, salvo en los casos donde es expresión de una vocación (y por lo mismo, es don de acción al mundo), no hay nada de arrogancia en la postura de Krishnamurti: no se trata de dejar tu trabajo así como así (pero si lo decides, aquí hay un poco de inspiración bukowskiana), sino de plantearnos a nosotros mismos una relación sana con el trabajo y con nosotros mismos. La vida no sólo ocurre en horario de oficina.

También en Pijama Surf

Nuevo elogio de la pereza (el arte de no hacer)

Una diatriba contra el trabajo: la carta de Bukowski al hombre que le pagó por escribir

Te podría interesar:

Por qué dormir bien podría salvarte la vida (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 09/05/2014

Los efectos de no dormir bien no deben soslayarse. Aquí un escrupuloso listado de las consecuencias

 sleep

El sueño, como todas las necesidades fisiológicas, está programado en nuestro organismo por una buena razón. Y es que dormir no sólo es placentero sino que está ligado a la seguridad al volante, la percepción de simpatía de los extraños y, a la larga, a una disminución en la calidad de vida.

Dormir menos de seis horas por día, luego de una semana, tiene como consecuencia importantes cambios genéticos, pero desde la primera noche la falta del sueño comenzará a notarse:

Una noche sin dormir equivale a:

-aumentar tu consumo de carbohidratos, así como las porciones de tu comida (la falta de sueño te da hambre).

-aumentar tus probabilidades de sufrir un accidente vial por un "pestañazo" al volante.

-disminuir la percepción de simpatía de los demás, según algunos estudios que ligan la falta de sueño con disminución del atractivo físico (y por otra parte, con el envejecimiento de la piel).

-aumentar tus posibilidades de contraer un resfriado: durante el sueño producimos citoquinas, que son proteínas que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. La falta de sueño te hace más vulnerable a las enfermedades respiratorias (y claro, también al estrés).

-pérdida del autocontrol emocional, según este estudio de la Universidad de California en Berkley y la Harvard Medical School, donde se analizaron las resonancias magnéticas de sujetos con falta de sueño: el resultado es que sus centros emocionales resultaron 60% más reactivos, o por decirlo así, primitivos.

-pérdida de la consolidación de memoria, lo que, según este informe, significa que es más difícil aprender y retener nuevas ideas.

Si lo anterior no fuera suficiente, esta rutina de dormir seis horas diarias (o menos) puede tener consecuencias muy serias a largo plazo, por ejemplo:

-se cuadruplica el riesgo de ataques cardíacos.

-se dispara el riesgo de obesidad (por aquello de que dormir menos da más hambre).

-aumenta el riesgo de algunos tipos de cáncer, entre ellos el de colon y el de seno.

-aumenta el riesgo de diabetes.

-caída del conteo espermático en hombres.

-aumenta riesgo de mortandad.

Ilustrado, sería algo así: