*

X

Esta es la cueva subterránea más profunda del mundo (y es alucinante)

Por: pijamasurf - 08/05/2014

Conocemos el planeta en prácticamente toda su extensión, pero poco sabemos de los misterios que yacen en sus profundidades. Hasta hace poco se supo de este sistema de cuevas en Georgia, el más profundo explorado hasta la fecha por el hombre.

deepcavekrubera001-7

La cueva de Voronia es el sistema de cuevas más profundo del mundo. Está situado en el macizo Arabika en la cordillera de Gagra, en Abjasia, Georgia. La cueva se divide en dos ramas, la Novokuibyshevskaya, con 1,300m de profundidad, y la principal con 2,196m, y que se ramifica en varias vertientes menores.

En 2004, durante tres diferentes expediciones se registró que la cueva tenía una profundidad cada vez más grande. Por primera vez en la historia de la espeleología se rebasaron los 2,000m de profundidad. Fue en las expediciones de 2005 que se encontró que la cueva era aún más profunda, confirmándose la profundidad actual de 2,196m.

La primera vez que la cueva fue explorada fue en 1960, por un equipo de espeleólogos georgianos que logró descender unos 95m. Posteriormente, la cueva fue investigada y olvidada varias veces, estableciéndose cada vez nuevos récords, pero nunca alcanzando el fondo.  

Ha sido una labor de varias generaciones de espeleólogos lograr determinar que este laberinto de piedra es la cueva más profunda de la que se tiene noticia, y quizá nuevas generaciones encuentren pronto otros pasadizos que resulten en nuevas ramas que nos adentren aún más en las insondables profundidades del planeta.

deepcavekrubera001-4

deepcavekrubera001-3

deepcavekrubera001-5

deepcavekrubera001-6

deepcavekrubera001-12

deepcavekrubera001-16

deepcavekrubera001-19

Te podría interesar:

Un joven mexicano se dispara accidentalmente mientras se tomaba un selfie y muere

Por: pijamasurf - 08/05/2014

Oscar Otero Aguilar, de 21 años, murió mientras se tomaba un selfie que terminaría siendo un retrato de su muerte

Oscar-Otero-Aguila_2995964b

La memética moda del autorretrato fotográfico o selfie, propulsada en buena medida por el hecho de que millones de personas estamos ya armadas con cámaras de bolsillo (gracias a los teléfonos móviles), cobró una vida. Ese momento de atención que requiere el tomarnos una foto extendiendo el brazo hacia el frente conlleva el descuido del resto de nuestras actividades, algo que puede ser, por lo visto, fatal.

Oscar Otero Aguilar, de 21 años, se encontraba en su hogar en la ciudad de México con un par de amigos. Aparentemente, tomaban unas cervezas y Otero jugaba con una pistola que alguien le había prestado. De pronto sintió ese llamado a congelar su instante mediante un selfie, sostuvo el teléfono en su mano sin dejar a un lado la pistola, y a la hora de disparar la fotografía terminó disparando también el arma. 

Lamentablemente, el joven murió luego de que la bala impactara su cabeza. Lo que no se sabe es si disparó ambos instrumentos, la pistola y la cámara, o sólo accionó la primera.