*

X

El Senado de México discutió esto el día de la inauguración del Mundial (y no son buenas noticias para nosotros)

Por: PijamaSurf Mexico - 06/13/2014

La coincidencia entre las discusiones en el Senado y el inicio del Mundial de Futbol Brasil 2014 puede hacernos perder de vista decisiones que afectarán nuestro futuro como país

pmx

¿Puede considerarse consparanoica la coincidencia del Mundial de Futbol y la discusión en México de leyes que tendrán consecuencias notables para la vida pública y social tanto de esta como de las generaciones futuras? Tal vez, pero más allá de indagar si es o no una decisión tomada de antemano y maquiavélicamente, la realidad está ahí.

Apenas ayer, el día de la inauguración del torneo, el Senado dio por concluida la discusión en lo general de la propuesta de la nueva ley de hidrocarburos, la cual, entre otros aspectos, definirá el destino de PEMEX para los próximos años.

Como sabemos, la última reforma energética permite la inversión extranjera en la empresa paraestatal. A partir de esto, leyes como la de hidrocarburos y otras establecerán las normas vigentes en la operación cotidiana de este ámbito.

Entre otros aspectos, uno de los más preocupantes es el hecho de que la ley discutida por el Senado permite a dichas empresas extranjeras quedarse con la mayor parte de la renta petrolera y despojar de terrenos y propiedades a ejidatarios y comuneros, mientras que sus obligaciones laborales e impositivas son mínimas, según informa La Jornada.

Por otro lado, en vista de que las transnacionales quedan exentas de pagar utilidades a su personal y a los trabajadores de PEMEX y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los derechos laborales de quienes ahí trabajan también se ponen en riesgo e incluso, en ciertos casos, se pierden por completo.

En cuanto al aspecto fiscal, aunque PEMEX continuará aportando al erario público 70% de sus ingresos a través de impuestos, las petroleras extranjeras, en cambio, sólo estarán obligadas a pagar un impuesto sobre la renta común, no un gravamen con base en la renta petrolera.

Como vemos, se trata de asuntos cruciales que quizá no por casualidad se han concentrado en estas semanas en las que la opinión pública estará concentrada en lo que sucede en Brasil. Por supuesto, nosotros no te decimos que hagas o dejes de hacer algo -que veas o no los partidos del Mundial- pero, en cualquier caso, destacamos la relevancia para nuestro futuro como país de estos acontecimientos políticos que ya están programados para estos próximos días.

Te podría interesar:

Así de sexistas y violentas son las canciones de reggaetón (IMÁGENES)

Por: pijamasurf - 06/13/2014

Esta campaña lleva las letras de reggaetón a cierta literalidad, para mostrar lo violentas que pueden ser para las mujeres

En años recientes el reggaetón se ha convertido en uno de los géneros musicales más escuchados en América, desde Estados Unidos hasta Argentina. En los países hispanohablantes su popularidad es mayor, acaso porque sus ritmos encuentran mayor resonancia en la tradición musical de esas sociedades.

Sin embargo, esa popularidad no se ha traducido en una aceptación plena, sobre todo porque, en términos generales, el reggaetón se caracteriza por situar a la mujer en una posición de objeto sexual, sin otro propósito en su existencia más que satisfacer al hombre, con todo lo que esto conlleva.

Para evidenciar esta penosa reproducción de ideas, prácticas de comportamiento y valores elogiados en las sociedades patriarcales, los fotógrafos Alejandra Hernández, Lineyl Ibáñes y John Fredy Melo comenzaron a hacer circular una serie de montajes en los que tomaron un par de líneas de algunas canciones de reggaetón para mostrar qué es lo que están diciendo, y las imágenes lo revelan irrefutablemente: el mensaje predominante llama a golpear a las mujeres, a someterlas, a usarlas sexualmente y, en general, a violentarlas.

La campaña ha gozado de notable aceptación en las redes sociales y, hasta ahora, es uno de los esfuerzos más consistentes por abatir un género que, a diferencia de casi toda la música de la Historia, ha contribuido más a degradar que a cultivar.