*

X
El time-lapse se ha convertido en una de las técnicas más inspiradoras en el mundo audiovisual contemporáneo, reencantándonos con la naturaleza y extendiendo una invitación a experimentar la asombrosa belleza de nuestro mundo

Picture 463

En los últimos años, el time-lapse ha trascendido como técnica fotográfica para ofrecernos una de las formas más elevadas de contemplación de la naturaleza, comprimiendo el paso del tiempo para poder observar “cómo giran las ruedas del cosmos” que son “demasiado lentas para ser vistas por el hombre”.

En la era de Vimeo y Youtube, donde nuestras narrativas se ven fragmentadas y limitadas a un corto rango de atención, los time-lapses cumplen la función de mostrarnos una gran cantidad de información en una síntesis inspiradora, que nos brinda una dosis de exaltación y de necesaria épica en nuestras pequeñas vidas aisladas del mundo. El time-lapse se ha convertido en un aspecto de lo que Jason Silva llama "shots of awe", golpes de asombro, espressos de dulce visual que nos reencantan con la naturaleza o nos muestran la esencia de una ciudad con todo su vértigo indetenible.

Muchos de los realizadores son una mezcla de fotógrafo con explorador, cazando momentos y paisajes para acelerar o detener el tiempo, permitiéndonos mirar el mundo con un ojo arquímideo, en la mañana del mundo. Idealmente, la aventura del time-lapse no sólo es un escape fugaz de nuestras vidas mecanizadas, sino una invitación a recorrer el mundo y experimentar esos paisajes de manera presencial.

A continuación, 8 muestras representativas del panorma del time-lapse actual:

 

 

Mirror City -

En este experimento, que combina la fotografía de time-lapse con el efecto de caleidoscopio, Michael Shainblum quiso mostrar los grandes paisajes urbanos de Estados Unidos como nunca los habíamos visto. Ciudades oníricas se van transformando geométricamente bajo los pulsos de la luz, creando un espacio urbano de ciencia ficción que es fascinante para el ojo.

The Water -

Un video del experimentado cazador de auroras boreales noruego Terje Sorgjerd; en este caso, de su devoción al agua en los fiordos. La cascada que hace el cabello de ángel entre las piedras o sobre los verdes valles fluye incesante con un sensual volumen. El espejo de las nubes también fluyendo sobre el agua, en un movimiento cíclico, a otro ritmo con el vértigo celeste. O el cabrilleo del sol en el agua, esa imagen prístina del amanecer del mundo. Una épica de la vida.

 

 

Yikáísdahá -

Yikáísdahá: Navajo para Vía Láctea o "Aquello que aguarda en el amanecer" es un time-lapse realizado por Gavin Heffernan de Sunchaser Pictures, uno de los timelapseros más prolíficos, en el Grand Canyon National Park y en el Monument Valley Navajo Tribal Park. Heffernan teje una narrativa de inspiración casi psicodélica con meteoros, las líneas de estrellas, imponentes piedras y la Vía Láctea sobre el fondo del desierto, que sirve como una especie de templo.

 

Death is the Road to Awe -

Tom Lowe se ha convertido en uno de los especialistas del time-lapse más reconocidos, hasta el punto de que ha reunido su trabajo en una película: Timescapes, paisajes de tiempo que nos llevan a un estado meditativo en donde se conjugan el silencio y el poder. En este clip, "Death is the Road to Awe", podemos ver, a manera de teaser, lo más destacado de su material, un acercamiento hacia la luz recorriendo piedras megalíticas, valles, desiertos, torres de viento y mantos de luz extendidos sobre el cielo.

Icelight Toronto-

Este hipnótico time-lapse nace también de la mirada de Gavin Heffernan, quien durante una reciente tormenta de hielo en Toronto captó los movimientos de la ciudad desde la perspectiva de una rama congelada. Una fría meditación que filtra la luz a través del agua.

 

Supercell

Una megatormenta eléctrica en Texas hace evidente la elegancia de las fuerzas celestes. Mike Olbinski captó esta "supercelda" en la temporada de monzones. Hay cierta sensación de estar presenciado la divinidad en el cielo; la desnudez de la luz y el vórtice de las nubes nos transmiten la inmensa majestuosidad de la naturaleza.

 

 

The Chapel -

Dirigido por Patryk Kizny,  The Chapel es un elegante ensayo del paso del tiempo, de la luz y el viento, dentro de una capilla cuyo engranaje se ve aumentado por efectos digitales. Contemplación del templo que se vuelve nave.

 

Adrift -

La "carta de amor" de Simon Christen a la niebla de San Francisco es un poético estudio de la interacción entre la bruma y las colinas de California e icónicos edificios como el Golden Gate. 

Twitter del autor: @alepholo 

Te podría interesar:

Captan la impresionante formación de una tormenta de supercelda en Wyoming (VIDEO)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 05/18/2014

Estas tormentas de corrientes ascendentes son responsables de la mayoría de los tornados y pueden producir granizos del tamaño de una naranja

supercell1

Presenciar una supercelda debe de ser uno de los espectáculos más impresionantes que puede regalar la naturaleza. Llamadas por algunos "naves nodrizas", estas tormentas de corrientes ascendentes son responsables de la mayoría de los tornados y pueden producir granizos del tamaño de una naranja. La impresión que dejan es la de una espontánea máquina orgánica capaz de desatar un evento cataclísmico, como si fuera un tsunami en el cielo o la nave de un temible dios.

El domingo pasado fue captado este video en Newcastle, Wyoming: un timelapse de esta poderosa fuerza natural que ha recibido en pocos días más de 10 millones de vistas en YouTube. En estas tormentas rotatorias que se forman como entidades únicas podemos claramente contemplar lo que podríamos llamar la belleza de la destrucción.

En 2011, un fotógrafo captó estas imágenes "apocalípticas" de la fusión de dos superceldas.