*

X

Legislar protestas en México es censurar: Article 19

Por: PijamaSurf Mexico - 04/09/2014

En su informe sobre el control de los espacios públicos en México, esta organización internacional reprueba las iniciativas legislativas para regular las manifestaciones: son censura.

Las acciones de resistencia contra el autoritarismo, la denuncia de violaciones de derechos humanos y las acciones de presión sobre las autoridades para que cumplan con sus obligaciones están teniendo, cada vez más, la consecuencia de que un defensor o defensora, o un integrante de una organización social, sean acusados de algún delito y llevados a la cárcel para enfrentar uno o varios procesos legales

- Article 19

proLa manifestación pública es esencial para el ejercicio democrático. La calle es el primer contacto con los demás ciudadanos, el arquetipo por excelencia de lo público. Para las personas excluidas de las reuniones políticas, el sitio de conjunción masiva para expresar inconformidad es, naturalmente, la calle –ahí se llama la atención de las autoridades para atender las demandas sociales.

Los tratados internacionales defienden abiertamente el derecho a la manifestación pública. La inconformidad social generalmente nace de la espontaneidad colectiva cuyo principal cauce es la calle. Decenas, cientos o miles de personas se encuentran sin conocerse para demandar aspectos que les atañen en común. Por esto es preocupante que desde el inicio de la administración del presidente Enrique Peña Nieto se han formulado iniciativas federales y estatales que limitan, con el pretexto de los derechos de terceros, la manifestación pública.

La prestigiada organización internacional que defiende la libertad de expresión, Article 19, elaboró un pertinente informe sobre la tendencia en México a criminalizar las protestas surgida en el seno de algunas legislaciones. Los derechos de los terceros, como el derecho al libre tránsito de los automovilistas, no deben superar una garantía esencial para la consolidación de sociedades libres: la libertad de expresión, manifestación y protesta.

Desde el inicio del sexenio peñista se ha acrecentado la represión de las protestas públicas como en casos evidentes como: #1DMX 2012, 1 de Junio #OcupemosLosPinos, 10 de Junio (Halconazo), 1 de Septiembre de 2013, 2 de Octubre, #PicnicEnELRio, sólo por mencionar algunos.

Las siguientes leyes han surgido como un ofensivo intento para regular las manifestaciones públicas: Ley Manifestaciones Públicas para el D.F. (Ley Sotomayor), Ley que Regula las Reuniones y Manifestaciones en Lugares Públicos del Estado de Jalisco, Ley de Ordenamiento Social del Estado de Quintana Roo, Ley de Movilidad D.F., y la Ley de Manifestaciones Públicas, Libertad de Tránsito y Derechos de Terceros del Estado de San Luis Potosí.

Por lo anterior, Article 19, enlista una serie de argumentos puntuales que cuestionan esta regresiva tendencia mexicana para regular las protestas:

-Las definiciones sobre las manifestaciones tienen una connotación negativa relacionada a disturbios y violencia.

-La restricción sobre horarios y espacios en los que pueden realizarse las manifestaciones y su confinamiento a una resolución administrativa previa pasa por alto lo señalado por los órganos de Naciones Unidas.

-Sobre la exigencia de dar previo aviso a las autoridades para realizar protestas: partimos de que el ejercicio de derechos no puede estar sujeto a que la autoridad lo autorice. Es importante señalar que las leyes generales sobre el derecho de reunión deben permitir y facilitar la celebración de reuniones espontáneas.

-Las restricciones sobre las vías de comunicación, principales y secundarias, restringe desproporcionadamente el uso del espacio público y puede considerarse esto un mecanismo de censura indirecta, prohibido por la Convención Americana de Derechos Humanos.

- La libre circulación vehicular no debe anteponerse automáticamente a la libertad de reunión pacífica, ya que debe entenderse que en una sociedad el espacio urbano no es sólo un ámbito de tránsito.

-La restricción sobre horarios y sobre espacios en los que pueden realizarse las manifestaciones y su confinamiento a una resolución administrativa previa pasa por alto lo señalado por los órganos de Naciones Unidas.

La manifestación pública como un derecho humano reconocido en tratados internacionales y esta serie de iniciativas responden a una creciente intolerancia contra la libertad de expresión pública. Confiamos en que los legisladores estarán a la altura que la situación demanda para evitar valorar estas iniciativas.

El informe de Article 19 confronta con argumentos tajantes por qué son contrarias a los derechos humanos estas incipientes medidas. Afortunadamente, organizaciones como esta adquieren cada vez más relevancia e incidencia, que sirve de contrapeso a los necios intentos por omitir derechos ganados por múltiples luchas sociales a lo largo de siglos.

 

Te podría interesar:

Acusan de intento de asesinato a bebé de 9 meses en Pakistán

Por: pijamasurf - 04/09/2014

Autoridades pakistaníes son ridiculizadas por medios internacionales luego de que buscan llevar a juicio a un bebé por un supuesto intento de asesinato.

 

musa-khan

 

Aunque pareciera una broma retrasada del 1° de abril con un tono surrealista, el sistema judicial de Pakistán acusa a Musa Khan, un bebé de 9 meses, que se ha dado a la fuga, o mejor dicho sus familiares lo han escondido. La policía, que se ha ganado el ridículo internacional también acusa a 4 adultos que participaron en una protesta violenta en el barrio de Lahore. La familia de Musa Khan arrojó piedras a trabajadores de una compañía de gas luego de que trataran de desconectar su servicio por falta de pago. Esto aparentemente se tradujo en una acusación de intento de asesinato.

El caso llegó al límite de lo absurdo cuando se presentó al niño llorando ante la corte en una imagen que circula por todo el mundo. El bebé tuvo que recibir un poco de leche para calmarse, mientras que el procedimiento, completamente hermético para él, tomaba su curso.

Según el New York Times, el padre de este nuevemesino (que parece bastante desarrollado para su edad) dijo que la acusación era increíble ya que "Ni siquiera sabe tomar una botella de leche , ¿cómo puede apedrear a la policía?".

Por el momento el bebé se encuentra libre bajo fianza hasta su nueva audiencia, el próximo sábado.

Muchos medios occidentales acusan a las autoridades de Pakistán de corrupción, incluyendo en su momento de proteger a Osama bin Laden. Ahora se mofan de que no pueden perseguir a criminales y a políticos corruptos mientras que dejan caer el peso de la ley sobre un infante que ni siquiera puede caminar por su cuenta.

Habría que tener cierta cautela en casos como estos, particularmente ante estados como Pakistán o Corea del Norte, puesto que en Occidente se suelen exagerar las prácticas represoras y anti derechos humanos que supuestamente abundan en estos sitios, así como ciertos estereotipos como "los árabes son peligrosos", ya que encajan dentro de una narrativa geopolítica que justifica intervenciones militares y polariza la opinión pública. No faltarán los encabezados que jueguen con la idea de un nuevo ejército de bebés asesinos gestándose en la tierra que vio nacer  a Al-Qaeda, un grupo paramilitar entrenado en su momento por la CIA.