*

X

Lecciones de ética corporativa en Silicon Valley, por el Dalai Lama

Por: pijamasurf - 02/28/2014

Para el principal líder religioso del Tíbet, la compasión no debe quedar fuera de la ecuación del mundo corporativo.

Con cerca de cuatro mil concurrentes, el Dalai Lama de 78 años dio hace unos días una charla en la Universidad de Santa Clara, en California, con el tema de negocios y ética corporativa. Y es que el lugar donde se llevó a cabo el encuentro con el líder espiritual está cerca de la Meca de producción de futuro, como algunos lo llaman: Silicon Valley, el Wall Street del siglo XXI.

Entre los asistentes se encontraron Charles Geschke, cofundador de Adobe y Jane Shaw, anterior jefe del consejo directivo de Intel, además de cientos de estudiantes de tecnología, a quien el Dalai Lama compartió una visión donde la compasión y el éxito de cualquier actividad humana no se encuentran desconectados.

dalai lama

Para el religioso, la infelicidad es el principio de todo tipo de explotación, tanto étnica como laboral, "a lo largo de la historia humana...", y a la pregunta sobre si hay algo que se pueda hacer, respondió: "Ante todo somos animales sociales. Hay emoción. Hay algo que nos une. Tanto en comunidades como en corporaciones."

¿Cómo podríamos derivar felicidad del odio y la competencia que existe en el medio corporativo? Para el Dalai Lama, esto tiene que ver con plantar "la semilla de la compasión" en los jóvenes, para que no se dejen seducir por la aparente relevancia de la vida material.

"Hoy en día necesitamos hacer especial énfasis en educar a la gente, en recordarle a la gente que el afecto es un sentimiento muy importante. Con ese sentimiento fuerte, cuaquier actividad humana puede convertirse en acción compasiva."

En palabras del Dalai Lama, incluso una cruenta actividad como la guerra "llevada a cabo con compasión, puede limitar el daño." 

La recomendación general para promover la compasión en un entorno de competencia feroz como el de Silicon Valley, fue: "Sé honesto, veraz, transparente, y hazte cargo de tus trabajadores."

Te podría interesar:

Saltarse una comida produce una reacción cerebral parecida a fumar marihuana

Por: pijamasurf - 02/28/2014

La importancia del olfato como ayuda para conseguir comida no puede desestimarse, y según este estudio, los receptores olfativos producen su propia forma sintética de THC cuando perciben hambre.

Kumar-Got-Munchies-456x472

La comida nunca huele tan bien como cuando estás hambriento: donas, dulces, una hamburguesa con queso y tocino (¡incluso el olor mismo del queso y el tocino!) o cualquier apetencia que tu cuerpo requiera desencadena esa constelación neuroquímica que por brevedad llamamos "hambre", y que en su forma extrema (o bien, en su forma alentada por el consumo de cannabis) llamamos munchies.

Y es que el cerebro inundado de THC podría orientar a los neurólogos sobre el mecanismo del hambre: Giovanni Marsicano y un equipo de la Université de Bordeaux publicaron un estudio en Nature Neuroscience donde afirman que los receptores olfativos en los cerebros de ratones se activan cuando éstos tienen hambre, pero también cuando sus cerebros están drogados.

La importancia del olfato como ayuda para conseguir comida no puede desestimarse, pero lo interesante en este caso es que saltarse una comida o hacer ayuno activan los mismos receptores en el cerebro que cuando te fumas un porro. Estos receptores producen un compuesto llamado endocanabinoide, que actúa justamente como el THC de la marihuana, produciendo efectos similares al consumo de la sustancia, incluyendo un hambre voraz y un aguzado sentido del olfato.

En otras palabras: si no comes, tu cerebro se comporta como si estuviera drogado.

Pero los cerebros de los humanos y de los ratones tienen algunas diferencias: por ejemplo, nuestros receptores de canabinoides están localizados en el cerebro, pero también en otras partes del cuerpo; por otro lado, el sentido del olfato en los roedores es mucho más agudo que en los humanos (ellos pasan mucho más tiempo que nosotros observando el mundo a través de los aromas).  

Sin embargo, esta asociación entre hambre y olfato no ha sido desaprovechada por los Big Pharma, quienes crearon drogas como Rimonanbant para bloquear los receptores de canabinoides e impedir la aparición del hambre (aunque al menos desde el 2009 esta droga fuera sacada del mercado, debido a sus maliciosos efectos secundarios.)

También en Pijama Surf

¿Por qué la cannabis provoca hambre? La neurociencia detrás del “munchies”

Mango, el compañero ideal de la marihuana (consumirlo potencia los efectos positivos del cannabis)

No puedes dejar de comer patatas fritas porque son como la marihuana