*

X

Lecciones de ética corporativa en Silicon Valley, por el Dalai Lama

Por: pijamasurf - 02/28/2014

Para el principal líder religioso del Tíbet, la compasión no debe quedar fuera de la ecuación del mundo corporativo.

Con cerca de cuatro mil concurrentes, el Dalai Lama de 78 años dio hace unos días una charla en la Universidad de Santa Clara, en California, con el tema de negocios y ética corporativa. Y es que el lugar donde se llevó a cabo el encuentro con el líder espiritual está cerca de la Meca de producción de futuro, como algunos lo llaman: Silicon Valley, el Wall Street del siglo XXI.

Entre los asistentes se encontraron Charles Geschke, cofundador de Adobe y Jane Shaw, anterior jefe del consejo directivo de Intel, además de cientos de estudiantes de tecnología, a quien el Dalai Lama compartió una visión donde la compasión y el éxito de cualquier actividad humana no se encuentran desconectados.

dalai lama

Para el religioso, la infelicidad es el principio de todo tipo de explotación, tanto étnica como laboral, "a lo largo de la historia humana...", y a la pregunta sobre si hay algo que se pueda hacer, respondió: "Ante todo somos animales sociales. Hay emoción. Hay algo que nos une. Tanto en comunidades como en corporaciones."

¿Cómo podríamos derivar felicidad del odio y la competencia que existe en el medio corporativo? Para el Dalai Lama, esto tiene que ver con plantar "la semilla de la compasión" en los jóvenes, para que no se dejen seducir por la aparente relevancia de la vida material.

"Hoy en día necesitamos hacer especial énfasis en educar a la gente, en recordarle a la gente que el afecto es un sentimiento muy importante. Con ese sentimiento fuerte, cuaquier actividad humana puede convertirse en acción compasiva."

En palabras del Dalai Lama, incluso una cruenta actividad como la guerra "llevada a cabo con compasión, puede limitar el daño." 

La recomendación general para promover la compasión en un entorno de competencia feroz como el de Silicon Valley, fue: "Sé honesto, veraz, transparente, y hazte cargo de tus trabajadores."

Te podría interesar:

Fraude millonario a Citigroup, vía Banamex, vinculado con los hijos de Martha Sahagún

Por: PijamaSurf Mexico - 02/28/2014

El gigante financiero de Wall Street, Citigroup, dio a conocer que su filial en México (Banamex) otorgó créditos a Oceanografía, una exproveedora de Pemex que fue vetada por esta última compañía por sus malas prácticas.

citi 2Un nuevo escándalo recorre la vida financiera de México. Recientemente, la poderosa firma Citigroup, dio a conocer que su filial en México, Banamex (el Banco Nacional de México), fue estafada con al menos 585 millones de dólares. Estos fueron concedidos como crédito para Oceanografía, una exproveedora de Pemex, suspendida por esta última empresa por incumplimiento.

La empresa acusada de cometer el fraude está asociada a los hijos de la exprimera dama de México, Martha Sahagún. De acuerdo con declaraciones recogidas en 2005 por la revista Contralínea, Manuel Bribiesca Sahagún aceptó haber gestionado a favor de que Oceanografía fuese contratada por Pemex. 

Del cuantioso financiamiento otorgado por el banco mexicano, solo 185 millones de dólares son respaldables, lo que generaría una pérdida por 400 millones de dólares para Citigroup. Lo anterior se debe a que "Banamex extendió crédito a Oceanografía para financiar cuentas por pagar que se le cobrarían a Pemex", de acuerdo con un comunicado emitido por Citigroup. El problema radica en que Pemex canceló los servicios de Oceanografía.

Al hacerse una revisión, Pemex determinó que una parte importante de las cuentas por cobrar a su nombre eran fraudulentas e inferiores a la cantidad. Es decir, los contratos otorgados a Oceanografía no aseguraban esas cantidades aunque el banco cobrara directamente a Pemex por los servicios realizados por esta otra empresa.

Pemex había inhabilitado a la empresa por incumplir con el pago de la fianza de nueve contratos correspondientes a la renta de 14 plataformas marinas. Esta situación fue informada a Citigroup, quien en su comunicado declaró que aparentemente se trata de un único fraude realizado por este cliente en particular (Oceanografía). Llama la atención que los ejecutivos que otorgaron los créditos no se hayan asegurado cabalmente de que Oceanografía tenía afianzados los contratos con Pemex para poder pagarle. Se trata pues de o un descuido muy costoso, o de un caso de complicidad, corrupción y tráfico de influencias.