*

X
Cables revelados por el exagente del NSA, Edward Snowden, muestran interés de la inteligencia británica por el uso del tema de los OVNIs, entre otras tácticas de engaño mediático, para manipular la opinión pública
Imagen del Power Point

Imagen del Power Point de la agencia británica.

 

Como ocurrió con WikiLeaks antes, muchas personas se preguntaban si los cables del NSA filtrados por Edward Snowden contenían información clasificada sobre OVNIs o extraterrestres. La respuesta ha llegado, el sitio especializado en divulgar información de estos cables, The Intercept, ha encontrado un documento que hace mención de este tema, aunque de manera un poco inconclusa.

Se trata de una presentación en Power Point de la agencia de inteligencia británica GCHW, titulado: "The Art of Deception: Training for a New Generation of Online Covert Operations" (El arte del engaño: Entrenando para una nueva generación de operaciones encubiertas en línea), en el que se muestran 50 diapositivas de distintos temas todos ligados a la manipulación de la opinión pública y en el que se incluyen un par de diapositivas con imágenes de OVNIs. El documento constituye un manual de decepción y engaño utilizando todo tipo de trucos que van desde el  marketing a la magia (en una de las diapositivas se habla de construir cibermagos). La suposición más lógica dentro de este contexto podría ser el uso de estas imágenes y de la creencia en OVNIs como parte de las llamadas psy-ops (operaciones psicológicas que manipulan o distraen la percepción del público,  cuyo uso ha sido documentado en el caso de agencias como la CIA). 

Glen Greenwald, el periodista que dio a conocer los cables de Snowden en The Guardian, ha escrito también sobre el tema de la manipulación de las agencias de inteligencia y sus principales tácticas: "Lo más importante que revelan estos documentos es que estas agencias están intentando controlar, infiltrar, manipular y tergiversar el discurso en línea y, al hacerlo, están comprometiendo la integridad misma del Internet".

1) Inyectar todo tipo de material al Internet con el fin de destruir la reputación de los enemigos

2) Usar las ciencias sociales y otras técnicas para manipular el discurso y el activismo en línea y generar resultados considerados como deseables. 

3) Para ver qué tan extremistas estos programas son, sólo consideren las tácticas que presumen usar para obtener esos resultados: "operaciones de de falsa bandera" (postear información en Internet y atribuirlo falsamente a alguien más), posts en blogs de falsas víctimas (pretendiendo ser una víctima de individuos cuya reputación quieren destruir), y postear "información negativa" en varios foros.

Como bien rastrea el sitio The Daily Grail, Mark Pilkington, autor de Mirage Men, sobre los espejismos informativos que rodean a los OVNIs, escribe que "es claro que estas agencias de inteligencia consideran que el tema de los OVNIs, las creencias que generan, y la aguerrida comunidad que las rodea, es un campo útil para sus operaciones y actividades". Pilkington agrega que no mucho ha cambiado en 50 años en las llamadas psy-ops, incluso el uso de magos en estas operaciones, como es el caso de la participación de Uri Geller y otros, solamente ahora con una aplicación de desinformación en un terreno digital.

Aunque se trate de una presentación de Power Point hecha con un diseño poco depurado, la información tiene serias implicaciones sobre la penetración de este tipo de tácticas en la agenda de algunos gobiernos y en lo que se ha convertido el Internet: un campo subrepticia y casi ubicuamente minado, en el cual no sólo nuestra información está siendo recopilada, sino que también se está sembrando información falsa para manipular las creencias y afectar la ideología de las personas.

También en Pijama Surf: ¿Son los Ovnis un Proyecto de la CIA?

Twitter del autor: @alepholo

Te podría interesar:

Retratos de reconciliación: criminales y sobrevivientes en el mismo cuadro (FOTOS)

Política

Por: pijamasurf - 02/26/2014

Hace poco tiempo, el fotógrafo Pieter Hugo viajó al sur de Ruanda y capturó una serie de insospechadas fotografías. Dos décadas después del genocidio entre hutus y tutsis, en el que más de 700 mil personas fueron asesinadas, está habiendo un flujo hacia la reconciliación. El New York Times publicó un artículo al respecto.

En una de las fotografías, una mujer descansa su mano en la espalda del hombre que mató a su padre y a sus hermanos. En otra, una mujer posa con el hombre que mató a sus hijos y los tiró a una letrina. La falta de calidez entre los sujetos de las fotografías es evidente, y sin embargo ahí están: juntos. En cada uno, el criminal es un hutu y el sobreviviente un tutsi.

Las personas que aceptaron ser retratadas son parte de un esfuerzo nacional hacia la reconciliación y trabajaron con la organización no gubernamental AMI (Association Modeste et Innocent). Este programa de reconciliación organiza que, después de varios meses de terapia, los criminales pidan perdón a las víctimas que le sobrevivieron. Si el perdón es otorgado por el sobreviviente, el criminal y su familia llevan una canasta de ofrecimientos, y el acuerdo se cierra con música y baile.

“En todas las fotos”, apunta Hugo, “la distancia o cercanía que ves es muy certera”. Si quieres saber más, redirígete a NYT.