*

X

Primer estudio científico sobre el uso terapeútico de LSD en 40 años es un éxito

Por: pijamasurf - 01/27/2014

El LSD puede ser usado para aliviar la ansiedad relativa a la muerte, en pacientes terminales, de manera segura en un entorno clínico, concluye estudio.

LDA1_last_capsule_sm-1

Después de más de 40 años en los que estudios médicos con LSD habían sido tabú en la comunidad científica, se completó un estudio para investigar su uso terapéutico en Suiza. Según informa Rick Doblin, director de MAPS (Mulidisciplinary Association for Psychedelic Studies), el estudio fue un éxito rotundo en cuanto a las posibilidades del LSD para tratar la ansiedad relacionada a la muerte, y sin que se presentaran efectos adversos.

El experimento, realizado con el método de doble-ciego controlado por placebo, fue realizado por el doctor Peter Gasser, quien reportó que los 12 pacientes recibieron beneficios del tratamiento.

Estoy orgulloso de decir que tuvimos 30 sesiones (22 con dosis completa de 200 μg de LSD y 6 con dosis placebo de 20 μg de LSD) y ningún efecto secundario severo, como reacciones psicóticas, crisis suicidas, flashbacks o ansiedad severa (mal viajes...). Esto significa que podemos demostrar que el tratamiento con LSD puede ser una alternativa segura cuando se hace en un ambiente clínico cuidadosamente controlado.

Las personas tratadas fueron pacientes con enfermedades terminales, por lo que es especialmente notable que no se presentaran crisis.  El LSD también tiene promisioria aplicación en el tratamiento de migrañas y cefaleas en racimo. Otras sustancias psicodélicas han sido usadas con éxito en los últimos años: la ketamina para tratar la depresión severa, el MDMA para tratar la depresión post-traumática, la psilocibina para la ansiedad y la depresión y la ayahuasca y la ibogaína parecen ser efectivas para ayudar a personas que buscan dejar las adicciones. 

[Psychedelic Frontier]

Te podría interesar:

Flatulencias de 90 vacas provocan incendio en establo de Alemania

Por: pijamasurf - 01/27/2014

Un granja en el centro de Alemania resultó dañada luego de que el gas metano que inevitablemente producen las vacas en su respiración y sus procesos digestivos se combinara con una descarga eléctrica para provocar un incendio.

vacaComo sabemos bien, el gas metano que produce el ganado vacuno criado industrialmente es, pese a cierto matiz involuntariamente cómico, uno de los principales contaminantes del planeta, al grado de que se le achaca cierta responsabilidad en procesos como el debatido cambio climático o el efecto invernadero. En un escenario similar, hace un par de años investigadores ingleses encontraron que los gases intestinales de los dinosaurios pudieron contribuir significativamente al calentamiento global de los años prehistóricos.

Pero incluso si esto no fuera así, las flatulencias con altas concentraciones de gas metano por lo menos sí son combustibles, tal y como quedó demostrado en un extravagante accidente ocurrido en una granja de Alemania, en donde dichas emanaciones ventosas provocaron un inesperado incendio.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes en Rasdorf, una ciudad localizada en el centro del país, como consecuencia de la combinación de los cuescos bovinos y una carga de electricidad estática que con su chispazo desató el fuego, el cual dañó las instalaciones del lugar y a una de las vacas, atendida de inmediato por quemaduras.

De acuerdo con The Independent, este tipo de animales pueden emitir más de 500 litros de gas metano cada día como residuos de sus procesos respiratorios y digestivos.