*

X

Brújula canina: los perros defecan alineados con el campo electromagnético terrestre (ESTUDIO)

Por: pijamasurf - 01/08/2014

Nuestros perros, además de los mejores amigos del hombre, son una brújula portátil.

A02JAA Man walking dog

Científicos de la Universidad de Ciencias de la Vida, en Praga, hallaron una forma de probar que los perros son sensibles al campo electromagnético de la Tierra: tan sensibles, de hecho, que ese conocido rodeo que realizan antes de depositar sus heces fecales es en realidad una danza de sincronización con el planeta.

La investigación fue publicada en la revista Frontiers in Zoology, donde los investigadores afirmaron que los perros "prefieren excretar con el cuerpo alineado bajo el eje norte-sur, en tranquilas condiciones del campo electromagnético", pues, aparentemente, si este campo es inestable (como cuando la Tierra es atacada por tormentas solares), los perros se confunden.

Además de ser información curiosa, los investigadores extraen de esto algunas conclusiones relevantes para la investigación de la vida en la Tierra: que los perros son sensibles al magnetismo terrestre y que esta sensibilidad es medible en un mamífero. El hecho de que los perros puedan sentir las fluctuaciones en el campo electromagnético es "biológicamente relevante", y para los investigadores "abre nuevos horizontes en la investigación de la magnetorrecepción".

¿De qué forma es relevante? Bueno: "Dado que el campo electromagnético está en calma sólo cerca de 20% del periodo diurno, nuestros hallazgos podrían ofrecer una explicación al por qué muchos experimentos de magnetorrecepción fueron difícilmente replicables y por qué los valores direccionales de registros en diversas observaciones están frecuentemente comprometidos por la dispersión."

Nuestros perros, además de los mejores amigos del hombre, son una brújula portátil y, según esta investigación, una brújula tan confiable como la mejor.

Te podría interesar:

El pene erecto del rey Tutankamón podría haber significado una revolución política

Por: pijamasurf - 01/08/2014

El misterio del pene del Rey Tut sigue generando estudios y controversias.

 

heres-what-king-tutEl descubrimiento de la tumba del faraón Tutankamón fue uno de los acontecimientos arqueológicos del siglo XX. Pese a que su embalsamado es uno de los más estudiados en la historia (y lleno de especulación luego de una combustión espontánea y un aparente robo de su miembro viril), aún yacen ciertos misterios sobre la naturaleza de su muerte y el significado ritual de los arreglos de su tumba. El Rey Tut, como se le conoce popularmente, fue enterrado de manera un tanto extraña: su corazón había sido extraído, se le cubrió con aceites negros y su pene fue momificado como si estuviera erecto.

El egiptólogo Salima Ikram, profesor de la Universidad Americana del Cairo, cree que estas anomalías no son accidentes, sino que forman parte de una simbología funeraria para hacer parecer al Rey Tut a Osiris, el dios del inframundo, que renació luego de que Isis reconfigurara su cuerpo, al último cincelándole un pene de oro y otorgándole la categoría de dios de la vida después de la muerte. El pene erecto del Rey Tutankamón, el avatar del sol, sugiere sus poderes regenerativos y la ausencia de su corazón o de un reemplazo con un escarabajo podría tener que ver con el mito de Osiris, quien fue despedazado por su hermano Set. La pigmentación negra de la piel parece relacionarse con la representación esotérica de Osiris como un dios negro, algo que lo conecta con dioses como Krishna o Shiva en su aspecto negativo.

Ikram cree que la representación del Rey Tut como Osiris podría también tener un contenido político, luego de que Akenatón, aparentemente el padre de Tutankamón, antes  Tutankaten, intentara imponer el culto a un único dios, el sol; quizás su rito funerario fuera un intento de regresar a un  panteón plural por parte de las castas sacerdotales.

Hace algunos años se generó cierta especulación sobre la posibilidad de que el pene del Rey Tut, el cual se desmembró de su cuerpo, hubiera sido robado con fines de magia ritual.