*

X

Krampus, la némesis diabólica de Santa Claus (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 12/09/2013

El folclor antiguo de la región alpina de Europa cuenta de Krampus, una criatura perturbadora parecida a una bestia satánica que emerge durante la temporada de Yule para buscar niños traviesos y castigarlos de maneras horribles o raptarlos dentro de su saco. Para guardar esta tradición pagana pre-germánica, desde hace siglos los hombres se visten como este demonio y asustan a los niños en Krampusnacht (noche de Krampus). Los persiguen y les pegan con palos en una corrida (a menudo alcoholizada) por calles oscuras.

El disfraz de Krampus consiste en una máscara de madera tallada a mano, cuernos de animal, un traje hecho de piel de borrego y cabra y grandes campanas adheridas a la cintura, que el disfrazado suena al mover sus caderas de arriba abajo. Krampus ha sido parte del folclor alpino por más de un milenio y, tradicionalmente desde el siglo XVII, ha acompañado a Santa Claus y a los ángeles en la noche del 5 de diciembre a visitar hogares para recompensar a los niños que se han portado bien y reprimir a aquellos que no lo han hecho.

Te podría interesar:
Después de que los Rockefeller cancelaran un mural encargado a Diego Rivera por incorporar temas socialistas, este empleó el dinero para trabajar en su “ Retrato de Estados Unidos”, mismo que conmovió a Albert Einstein, quien escribió una carta en agradecimiento.

cartas

Entre los temas más recurrentes en la obra de Diego Rivera, se incluyeron la libertad de expresión y las libertades políticas. Curiosamente, en un Estados Unidos completamente anticomunista, el muralista mexicano logró obtener un éxito considerable, a pesar de su constante alusión al  proletariado y la lucha de clases.

En 1933 la familia Rockefeller canceló un trabajo muralístico que había encargado a Rivera, pues incorporaba escenas socialistas; sin embargo, la obra fue pagada como si se hubiese realizado. De esta manera, Diego Rivera creó su obra “Retrato de Estados Unidos”, misma que pintó en paneles portátiles para la New Worker’s School, dirigida por militantes comunistas de corte trotskista. Dichos paneles eran transportables porque la escuela cambiaba de sede constantemente –pues carecía de un financiamiento estable. Uno de estos murales incluía la obra conocida como La Barbarie Nazi, donde aparecía un retrato de Albert Einstein señalando con dureza a un régimen expuesto como anti-humanista.

Eventualmente Einstein vería algunas fotografías del trabajo de Rivera y, conmovido, le envió una carta, entre cuyas líneas destaca la siguiente:

No sería capaz de nombrar a otro artista contemporáneo cuyo trabajo haya sido capaz de ejercer un poderoso efecto similar en mí. 

La respuesta por parte de Rivera incluyó estas frases:

Quiero decirle lo mucho que me conmovió su carta. El aliento recibido es muy grande y magnífico por lo poco que he hecho con mi pintura. Por lo que es usted, con su gran energía humana, junto con su ciencia que ha cambiado por la expansión hacia el espacio y la luz, ayudando a elevar el pensamiento humano a un nivel superior.

Lamentablemente, se perdieron 13 paneles de esta obra de Diego Rivera  y algunos otros se encuentran en manos de coleccionistas. Hoy, el histórico mural está incompleto y, por desgracia, disperso por el mundo.

* La correspondencia entre estos dos personajes se dio a conocer gracias a la investigación de Daniel Vargas Parra.

 

carta 2si