*

X

José Mujica comparte su filosofía de vida en esta entrevista realizada en España

Política

Por: pijamasurf - 12/19/2013

Destacamos algunas de las máximas expresadas por el presidente de Uruguay en la entrevista que, según dicen, "conmovió" a Europa.

 

presidentes-mujica 

Durante los últimos días se ha viralizado la entrevista que una conductora española le realizó a Pepe Mujica, el actual presidente uruguayo. La razón principal de la popularidad del video es que en sólo 26 minutos, a partir de la conversación establecida con la española, Mujica se las arregla para expresar sencilla y sabiamente su filosofía de vida, filosofía que, en gran medida, se ve reflejada en su acción política. 

A continuación, compartimos los que consideramos ser los highlights  de su discurso. Sorprende que, con actitud desenfadada y abierta (basta mirar la cantidad de ocasiones que abre sus dos brazos), Mujica exprese estas máximas y sobre todo, sorprende que las haga experiencia cotidiana en su país:

"Vivir mejor no es tener más, sino es ser más feliz [...] Para ser feliz no hay que tener más, hay que tener tiempo"

Cuestionado ante la sobriedad con la que vive sus días, Mujica explicó que, para él, la felicidad no reside en la acumulación de bienes, sino en la medida en que se tiene tiempo para ser libre. Aquél que se preocupa constantemente por sus posesiones, se niega la posibilidad del descanso. En nuestros días, un discurso que privilegie el tiempo sobre la acción constante, más bien, la "obligación" constante, es un discurso rebelde, que se manifiesta en contra las expectativas del ritmo de vida contemporáneo.

 

"En el fondo, 'naide' es más que 'naide', dicen los paisanos de mi tierra"

Escuchar en la boca de un presidente que nadie es más que nadie es, cuando menos, alentador, pues con base en esta máxima, la política pública no puede ser más que justa. Un campesino vale lo mismo que un empresario. Una mujer embarazada y desempleada vale lo mismo que un presidente.

 

"Lo que ofrece el Uruguay es seguridad, los políticos se comprometen con lo que hicieron sus pares anteriores"

Como casi ningún político latinoamericano, Mujica reconoce el trabajo de sus pares en el poder, sin atender a si éstos pertenecieron al partido que él abraza o si éstos fueron quienes lo encarcelaron en su juventud guerrillera. Se reconoce heredero de la congruencia política anterior y reconoce también, todo el tiempo, al pueblo uruguayo, que ha sabido tomar decisiones junto con sus políticos.

 

"Para construir cosas de cambios esenciales, se necesita construir herramientas colectivas [...], hay que construir sistemáticamente, con paciencia"

Al contrario del discurso político convencional, que postula que será durante la gobernación de tal o cual presidente cuando se lleven a cabo todas las reformas estructurales que significarán un "gran" cambio que se deberá agradecer al político en turno, Mujica explica, desde su visión de activista social, que los cambios no son producto de una sola persona, por más importante que parezca ser, y que tampoco son producto de un día, dos meses, un año de "negociación", sino que son el resultado de la paciencia y el trabajo colectivo y sistemático.

 

"Hay que leer a Confucio"

Una de las características del pueblo uruguayo es que es culto. Los uruguayos leen, critican y analizan su entorno. Están abiertos a adquirir conocimiento de distintos sistemas de pensamiento. El ejemplo paradigmático lo encontramos en esta frase de Mujica, que conmina a leer a Confucio, el sabio pensador chino del siglo VI a. C., cuya filosofía de Estado se basó en cualidades humanas como la bondad, la tolerancia y el amor al próximo.

 

"Tenemos que aprender a incluir la diversidad que hay en este mundo"

A pesar del discurso "multiculturalista" que se ha puesto de moda, es evidente para Mujica que la diversidad no se ha incluido todavía como política de Estado. Esta frase la dijo cuando fue cuestionado por su controversial decisión de legalizar el aborto y, además, la aprovechó para recordarle a la conductora y a los escuchas, que Europa no es, necesariamente, el centro del mundo, sino una más de las civilizaciones que conviven dentro de él.

 

"Ninguna adicción, salvo la del amor, es recomendable"

Un presidente que predica el amor sobre todas las cosas es bastante inusual e inspirador. Con esta máxima, Mujica matizó su decisión de legalizar la marihuana.

 

"A mí me parece que hay que luchar por la paz en todos los rincones de la tierra, me parece que la guerra es un recurso prehistórico"

Además de ser consciente del grandísimo dolor y problema económico-social que representan las guerras para los habitantes del mundo, Mujica manifestó una actitud política solidaria con el también país sudamericano, Colombia, que desde hace años ha vivido en un clima particularmente violento, y agregó que no puede haber cosa más sagrada para los mandatarios latinoamericanos que contribuir a lograr la paz colombiana.

 

"En la vida hay que aprender a cargar con una mochila de dolor, pero no vivir mirando la mochila"

En uno de los momentos más emotivos de la entrevista, Mujica recuerda su vida y comparte una de las enseñanzas que ha podido extraer de ella: los dolores sufridos no deben olvidarse, pero tampoco deben ser removidos constantemente. Lo mismo aplica para la historia de un país: no se debe cerrar los ojos ante las malas decisiones que se hayan tomado en el pasado, sino que se deben recordar para no repetirse.

 

"Los únicos derrotados en el mundo son los que dejan de luchar y de soñar y de querer... y es la diferencia que tiene la vida humana, se le puede dar un contenido"

En ese mismo momento, Mujica explicó cómo no se dejó vencer por las torturas y frustraciones experimentadas, y explicó cómo los seres humanos no debemos olvidar nunca que nuestra vida debe estar fundamentada en nuestras decisiones, que le darán contenido, autonomía y felicidad. 

 

"Tenemos una demasiado pequeñez en nuestro natural egoísmo. Toda cosa viva lucha por su vida, pero agrandar el abrazo, nos multiplica"

Al contrario de lo que se vive en la mayoría de los países, en los que se promueve la autosuficiencia tecnológica, la competencia irracional y el deseo de éxito personal, Mujica postula acciones conjuntas y generosas, que reconocen la existencia solidaria y enriquecedora de los otros.

 

"Tán locos, tán locos... yo que premio de la paz ni premio de nada... si me dieran un premio de esos, sería un honor para el Uruguay, para los humildes del Uruguay y para poder arrimar unos pesos más pa' hacer casitas pa' las mujeres pobres [...] para eso serviría todo eso, pero la paz se lleva dentro"

Al ser interrogado por aquello que experimentaría si fuera galardonado con el premio Nobel de la Paz, Mujica respondió eso, con una actitud que demuestra que no está buscando el reconocimiento personal, sino que está volcado a gobernar para el grueso de la población uruguaya.

 

Hasta aquí los highlights. Sólo queda decir que la inspiración que este hombre produce no se queda en la simple admiración del individuo, sino que invita a reflexionar sobre nuestros gobernantes y sobre nuestras acciones cotidianas, pues unos se corresponden con otras, aunque no queramos verlo. También queda decir que la entrevista da para hacer un análisis mucho más pormenorizado y contextual, al que invitamos a hacer a nuestros lectores, si así lo desean, en los comentarios.

Te podría interesar:
Estados Unidos implementó un programa para organizar a la sociedad civil en contra del gobierno de Venezuela por más de 15 millones de dólares.

Protestas-Venezuela_LNCIMA20140213_0235_5

La polarización en Venezuela ha llegado a un punto donde es difícil hablar sin que se toquen fibras sensibles y se pueda caer en imprecisiones, ante la manipulación de la información de parte de los diferentes actores. La prensa internacional, salvo algunos casos más cercanos a Venezuela, parece estarse alineando con la oposición —una visión que ciertamente comparte Estados Unidos, país al cual seguramente no le molestaría colocar a otro mandatario en lugar de Nicolás Maduro, el heredero de Chávez, la gran pesadilla de Estados Unidos.

Bajo estas condiciones e inclinando la balanza, parece importante dar a conocer la injerencia que ha tenido el gobierno de Estados Unidos en Venezuela, infiltrando la sociedad civil para organizarla, equiparla y azuzarla en contra de "la revolución chavista". Cables de WikiLeaks muestran que Estados Unidos fondeó un programa de resistencia en Venezuela de más de 15 millones de dólares, supuestamente preocupado por el estado "poco democrático" que lideraba el comandante Hugo Chávez. El cable señala:

OTI [Oficina de Iniciativas de Transición, el programa propulsado en Latinoamérica por Estados Unidos] ha apoyado a 300 organizaciones civiles en Venezuela con asistencia técnica y capacitación, conectándolos con otros movimientos internacionales, y con ayuda financiera por 15 millones de dólares. 

El sitio Libre Red ahonda sobre la participación de Estados Unidos en Venezuela:

Entre los documentos revelados por Wikileaks se encuentra un informe emitido por el consejero político de la embajada de EE.UU. en Caracas, Robert Downes, denominado “Cinco puntos estratégicos del equipo en el país para el apoyo programático de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés)”.

En ese informe se resumen los puntos estratégicos que fueron delineados para el período 2004-2006, es decir, desde que la Revolución Bolivariana ganó el Referendo Revocatorio hasta las siguientes elecciones presidenciales.

Esos cinco puntos fueron: Fortalecimiento de las instituciones democráticas, penetrar la base política de Chávez, dividir al chavismo, proteger los negocios vitales de EE.UU. y aislar a Chávez internacionalmente.

A estos esfuerzos coordinados dentro de Venezuela se suman diferentes sanciones financieras y especulaciones del mercado con el fin de dificultar el mandato de Nicolás Maduro desde abril 2013.

La doble moral, según sus intereses, de Estados Unidos, quedó demostrada luego de que Obama llamara "legítimas las protestas en Venezuela" y en su propio patio trasero se arrestara a manifestantes que se pronunciaron ante la Casa Blanca.

Personalmente no me atrevo a pronunciarme sobre lo que está sucediendo en este momento en Venezuela, desde fuera, desconozco los pormenores de la situación y soy consciente de los filtros que existen en la información —la manipulación constante, del mismo gobierno y de la prensa internacional y local, de un caso como éste en el que se entrecruzan agendas políticas y en el que se pelea por el poder en una crisis que es una oportunidad para provocar un cambio. Pero considero importante notar que existen intereses creados internacionalmente, bajo el liderazgo de Estados Unidos, un país que habría violado la autonomía nacional al organizar a la sociedad civil en contra del gobierno de Chávez —y ante este antecedente, aunque el cable de WikiLeaks es de hace unos años, por qué no pensar que lo sigue haciendo. Lo que ha hecho Estados Unidos puede bien calificarse de contrarrevolucionario, y acaso como un taimado intento de golpe de estado.

También en Pijamasurf:  Fotos de las protestas en Venezuela

Twitter del autor: @alepholo

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.