*

X

¿Qué tan falsas son tus memorias?

Por: pijamasurf - 11/22/2013

Los resultados de este experimento nos hacen dudar incluso del famoso personaje de Borges, Ireneo Funes, el memorioso.

phrenologychart

Aunque no es algo nuevo decir que la memoria humana constantemente se equivoca, sí lo es demostrarlo científicamente. En efecto, sólo basta platicar con dos personas distintas que fueron al mismo evento para comprobar, entre otras cosas, que la memoria humana no sólo es selectiva, sino que incluso puede albergar recuerdos falsos. Éste es un hecho tan conocido que los psicólogos ya no ven como un simple error un recuerdo distorsionado dentro de la narración de una persona, sino que han incluido el análisis de esos "errores" como una herramienta muy útil para elaborar el psicodiagnóstico del paciente: ¿por qué recuerda las cosas precisamente así? ¿cuáles son las causas que lo llevan a equivocar esto y no aquéllo? ¿por qué no mencionó algo tan relevante como esto? Sabemos que la memoria nos engaña cuando, por ejemplo, nos encontramos en una reunión familiar y nuestra hermana jura y perjura que alguno de nosotros, vegetariano, ama el pavo de navidad porque ella dice recordar cómo la delectación con que lo engullía el entonces joven pariente, a quien, si le preguntan, dirá que tal cosa no pudo haber sido nunca verdad. 

En resumidas cuentas, la falibiliad de la memoria humana se materializa a cada momento. No obstante, en el sistema de justicia actual se le otorga un gran peso a los testimonios de testigos y en la vida cotidiana se libran verdaderas batallas conceptuales cuyos argumentos se basan en la "certeza" que tienen los que discuten acerca de sus recuerdos y experiencias. 

Entonces, lo que hicieron siete investigadores de la Universidad de California en Irvine fue poner a prueba a un grupo de personas con una memoria autobiográfica altamente superior (HSAM, por sus siglas en inglés), en un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences de Estados Unidos. Sí, existen (pocas) personas que tienen una capacidad impresionante para recordar eventos de su vida, incluso eventos muy lejanos. Tomemos como ejemplo a Frank Healy, una de las cincuenta personas confirmadas con HSAM en E.U., que, al preguntarle una fecha al azar, digamos 25 de marzo de 1996, puede reconstruir sus acciones de aquel día, incluyendo las más insignificantes: qué desayunó, qué canción sonaba en la radio mientras se dirigía a su trabajo, etc. Bueno, pues incluso entre este grupo de personas con memoria autobiográfica excepcional se encontró que su cerebro reconstruye recuerdos incorporando eventos posteriores a éstos (es decir, "contaminando" el recuerdo inicial), y que también usan asociaciones para recordar, lo que necesariamente introduce desinformación o variantes en lo que "verdaderamente" haya sucedido.

El resultado del experimento se reduce a una frase: nadie es inmune a tener falsos recuerdos. Lo que ya sabíamos ahora es comprobado científicamente, evento que puede significar una amenaza para todas la actividades que se basan en la memoria de sucesos pasados como herramienta principal. 

Al final, lo que se destaca una vez más es que la identidad del ser humano, íntimamente ligada a la memoria, es una actividad narrativa, y como tal, cambiante, según las perspectivas desde que se la aborde (situaciones emocionales, distancia temporal, deseos y expectativas que se tienen sobre uno mismo, etc.).

Te podría interesar:

Cinco conclusiones científicas de la cannabis que las farmacéuticas o el gobierno no quieren que sepas

Por: pijamasurf - 11/22/2013

Pese a la evidencia que prueba lo contrario, algunos medios masivos de comunicación siguen promoviendo la idea de que la marihuana es una sustancia peligrosa y sin usos medicinales

medical-cannabis-700x394

Indudablemente existe una ola de aceptación hacia el uso de la cannabis en todo el mundo. Recientemente, Estados Unidos ha encabezado este movimiento, al contar con más de 15 estados en donde se permite el uso medicinal y dos más que han legalizado el uso recreativo. La evidencia en torno a los beneficios médicos de la cannabis o su bajo índice de daños en comparación con otras drogas ilegales y legales es enorme, por lo que incluso estas medidas estadounidenses parecen insuficientes. Tal vez el hecho de que la cannabis siga siendo mayormente ilegal y que se siga percibiendo por algunas personas como una droga peligrosa tiene que ver con que algunas corporaciones --principalmente farmacéuticas-- y algunos gobiernos produzcan esta percepción dañina que se tiene de la marihuana. En este sentido, es interesante consultar una reciente lista compilada por Alternet.com, en la que se publican datos que podrían pasar desapercibidos en el mainstream o los canales de comunicación masiva.

 

1.  El uso de la cannabis está asociado a un riesgo más bajo de mortalidad en pacientes con trastornos psicóticos

Aunque la fiebre de propaganda antimarihuana, conocida como "Reefer Madness", sostiene que la cannabis genera reacciones psicóticas y comportamiento violento durante varias décadas, existen estudios científicos que refutan lo anterior. Un estudio de 2009 de la Keele University Medical School encontró que el uso de cannabis no tiene una correlación con incidentes de esquizofrenia o psicosis y un estudio de las universidades de Maryland y de Inje, en Corea del Sur, halló que el uso de cannabis está asociado con una menor mortalidad en pacientes con esquizofrenia y psicosis.

 

2. La implementación de leyes estatales de uso de marihuana médica está asociada a una menor cantidad de suicidios

Según investigadores de la Montana State University y la San Diego State University que estudiaron los índices de suicidio en diferentes estados antes y después de la implementación de leyes de marihuana medicinal, existe una tendencia a la baja en los estados que han legalizado la marihuana con fines medicinales, mientras que el índice de suicidio en los estados que no lo han hecho sigue subiendo.

 

3. Los efectos del humo de cannabis en los pulmones son menos problemáticos que los del tabaco

Aunque en general, no se recomienda inhalar ningún tipo de humo, el humo de la cannabis no tiene efectos tan dañinos como los del tabaco comercial, como algunos medios quieren hacer pensar (Reuters publicó una historia sobre "la cannabis como un mayor riesgo de cáncer que los cigarros").

El Journal of the American Medical Association (JAMA), una prestigiosa publicación estadounidense, reportó hace poco que la cannabis no tiene efectos adversos en la función pulmonar.

 

4.  El uso de cannabis está mínimamente asociado con un incremento en el riesgo de accidente vial

Aunque hace un año la BBC declaró que "los conductores bajo la influencia de la cannabis chocan dos veces más", un meta-análisis realizado por la Aalborg University y el Institute of Transport Economics in Oslo determinó que la cannabis tiene menor riesgo de inducir accidentes que sustancias como los opiáceos, los tranquilizantes, los antidepresivos, la cocaína, las anfetaminas, los ansiolíticos o el alcohol. En comparación, la cannabis es tan peligrosa para conducir como consumir un antihistamínico.

 

5. La clasificación de la cannabis como una droga de clase I en Estados Unidos es una completa mentira científica

A nivel federal, la cannabis es clasificada como una sustancia de clase I en Estados Unidos, lo que significa que no tiene valor terapéutico o que representa un alto riesgo para la salud, a la par de la heroína. Esta ley es evidentemente caduca, toda vez que 12 años de amplios estudios justifican la legalización de la marihuana medicinal en más de una docena de estados. Se han encontrado beneficios de la cannabis en el tratamiento de diferentes padecimientos como la esclerosis múltiple, la migraña, el dolor crónico y posiblemente el cáncer, por sólo citar algunos de los más conocidos.