*

X
Hace unos días se estrenó La Serie Gratis, una divertida comedia surrealista en formato web que cuestiona los monopolios culturales y propone el empoderamiento de los individuos a través de la libertad de genración de contenidos en Internet.

El humor es uno de los estados o cualidades que mayor conciencia demuestra, ya que no sólo se da cuenta de una situación sino que es capaz de comunicarla de una manera en la que la transmuta. Es también una de las mejores formas de abordar los temas más serios y decir lo que de otra forma sería difícil de escuchar.  Tropikal Forever: La Serie Gratis, con un sencillo storyline: "Cuando una ingenua banda de covers pone en jaque a las disqueras" aborda temas como el copy-left, los derechos de autor, el empoderamiento de las masas vs. las corporaciones a través del arte y los nuevos medios y, por supuesto, la diversión pura, la fiesta y el baile sin inhibiciones. La propuesta es sin duda arriesgada, un formato novedoso o al menos que no ha generado muchos logros en países de habla hispana: la serie web (rebautizada la serie-clip), combinada con el musical llevado a la farsa psicodélica, capítulos de 7 u 8 minutos que narran el universo estrafalario e irreverente de una banda de covers que se divierte mofándose de la industria musical y de los estereotipos de las estrellas de rock y de las clases sociales segregadas (la redención apoteósica del naco, por ejemplo).

Dirigida por Paco Cano y producida por el colectivo Los Animals, La Serie Gratis busca romper el paradigma socioeconómico de la industria de generación de contenidos: una serie que no sólo no tiene fines de lucro, de entrada está condenada a no poder venderse ya que utiliza la música de bandas legendarias --en inglés-- transformada en narrativas urbanas que buscan conectar con la actualidad de los  jóvenes mexicanos. Con un elenco que agrupa leyendas del cine y la televisión mexicana como Dario Ripoll, Johnny Laboriel (que aparece como el científico loco en el capítulo 2, en uno de sus últimos papeles antes de morir), Laura León, Gabriel Retes y otros, y un destacado equipo de producción, todos trabajando de manera gratuita, en un acto de fe que apuntala la Share Generation (donde lo importante es compartir, sabiendo que nuestro mundo es un constante remix, una construcción colectiva de realidades entrelazadas).

A través de 11 capítulos nos adentraremos a la vida de Tropikal Forever, la banda que se ha ganado el cariño del público parodiando música de grandes conjuntos de rock y pop internacional, introduciendo su sonadera tropical, y creando happenings en las noches de las urbes mexicanas. Sus letras reimaginadas componen una sátira de los monopolios que coartan la creatividad y de los programas psicoculturales de las grandes televisoras, radiodifusoras editoriales y disqueras, que han sido un lastre sobre la conciencia colectiva de México. Utilizando la técnica del spoof --la recreación burlesca-- La Serie Gratis lleva los clichés de nuestro ambiente mental al paroxismo para detonar una catarsis, un metaentendimiento de nuestra realidad que se encuentra secuestrada por los juicios de valor y un sinfín de etiquetas. Llega entonces lo que antes se consideraba como el "surrealismo involuntario mexicano": un surrealismo ahora consciente, una crítica de cómo se hacen los contenidos, los vicios y  matices, que tiene conciencia de que  el medio es el mensaje... Así, el naco, por ejemplo, se revela con una cualidad superlativa, que se dejar ir sin importarle lo que piensen los demás o las buenas costumbres, es él mismo en toda su expresión, más allá de que ésta no tenga una gran refinación estética o de que esté cooptado por una peculiar acepción del consumismo.  Se divierte más, porque le importa menos, y eso genera envidia.

La serie engloba y enarbola el concepto slang mexicano de la "chaska", un neologismo que se desprende de la palabra "chasquear", el sonido cómico animal que produce un ataque de risa o una risotada y la palabra "chascarrillo", un chiste fino y ligero que suele provocar a alguien para, en vez de enardecerlo, lo motive a contestar, a seguir "chaskeando", infinitamente, como si el universo solo fuera un broma cósmica y ése fuera su gran secreto y gran sentido. Cuando alguien tiene una crisis o parece no entender el mundo y entra en conflicto, se le dice: "es chaska", y entonces todo está bien. Todo tranquilo, en el trópico forever.

CAP_01_-400x620

Pudimos entrevistar al director Paco Cano poco después del estreno.

 

¿Qué te llamó la atención de Tropikal Forever para que te embarcaras en este extraño proyecto?

 

Dejando atrás la antigua imagen y el mensaje del Rockstar (drogas, diamantes, viejas cachondas, mink, coches último modelo, videos eye candy al máximo, tapetes persas…), llega Tropikal Forever con letras como  “planché mi ropa porque hoy quedamos de ir a cenar”, “Un carnal de seguridad me dijo: saca un cien, no es que yo quiera regatear... que sea un tostón mi rey”.  Honestidad sin alteraciones, cantantes urbanos que cuentan historias, que te hacen reír por ser un reflejo mismo de la sociedad mexicana. Hace mucho tiempo que México necesitaba que alguien lo retratara con un sentido del humor tan fino.

Ellos cantan esa realidad y la exponen haciéndote sentir bien por ser vulnerable y de que todos somos personas normales, por más raros que seamos. Y qué mejor que unir sus canciones con una idea, la generación del conflicto entre lo viejo y lo nuevo.  Internet vs. El Poder.

Una sátira irónica de la realidad.

 

El video musical, o como lo llaman ustedes, el "serieclip", te permite varios recursos o licencias, escaparates oníricos que acaban en la farsa y que juegan con realidades paralelas insertadas en el flujo de la historia. Parece que este tipo de detours te gustan especialmente. ¿Qué es lo que te permiten hacer o cuestionar?

Nuestro género es una realidad ficcionada, una ficción de alto contraste, dos realidades que son plasmadas para coexistir en una misma historia; una, la de “Las Disqueras” y su antiguo paradigma de ser “The Man” y, por otra, nosotros, “The Band”, las personas que vivimos ingenuas ante las decisiones tomadas por los otros. 

En la serie hay de todo, la idea dictó y nosotros escribimos, cada capítulo pertenece a un género distinto y nos dio toda la libertad de expresar lo que pensamos y sentimos, dando como resultado un producto puro y sin filtrar.

 

¿Sobre que te gustaría que las personas reflexionaran después de ver la serie, con todo esto del copyleft y los derechos de autor?

La sátira tiene la capacidad de abordar conceptos políticamente incorrectos o de mala educación que son cruciales para generar  debates culturales alrededor de este tema; los derechos de autor, las leyes SOPA y PIPA .

 

¿Algunas influencias tomadas en la realización de este proyecto y en tu manera de concebir los contenidos para internet? 

 Son muchas influencias, cada capítulo tiene sus escenas dedicadas a grandes obras fílmicas, pero en cuestión de ideología podríamos mencionar a Rius, Bollywood, Flight of the Conchords, Chava Flores, Dr. Seuss, Chico Che, Basquiat, El Santo y Blue Demon, Robert Anton Wilson, Monty Python,  el Loco del Tarot, Orson Welles, Ed Wood, Los Beatles, México, Los Illuminatis, Cinco Nacos asaltan las Vegas, Dalí, Banksy, Robin Hood, Mr. Toads Wild Ride,  Zolthar Machine, Delorean, el Microbús, Los Polivoces, Los Cohen, los koan,  Disney, Baldor, Bassat, SNL, George Louis, Sócrates, Castaneda, Jenji Kohan, Villoro Toranzo, Giorgio Moroder, JC, John Hughes, por mencionar unos cuantos.

 

¿Crees que la televisión ha muerto?

No. Es “El gran monitor”, "el ojo que todos ven" y  por fortuna hay nuevas opciones que la nueva generación sabe cómo utilizar. Dicho esto: en Internet es donde la libertad y la creatividad  han encontrado un nuevo hábitat.  Protejámoslo de leyes pendejas.

Es la única manera de seguir chaskeando. Its the Only way.

 

Sigue la serie gratis en LaSerieGratis.tv, un capítulo nuevo cada semana.