*

X

Militares no permiten que soldado israelí lea su poesía en público

Por: pijamasurf - 07/05/2013

La libertad de expresión, en el caso del ejército, está supeditada o suspendida en favor de las órdenes de sus superiores, por lo que el soldado, aunque molesto, no puede prestarse a dar entrevistas sobre el caso.

(Photo by IDF via Getty Images)

Un soldado de las Fuerzas de Defensa de Israel vio limitado su derecho de expresión cuando se le comunicó que no tenía permitido leer sus poemas en un programa de radio de la Armada. Al parecer el motivo por el que sus superiores no permitieron la lectura fue porque temían que en los poemas estuviese contenida "información personal y sensible", en el sentido de información clasificada, claro. 

El soldado, cuyo nombre no ha sido revelado, recibió del coronel Yehuda Fuchs la orden de no leer su poesía en la radio para "no arruinar la imagen del soldado de combate". Un vocero de la armada israelí añadió que la idea de un soldado que escribe poemas "no es como la Brigada Nahal [unidad a la que pertenece el soldad] quiere ser representado en público."

Sin embargo, esta prohibición contradice una larga tradición de escritura en el ejército israelí, quien solía ser conocido por motivar las iniciativas artísticas de sus tropas, e incluso los reclutas tenían competencias de poesía. Y al tratarse de miembros en activo del ejército israelí, los involucrados se han negado a dar entrevistas a los medios. A pesar de ello es sencillo deducir que el coronel que impidió la transmisión del programa probablemente ignora la larga tradición entre guerra y poesía que está en la base de ambos aspectos de hombre y la civilización: la destrucción y la creación, además del canto de las batallas bíblicas. 

Sin ir tan lejos como para hacer apología de la guerra, en épocas anteriores "la espada y la pluma" eran ocupaciones que se retroalimentaban mutuamente, como en el caso de Garcilaso de la Vega o el mismo Miguel de Cervantes Saavedra, autor de Don Quijote y conocido por el mote de "el manco de Lepanto", a causa de las heridas que sufrió durante dicho enfrentamiento militar. La bravura, el valor y la entrega a los valores de una comunidad no se ven mermados sino exaltados siempre por las letras, y las letras mismas son un auténtico campo de batalla, ¿ustedes qué piensan?

[The Independent]

Te podría interesar:

Prótesis de pene hace a hombre mantener una erección durante 8 meses

Por: pijamasurf - 07/05/2013

Un hombre de Delaware se sometió a una cirugía para mejorar la calidad de su erección sin saber que le seguirían angustiosos meses donde su miembro viril se convertiría en su peor enemigo.

pene

Las cirugías estéticas tienen la función de mejorar la confianza de la gente respecto a sus propios cuerpos, pero en el caso de Daniel Metzgar, un implante de pene estuvo a punto de costarle mucho más que una enorme cuenta de hospital. El conductor de camiones de 44 años se sometió a una cirugía para aumentar el tamaño de su miembro viril en 2009: esta consistió en un implante en tres piezas, cilindros inflables en el cuerpo del pene, una reserva de fluido en el abdomen y una bomba para activar el sistema dentro del escroto.

El problema fue que después de someterse a la cirugía, Metzgar quedó con una erección imposible de ocultar, por lo que tenía que usar sólo ropa holgada y caminar se volvió muy difícil. "No es algo que quisieras llevar a las fiestas y mostrar a tus amigos", ironiza Metzgar.

Este caso está resolviéndose actualmente en una corte de Delaware: la parte afectada busca compensación por daños no especificados contra el doctor Thomas J. Desperito, urólogo con una consulta en Delaware; el médico y sus abogados, por otra parte, afirman que Metzgar debió buscar ayuda de su médico luego de que el paciente presentara una considerable inflamación en el escroto (que Metzgar comparó con una pelota de volleyball) inmediatamente después de la cirugía, en diciembre del 2009, en lugar de esperar hasta abril del 2010 para reclamar y proceder legalmente.

[caption id="attachment_61907" align="alignright" width="288"]pene2 Implante quirúrgico[/caption]

La prótesis fue removida en agosto del 2010 cuando el dispositivo atravesó la pared del escroto, y aunque los daños por la primera cirugía redujeron el tamaño de su miembro viril en un 50% (además de pérdida de sensibilidad), Metzgar se sometió a una segunda prótesis que resultó exitosa, en agosto del 2010 y con un urólogo diferente, poniendo fin a la tortura de su erección de ocho meses. 

Se han presentado casos de priapismo (erección patológica) en adictos a la cocaína como el dominicano Luis Rodríguez, que mantuvo una dolorosa erección durante 27 días, pero en el caso de Metzgar pudo tratarse de un error médico o de una deficiencia en el funcionamiento del dispositivo. Las partes afectadas siguen en litigio legal.

[Disinfo]