*

X

Yoko Ono exhibe los lentes ensangrentados de John Lennon en protesta al control de armas en Estados Unidos

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/21/2013

En el marco del debate que se da sobre la regulación de armas de fuego en Estados Unidos, Yoko Ono postea en Twitter una imagen de los lentes ensangrentados de John Lennon junto con un mensaje alusivo al número de muertes que dichas armas han provocado en las últimas décadas.

Yoko Ono, sin duda una de las figuras emblemáticas de la cultura occidental, causó revuelo este miércoles al compartir en un tweet una imagen de los lentes ensagrentados de John Lennon, los mismos que portaba el día en que fue asesinado y los cuales está acompañados de este mensaje:

Más de 1,057,000 personas han muerto por arma de fuego en los Estados Unidos desde que a John Lennon le dispararon y lo mataron el 8 de diciembre de 1980.

 

La protesta de Ono se enmarca en la discusión que desde hace unos meses se tiene en Estados Unidos sobre la necesidad de regular el acceso a las armas de fuego, el cual, se dice, en el estado actual, es uno de los factores más importante para explicar tiroteos y masacres que a cada tanto trastornan la vida pública del país. 

[Mashable]

Te podría interesar:

Veterinario practica liposucción a su esposa; ella muere y él lo soluciona descuartizándola

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/21/2013

En España un médico veterinario de origen argentino practicó una cirugía de liposucción sobre su propia esposa, la cual sin embargo devino en la muerte de la mujer; para ocultar la evidencia, el hombre llevó el cuerpo descuartizado al incinerador que acostumbra usar para los animales de su clínica.

veterinarioEn uno de los casos criminales más impactantes de los últimos tiempos, un veterinario de origen argentino pero residente en España que decidió que tenía conocimiento y habilidad suficiente para practicar una liposucción sobre su propia esposa. La cirugía, sin embargo, no se desarrolló de la mejor manera y la mujer murió en el ínterin. Pero por si esto no fuera suficiente, ante este resultado lo primero que se le ocurrió al hombre es que debía ocultar la evidencia de lo sucedido, para lo cual redujo el cuerpo a pedazos que pudiera llevar al incinerador que habitualmente utiliza en su práctica veterinaria.

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de marzo en Benijófar, Alicante, en donde Marcelo G., de 46 años, ejerce su profesión. Hasta ahora no se sabe en qué condiciones su esposa accedió a reducir su obesidad con una operación practicada por el veterinario, pero el trágico desenlace es incontrovertible. Por un par de días el hombre intentó ocultar a sus hijos la ausencia de su madre, pero al final se entregó motu proprio, quién sabe si azacaneado por la culpa y el remordimiento.

Curiosamente hasta ese momento, al menos exteriormente, todo marchaba a su favor, pues el cuerpo seccionado había sido recibido sin sospechas por el personal del incinerador, dada la confianza que tenían en el médico. Con todo, el hombre asegura que él no fue el causante de la muerte de su esposa, sino que encontró su cuerpo ya inerte en la clínica veterinaria, supuestamente con indicios de que se había sobremedicado.

Sea como fuere, el hombre ya se encuentra en manos de las autoridades judiciales locales, quienes decidirán sobre su responsabilidad en los hechos.

[Tiempo de San Juan]