*

X

Tomados de la mano hasta el fin del mundo: emotiva celebración fotográfica del amor

Buena Vida

Por: pijamasurf - 03/06/2013

When we are in love, we love the grass,
And the barns, and the lightpoles,
And the small mainstreets abandoned all night.

[Enamorados, nos enamora el pasto,
y los graneros, y los postes de luz,
las carreteras toda la noche abandonadas.

 (traducción de Aurelio Asiain)]

Robert Bly, Love Poem

Probablemente pocos gestos tan amorosos como ese de tomar de la mano a una persona a quien sostenemos y asimos, a quien nos atamos de esa manera y, probablemente, quisiéramos no soltar ni ser soltados. Desde la madre que toma la mano del hijo hasta el hijo que, quizá, toma la del padre enfermo, la de los hermanos que se acompañan en la infancia y los novios que pasean, los amigos en los juegos de la niñez y los descubrimientos dela juventud, la del anónimo que ayuda a alguien en la calle, llevar a otro de la mano es un símbolo de empatía y afecto sumamente elocuente y ante el cual el lenguaje se rinde a la soberanía de la expresión corporal.

Sirviéndose de este simbolismo, el fotógrafo de origen ruso Murad Osmann ha realizado una serie sumamente emotiva en la que el motivo retratado es elegantemente simple: una mujer de espaldas, llevando de la mano a un hombre, a quien conduce a través de distintos escenarios.

Los fotografiados son el propio Osmann y su novia, Nataly, quienes han recorrido diversos países del mundo elaborando paralelamente esta constancia sentimental de su travesía.

Se trata de una serie en la que el exotismo se combina con el sentimentalismo de las emociones humanas, acaso también de ese elemento de idealización necesario en las relaciones humanas, especialmente las amorosas, que nos hace creer ferviente e incontrovertiblemente que, en efecto, la otra persona se encuentra ahí, a nuestro lado, unida a nosotros, vínculo tanto o más real como la mano que sostenemos entre la nuestra.

[Daily Mail]

Te podría interesar:
La lista de este año de los hombres que ganan inmensas bolsas de dinero por poner tracks pregrabados en público es al menos desalentadora.

clavin

Mientras la popularidad de la música para sacarle brillo a la pista escala como meteoro, los sueldos de los deejays lo hacen también. Lamentablemente, como suele suceder en muchos casos, entre más aumenta el gusto por la electrónica pareciera que, proporcionalmente, la calidad se diluye, influenciada por agendas comerciales, tendencias masivas, y la búsqueda del show por encima de un compromiso genuino por jugar con las realidades sonoras.

Este mes Forbes publicó su segunda compilación anual de los Electronic Cash Kings [Reyes Electrónicos del dinero]. El año pasado, la superestrella holandesa Tiësto fue el primero en la lista con un ingreso estimado de $22 millones de dólares; este año estará ganando 10 millones más, pero queda en segundo lugar detrás del productor escocés Calvin Harris. El ranking de Skrillex ha bajado a la novena posición, pero no porque el semi-dios del dubstep esté ganando menos, sino porque sus colegas están ganado mucho más. De acuerdo con la metodología de Forbes, Deadmau5, Swedish House Mafia, Afrojack y Avicii han doblado sus ingresos en un año.

2013

1. Calvin Harris ($46 millones)
2. Tiesto ($32 millones)
3. David Guetta ($30 millones)
4. Swedish House Mafia ($25 millones)
5. Deadmau5 ($21 millones)
6. Avicii ($20 millones)
7. Afrojack ($18 millones)
8. Armin van Buuren ($17 millones)
9 (empate) Skrillex ($16 millones)
9 (empate) Kaskade ($16 millones)
11. Steve Aoki ($14 millones)
12. DJ Pauly D ($13 millones)
13. Diplo ($13 millones)

 

2012

1. Tiesto ($22 millones)
2. Skrillex ($15 millones)
3. Swedish House Mafia ($14 millones)
4. David Guetta ($13.5 millones)
5. Steve Aoki ($12 millones)
6. Deadmau5 ($11.5 millones)
7. DJ Pauly D ($11 millones)
8. Kaskade ($10 millones)
9. Afrojack ($9 millones)
10. Avicii ($7 millones)

 

[Gawker]