*

X

Fotos de modelo brasileña Sabrina Boing Boing amanantando a un becerro generan polémica en Instagram

Por: pijamasurf - 03/28/2013

Sabrina Boing Boing asalta las redes sociales rebotando sus implantes en nuestra imaginaria y perturbando a tiernos animales que son parte de su circo mediático.

ternera-msn-672xXx80

La modelo brasileña Sabrina Boing Boing está en pleno frenesí mediático, atacando las redes sociales con provocadoras y grotescas imágenes en las que aparece alimentando topless a diferentes animales. Ayer la modelo  dio a conocer una serie de fotos en Instagram en la que aparece ofreciendo sus pezones a un tierno becerro que seguramente está ahora un poco perturbado. Antes había perturbado a una confundida avestruz a quien buscaba acercar a sus senos con fruta.

Según Sabrina, ella ama a los animales, tanto como a Pamela Anderson (a quien mimetiza) por lo cual expone sus senos y los alimenta, puesto que "Algunas cosas no tienen que tener sentido, simplemente valen la pena". Y añadió que tiene todo tipo de fotos con animales por lo que es posible que las redes sociales se vean sacudidas por esta peculiar versión de la granja animal (versión Orwell en silicona).

 

sabrina-boing

 

El apellido Boing Boing de Sabrina es un guiño al enorme tamaño de sus implantes --y no a que sea blogger del popular sitio de rarezas y maravillas de alto linaje en Internet. Pero quizás más grande que sus senos es su deseo de llamar la atención y en cierta forma insertar un factor disruptivo en lo que parecía ser un día tranquilo.

 

 

Te podría interesar:

Paisajes extraterrestres en tu vaso de whisky: una ilusión fotográfica de Ernie Button (FOTOS)

Por: pijamasurf - 03/28/2013

La cualidad medianamente alucinatoria del alcohol toma en esta serie fotográfica otro sentido. Todavía se trata de algo que no necesariamente existe, no está ahí, pero para verlo no hace falta beber ni un solo trago.

Se trata de “Espíritus evanescentes”, “Vanishing Spirits”, imágenes que su autor, Ernie Button, descubrió por casualidad, una noche en que colocaba sus trastos sucios en la máquina lavavajillas y notó que el fondo de un vaso de whiskey proyectaba líneas y formas intrincadas que semejaban un paisajes: valles, montes, depresiones, horizontes de mundos ajenos a este, algunos submarinos y otros fogosos, ígneos, volcánicos, alguno incluso casi empíreo, como en la visión pictórica del Bosco o Doré.

Button aprovechó este hallazgo para probar distintos tipos de whiskey y experimentar con los distintos residuos que quedaban en la base interior del recipiente.

Se trató, un poco, de una cata visual y fantástica, acaso una prefiguración de las ensoñaciones que cada una de estas bebidas es capaz de provocar.

También en Pijama Surf: Sartenes que parecen planetas (FOTOS)

[Visual News]