*

X

Personas homosexuales viven con menos estrés que los heterosexuales

Salud

Por: pijamasurf - 01/31/2013

Estudio realizado en Canadá muestra que las personas homosexuales y bisexuales viven con menos síntomas de estrés, depresión y ansiedad que los heterosexuales, un fenómeno en el que al parecer se combinan factores psicológicos y sociales.

Algunos de los valores que más se privilegian en nuestra época es la autenticidad, la sinceridad, la congruencia, todos ellos afines entre sí y que, cuando surgen de la propia persona, cuando el individuo los adopta como parámetros que orientan su actuar, entonces estos se reflejan en lo que piensa, dice y hace, otorgando a sus acciones en el mundo un sello inconfundible.

Pero más allá de estas elucubraciones, hay por lo menos una situación en que esto trasciende la retórica y encuentra manifestación palpable en la vida diaria: ese momento en que una persona homosexual decide dar a conocer públicamente su orientación, especialmente entre aquellas personas que por prejuicios de tipo social mantienen un tipo de animadversión hacia dicha conducta. Quienes, pese a todo, deciden vivir abiertamente su elección sexual, viven menos estresados, según un estudio reciente realizado en el Centro de Estudios sobre Estrés Humano, ubicado en Canadá.

En colaboración con otros colegas, Sonia Lupien, directora de la susodicha institución, dio a 87 voluntarios un cuestionario cuyas respuestas evidenciarían su situación anímica en relación con estados emocionales como la depresión, la ansiedad y la angustia. De los participantes, 46 personas eran lesbianas, gays o bisexuales y 41 heterosexuales. Asimismo, todos ofrecieron muestras de sangre, orina y saliva en distintos momentos durante 48 horas, en las cuales se midieron los niveles de cortisol, insulina, adrenalina y otros bioindicadores relacionados con el bienestar corporal.

Según los resultados, en general las personas homosexuales y bisexuales mostraron menos síntomas de depresión que las heterosexuales, así como menores niveles matutinos de cortisol, sustancia que produce nuestro organismo cuando se encuentra tenso.

Sin embargo, si se introduce la variable del género, las cosas cambian un poco, al menos para las mujeres, pues las lesbianas y bisexuales sufren de síntomas mucho más marcados de depresión y ansiedad que las heterosexuales. No así en el caso de los hombres, entre quienes los homosexuales parecen vivir menos estresados que su contraparte.

Como explicación a este fenómeno otro investigador, Robert-Paul Juster, piensa que, en el género masculino, esto pueda deberse a la tendencia conductual de los hombres gay de enfocarse en la delgadez y la musculatura de sus cuerpos, esto es, en mantener una dieta saludable y ejercitarse físicamente, pero igualmente Juster habla de las consecuencias de salud que genera la “intolerancia social” para con los homosexuales, en especial en medio de un proceso personal de autoaceptación.

Cabe mencionar que, en el caso del estudio realizado por Lupien, los investigadores son claros en la limitación de sus resultados a la muestra de individuos tomada en Montreal.

[io9]

Te podría interesar:

Instituto Pasteur en Paris advierte que hay 14 adultos que se curaron de VIH

Salud

Por: pijamasurf - 01/31/2013

El estudio descubrió que pacientes con VIH son capaces de controlar el virus si se les trata al poco tiempo de ser expuestos.

ku-xlarge (1)

El estudio hecho por el Instituto Pasteur en París probó que algunos pacientes con VIH controlan la propagación del virus si se les trata antes de que cumplan 10 semanas con el virus.

Al grupo de pacientes, conocidos como la cohorte de Visconti, recibieron el tratamiento de manera muy temprana, cuando descubrieron que eran portadores del virus al ingresar al hospital por otras razones.

Siguieron el tratamiento de drogas antiretrovirales en promedio por tres años y después lo abandonaron. El tratamiento se asegura de mantener el virus controlado, pero normalmente al interrumpirlo este regresa y continúa atacando al sistema inmunológico.

 Esto no sucedió con los pacientes de la cohorte de Visconti. A pesar de haber interrumpido su tratamiento (en algunos casos por una década) han controlado el virus —más no lo han erradicado—.

El estudio que fue publicado en PLoS Pathogens, analiza lo que sucedió en el sistema inmunológico de algunos pacientes, sin embargo, los médicos no están seguros de como exactamente los pacientes controlan al virus sin tratamiento y por qué solo entre el 5% y 15% de ellos lo hacen.

El Doctor Asier Saez-Cirion del Instituto Pasteur explica que “aún tienen VIH, no estamos erradicándolo, es más bien una especie de remisión de la infección”.

Por el momento, los médicos suponen que la detección temprana, seguida por el tratamiento adecuado ayuda a controlar el número de escondites inexpugnables que forma el VIH. El Dr. Andrew Freedman de la Universidad de Cardiff explica “iniciar el tratamiento de manera temprana podría significar que el virus no se ha extendido a tantas reservas a largo-plazo y por eso funciona, sin embargo, por el momento no hay manera de saber si esto será para siempre o sólo por unos cuantos años.”

El problema es que la mayoría de los pacientes no serán diagnosticados hasta mucho después. En promedio una persona que ha sido contagiada con VIH vivirá con el virus por 5 años antes de ser diagnosticada.

Aunque el porcentaje de pacientes que son curados “funcionalmente” parece ser bajo, el descubrimiento sigue siendo emocionante ya que es tan solo uno de tres estudios (el bebé que fue curado del virus al nacer, y el gel vaginal que mata al virus)  del ultimo mes que han logrado combatirlo, mostrándonos que podríamos estar muy cerca de encontrar una cura definitiva al VIH.  

[io9]