*

X

5 horas de vuelos en 25 segundos (un cielo de aviones de colores)

Arte

Por: pijamasurf - 12/31/2012

Vuelos superimpuestos en el aeropuerto de San Diego crean un paisaje de hiperactividad celeste

El tráfico de las grandes ciudades  a veces es abrumador: tránsitos semiautomáticos entre distintos lugares que pueden también traducirse en una estética de la información y del transporte.  Cy Kunckenbaker capturó 5 horas de vuelos aterrizando en el aeropuero de San Diego atestando el cielo de aviones de distintas aerolíneas como aves de colores.

Los vuelos que salieron entre las 10:30 y las 3pm conforman un timelapse de pájaros de metal  enfilándose en un cielo sobrepoblado.

 

[Juxtapose]

Te podría interesar:

Rara fotografía de la bomba nuclear sobre Hiroshima tomada casi en el instante de la explosión

Arte

Por: pijamasurf - 12/31/2012

En los archivos de la escuela primaria Honkawa, en Hiroshima, fue encontrada esta fotografía que tiene como rasgos principales el haber sido tomada solo un par de minutos después de la explosión y, además, desde una perspectiva a ras de suelo.

La explosión de sendas bombas nucleares sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, en agosto de 1945, marcan uno de los momentos más importantes de la historia moderna, una suerte de tope en la escala de (auto)destrucción de la que el ser humano es capaz.

Y si bien los testimonios y elaboraciones posteriores que intentan entender el suceso (destaca, por ejemplo, Hiroshima, mon amour, de Alain Resnais), en esta ocasión compartimos un documento poco conocido que pertenece al instante inmediatamente posterior a la caída de la bomba sobre Hiroshima.

La imagen fue encontrada en los archivos de la escuela primaria Honkawa, localizada en Hiroshima, y captura el momento de la explosión según fue avistado en Kaitaichi a casi 10 km al este de esta ciudad y que además del momento en que fue tomada, tiene como segunda particularidad que la nube radioactiva se mira desde una perspectiva a ras del suelo.

Según una nota escrita en la cara posterior de la fotografía, esta fue tomada dos minutos después del impacto. En 1988, cuando fue publicada en un libro, los editores marcaron el momento de su captura entre 20 y 30 minutos después de este. Nadie, sin embargo, ha podido decir si esta última suposición es cierta.

Sea como fuere, se trata de un testimonio valioso de, como decíamos, uno de los momentos más lamentables y también, por esto mismo, memorable, de la historia de la humanidad.

También en Pijama Surf: ¿Por qué una explosión atómica despliega una nube en forma de hongo?

[The Atlantic]