*

X

Vándalos destruyen monumento histórico de 3,500 años en California

Por: pijamasurf - 11/25/2012

Decadencia proactiva y deplorable ignorancia afloraron entre un grupo de sujetos que optaron por destruir, mientras intentaban robar, milenarios petroglífos en la Sierra Este de California.

Difícil de entender lo que pudo haber motivado a un grupo de desconocidos que vandalizaron, en un torpe intento de robo, milenarias inscripciones en piedra. Estos petroglifos, una viva reliquia para los habitantes nativos de la reserva de Bishop, fueron ultrajados con martillos, sierras y otros utensilios, lo que motivo que más piezas fueran destruidas de las que efectivamente lograron extraer presumiblemente para ser comercializadas en el mercado negro.

Las inscripciones mostraban figuras de serpientes de cascabel, venados, círculos concéntricos, borregos cimarrón, cazadores y herramientas de cacería, y eran utilizadas periódicamente en importantes rituales entre los actuales habitantes de la reserva y quienes son descendientes de aquellos grupos que plasmaron los petroglifos. Por si no fuese suficientemente patético, al parecer los glifos tienen poco valor en el mercado negro, oscilando entre los 500 y los 1500 dólares, lo cual contrasta con el carácter de invaluable que ostentaban para sus 'propietarios' originales.  

[LA Times]

Te podría interesar:

Después de 19 años de matrimonio, hombre en Bélgica descubre que su esposa también era hombre

Por: pijamasurf - 11/25/2012

Tuvieron que pasar casi dos décadas para que un hombre en Bélgica descubriera que su esposa, de origen indonesio, nació en realidad con el sexo masculino.

En Bélgica, un hombre de 64 años de quien solo se conoce su primer nombre, Jan, ha saltado a los titulares de los periódicos luego del increíble incidente que protagonizó, uno verdaderamente extenso que duró 19 años de matrimonio, tiempo que tuvo que pasar para que el belga se diera cuenta de que la mujer con quien estuvo casado, Mónica, era en realidad un hombre.

Mónica, de origen indonesio, inicialmente trabajó en la casa de Jan, en una época en que este vivía aún con su primera esposa. En 1993, sin embargo, el hombre decidió terminar con ese primer matrimonio para casarse con Mónica, sin saber que casi dos décadas después la situación con ella superaría todo lo que pudo haber imaginado.

“Me siento estafado”, dijo Jan al diario local Nieuwsblad, además de que abundó sobre las condiciones en que Mónica llegó al país: “Yo la traje a Bélgica. Y eso no fue fácil. Los tribunales belgas tenían serias dudas sobre la autenticidad de su nacimiento y sus documentos de identidad. Siempre creí que ella era una mujer atractiva, toda una mujer y no tenía rasgos masculinos”.

En el terreno sexual, al parecer el engaño se consumó, primero, con el acuerdo de no tener hijos al que ambos llegaron, además de que supuestamente Mónica utilizaba compresas con sangre (u otra sustancia de aspecto parecido) para simular la menstruación.

Los problemas comenzaron hace poco cuando la mujer, ya de 48 años, consiguió un empleo de tiempo completo y, según el testimonio de su esposo, comenzó a cambiar radicalmente su comportamiento. Asimismo, uno de los hijos de Jan dijo a su padre que Mónica frecuentaba clubes nocturnos vestida “con ropa muy llamativa, faldas muy cortas y blusas pequeñas”. La puntilla fueron mensajes de amor que Jan encontró en la computadora de su mujer y que un amigo le contara ciertos rumores (secundados por su hijo) de que Mónica era en realidad un hombre.

“Cuando llegó a casa, la empujé contra la pared. Esa noche llegamos a las manos. Mónica me confesó que había nacido niño pero que ahora era una mujer”, relata el hombre.

Jan ha comenzado las acciones legales que anulen su matrimonio.

[ABC]