*

X

Auspiciosa primera edición del Baja International Film Festival

Arte

Por: pijamasurf - 11/21/2012

El primer festival de cine internacional de Baja concluyó el pasado fin de semana con la participación de numerosas figuras del cine internacional y una gran respuesta del público.

Entre el desierto y el mar azul de Los Cabos se celebró el primer Baja International Film Festival del 14 al 17 de noviembre con una sobresaliente respuesta del público y una notable calidad en la selección de las películas. Un jurado compuesto por Josh Lucas, Alejandro de Icaza y Jeremy Kay otorgó la mejor película internacional a la cinta No del directo chileno Pablo Larrain y con la actuación de Gael García Bernal, quien recibió el premio en el momento cumbre de la ceremonia con la que concluyó el festival.

La mejor película en el plano nacional fue para Los Mejores Temas de Nicolás Pereda, con una mención honorífica para Rezeta de Luis Fernando Frías. First Position de Bess Kargman  se llevó el mejor doucmental internacional. El mejor documental mexicano se otorgó en conjunto para El Alcalde de Carlos Rossini, Emiliano Altuna y Diego Enrique Osorno y para Revoluciòn De Los Alcatraces de Luciana Kaplan. También se otorgaron reconocimientos por su trayectoria a Diego Luna, Nicolas Echevarria, Michael Apted, Ed Norton, Melissa Leo, Matt Dillon and Virginia Madsen. En el caso de Matt Dillon, el actor de Rumble Fish, presentó la primera película que dirigió, Ghost City, junto con su co-gionista, Barry Gifford (escritor de la novela Wild Heart y guionista de Lost Highway).También participaron dentro del festival Edward Norton (quien fungió como consejero), Melissa Leo, Michael Apted y otras celebridades del cine internacional.

La dirección del festival fue realizada en conjunto por los hermanos Sean y Scott Cross, directores del Festival de Cine de Vail, y un grupo de empresarios mexicanos encabezados por Eduardo Sánchez Navarro. La misión del festival, además de la clara aportación al desarrollo cultural de la zona, es incentivar la producción de nuevas películas, aprovechando estratégicamente el destino de Los Cabos, favorito de la industria de Hollywood, para crear una sinergia entre el cine de México y el cine de Estados Unidos. El festival, además de las exhibiciones en distintos puntos de Los Cabos, celebró una serie de conferencias, páneles y eventos destinados a la formación de redes y al encuentro entre productores.

Los organizadores del festival reportaron una gran respuesta del público local a las películas seleccionadas por Eva Sangiorgi, directora del FICUNAM, quien elogio en su cuenta de Twitter el desarrollo del Baja International Film Festival.

La sensación que dejó el Baja International Film Festival, al cual pudo asistir uno de los miembros del equipo de Pijama Surf, es sin duda auspiciosa. Las playas paradisiacas, las fiestas en escenarios espectaculares, la calidez de la gente local y el star-power que tan prontamente acude a Los Cabos, sin duda prometen que en sus siguientes ediciones el festival podrá consolidarse como uno de los más interesentas y disfrutables del circuito festivalero de México.

Más información: Baja International Film Festival

 

Te podría interesar:

Museo de Arte Moderno de Nueva York adquiere Pac-Man, Tetris y otros 12 videojuegos para su colección

Arte

Por: pijamasurf - 11/21/2012

El prestigioso MoMA de Nueva York reconoce finalmente al videojuego como una de las formas del arte con la adquisición de 14 de las expresiones más refinadas de esta disciplina, entre ellas Pac-Man, Tetris y Dwarf Fortress, aunque pronto espera agregar también Snake, Super Mario Bros. y Minecraft, entre otros.

El pasado 29 de noviembre Paola Antonelli, Senior Curator en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, adscrita al Departamento de Arquitectura y Diseño, anunció la compra por parte de esta institución de 14 videojuegos “para una nueva categoría de obras de arte en la colección del MoMA que esperamos crezca en el futuro”. Inicialmente los juegos elegidos son los siguientes:

Pac-Man (1980)

Tetris (1984)

Another World (1991)

Myst (1993)

SimCity 2000 (1994)

vib-ribbon (1999)

The Sims (2000)

Katamari Damacy (2004)

EVE Online (2003)

Dwarf Fortress (2006)

Portal (2007)

flOw (2006)

Passage (2008)

Canabalt (2009)

Asimismo, la intención del MoMA y su curadora es añadir pronto Spacewar! (1962), una variedad de juegos para la consola Magnavox Odyssey (1972), Pong (1972), Snake (originalmente diseñado en los 1970s; la versión para los teléfonos Nokia data de 1997), Space Invaders (1978), Asteroids (1979), Zork (1979), Tempest (1981), Donkey Kong (1981), Yars’ Revenge (1982), M.U.L.E. (1983), Core War (1984), Marble Madness (1984), Super Mario Bros. (1985), The Legend of Zelda (1986), NetHack (1987), Street Fighter II (1991), Chrono Trigger (1995), Super Mario 64 (1996), Grim Fandango (1998), Animal Crossing (2001) y Minecraft (2011).

De entrada Pac-Man, Tetris y Super Mario Bros destacan, sin duda, por su valor histórico y su importante impacto cultural, por las miles, millones de personas que durante varios años tuvieron en estos juegos uno de sus entretenimientos favoritos.

Sin embargo, la amplitud de la selección revela que las razones para elevar al videojuego a la calidad de obra de arte son aún más profundas. Explica Antonelli:

¿Son arte los videojuegos? Seguro que lo son, pero también son diseño, y una perspectiva del diseño es la que elegimos para esta nueva incursión en este universo. Los juegos se seleccionaron como ejemplos excepcionales del diseño de interacción —un ámbito que el MoMA ya ha explorado y coleccionado extensamente, y una de las expresiones más importantes y discutidas de la creatividad del diseño contemporáneo. Nuestros criterios, por consiguiente, hacen énfasis no solo en la calidad visual y la experiencia estética de cada juego, sino también en muchos otros aspectos —de la elegancia del código al diseño del comportamiento del jugador— que pertenecen al diseño de interacción.

Así, parámetros como el comportamiento permitido por el diseño del juego, su estética y el tiempo y el espacio vinculados con este (si, por ejemplo, son capaces de emular experiencias como la ubicuidad o la teletransportación, si estas son cosa de pocos minutos o aun de días), fueron tomados en cuenta para determinar la conservación digital de estas refinadas manifestaciones de la creatividad humana, cuyo uso masivo no tendría por qué demeritar el reconocimiento de su calidad por parte de instituciones tan prestigiosas como el MoMA.

Para información más detallada sugerimos leer el artículo completo de Paola Antonelli en su blog Inside/Out dentro del sitio del MoMA: Video Games: 14 in the Collection, for Starters.

También recomendamos la nota El videojuego como obra arte ¿una próxima tendencia?, a propósito de Proun, diseñado por el creador independiente de videojuegos Joost van Dongen.

[MoMA]