*

X

No existe aún la tecnología que pueda limpiar Fukushima: expertos nucleares

Por: pijamasurf - 10/09/2012

Expertos coinciden en que actualmente no existen recursos tecnológicos suficientes para contrarrestar los efectos negativos derivados del desastre nuclear ocurrido en marzo del año pasado en los reactores nucleares de Fukushima, Japón.

La radiación es una de las consecuencias más riesgosas de la manipulación de la energía nuclear, peligro que se hace patente sobre todo cuando ocurre una tragedia que, como la del reactor nuclear de Fukushima afectado por el tsunami ocurrido en marzo del año pasado.

Por desgracia su toxicidad es tal, que resulta sumamente difícil contrarrestar los efectos nocivos que genera. En la mencionada región japonesa, científicos ya han anunciado que aún no existe la tecnología capaz de limpiar la zona afectada por el desastre nuclear.

Así, han sido distintos profesionales en el campo —profesores universitarios, directores de organizaciones y otros— quienes en repetidas ocasiones han advertido a las autoridades japonesas sobre la magnitud de la radiación que afecta las inmediaciones de los reactores nucleares.

El Consejo de Ciencia de Japón, por medio de la Compañía de Energía Atómica de la nación nipona, asegura que aconsejó que para evitar estos riesgos los desechos nucleares fueran enterrados más allá de los 300 metros planteados inicialmente por el gobierno —en donde permanecerían por decenas de cientos de años hasta que perdieran su radioactividad. Al mismo tiempo, sin embargo, el propio CCJ acepta que, con el conocimiento y los recursos actuales, ni se sabe en qué formación geológica estos desechos no serían peligrosos ni se cuenta con la tecnología para llevarlos más allá de la profundidad propuesta.

Así, la situación no parece sencilla para Japón, sus habitantes y sus autoridades. Esto a pesar de que el gobierno ha estado analizando la posibilidad de abandonar del todo la energía nuclear.

[Washington's Blog]

Te podría interesar:
Assimilating the Shadow, el nuevo álbum del brasileño Ricardo Donoso, promueve una experiencia invaluable: entender, y abrazar, tu dualidad nocturna.


Cuántos de nosotros no hemos sido literalmente envueltos en la euforia de la noche, un caudal de experiencias abstractas, intensamente sensoriales, que desbordan nuestros procesos conscientes. Acto seguido, en ocasiones, sucede a esa vivencia un momento suspendido en el que este caos sensibilizado comienza a arrojar respuestas, las abstracciones se desdoblan en lúcidas siluetas y un cierto entendimiento de nuestra naturaleza más profunda comienza a florecer.

Assimilating the Shadow es un álbum que parece explícitamente diseñado para digerir las enigmáticas revelaciones de ese cíclico eclipse individual: nuestro andar nocturno. Sencillas escalas sintetizadas van entretejiéndose hasta dar vida a una magnética acompañante. Con sutiles alusiones al más delicado morning trance que tuvo su época dorada hace unos quince años, en combinación con pinceladas de  ambient ‘club-nightero’ y, por qué no, un poco de house profundo, el segundo LP de Ricardo Donoso se instala sin duda entre los mejor logrados de este 2012. Album cover Ricardo Donoso Assimilating the Shadow

“Algún día todos tendremos que acudir a una cita con nuestra sombra; de nosotros depende que ella sea un aliado evolutivo o una asfixiante compañera” mencionábamos hace unos meses en un texto dedicado a este invariable arquetipo, al tiempo que advertimos que el encuentro con nuestra sombra es un requisito ineludible en el proceso de alcanzar la plenitud. Assimilating the Shadow es precisamente es una especie de estético manifiesto mediante el cual el brasileño Donoso nos comparte una lúcida herramienta para consumar ese diálogo (el coqueteo con nuestro propio anti-héroe).

El tomar de la mano a la sombra, a la nuestra, mientras recorremos el camino, dota nuestra vida con un tinte de épica introspección, y nos recuerda que somos seres esencialmente mitológicos (venimos a contar rítmicas historias que, como hebras palpitantes, terminan por convertirse en la materia prima de nuestra existencia). Y creo que por eso los diez tracks que conforman este álbum, resuenan tan adentro de nuestra experiencia sensorial: como música diseñada para amenizar ese encuentro tan intrigante como necesario, el momento en que habremos de sentarnos a tomar té con nuestras respectivas sombras. 

Twitter del autor: @paradoxeparadis