*

X

¿Cómo sobrevivir a un interrogatorio utilizando tu pene? Ex agente británico lo responde

Por: pijamasurf - 10/23/2012

Si en alguna ocasión llegaras a ser capturado por alguna autoridad y, posteriormente interrogado en un sistema de aislamiento sensorial, si eres hombre, es posible que tengas entre las piernas la respuesta para burlar el acoso.

 

Este es un extracto de una entrevista con un ex agente británico que trabajó para el gobierno de su país en la década de los 60. De acuerdo a su testimonio, el miembro viril podría ser una escapatoria ante el sufrimiento experimentado bajo una innovadora y tortuosa técnica que utilizaba la justicia para que un sospechoso confesará o revelará información importante para la inteligencia británica.

La técnica que nosotros utilizábamos en Aden consistía en suspender al prisionero, desnudo, en un enorme tanque de gelatina líquida, cuya temperatura era de 94.8 grados Fahrenheit (36.88 grados centígrados). Con los brazos y las piernas atadas y la cabeza envuelta en una especie de casco de buzo por el que respiraba, era colgado del tanque, por lo que solo podía escuchar su respiración y, en teoría, esto lo haría volverse loco.

 ¿Cómo sobrevivir a esta vertiginosa experiencia?

 ¡No te preocupes! Esto es lo que no han pensado quienes lo practican. Te han privado de todo tipo de capacidad sensorial externa, pero los hombres tienen un órgano muy sensible entre sus piernas del que, está comprobado, bajos estas circunstancias, tiene control. Así que la respuesta es concentrarse en el pene y podrás hacer cosas asombrosas en un tanque de gelatina a 98.4 grados de temperatura. En realidad es un entorno muy favorable.

Al parecer el calor y la gelatina y una concentración mental en los estímulos que puede recibir el pene podría hacer que el interrogado soportara el estrés del interrogatorio, distrayéndose en su propia esfera de placer e incluso hasta romper el sistema de juego de los interrogadores si acaso lograra eyacular. El humor que se maneja en las agencias de inteligencia es bastante pesado.

 

[Gawker]

Te podría interesar:

"Yoga Boner", ese momento incómodo en el que tienes una erección en tu clase de yoga

Por: pijamasurf - 10/23/2012

Una erección en la clase de yoga puede pasarle a cualquiera, en el océano se sexy paran que fluye, y puede desatar todo tipo de secuelas.

El yoga en las últimas décadas se ha convertido en  una de las formas de ejercitarse más populares en Occidente --manteniendo un aspecto híbrido, tiene algo de deporte, fitness y tonificación cultural, al tiempo que mantiene aspectos espirituales y esotéricos. Aunque en la mayoría de los casos en los países occidentales el yoga es visto como una disciplina psicofísica secular apta para cultivar la salud, sin ahondar en el significado de las posturas (o asanas) y en la filosofía religiosa que las sustenta --es inevitable que al realizar estos protocolos ancestrales para elevar la energía del cuerpo uno entre en contacto con un cierto misticismo erótico.

El erotismo del yoga viene, según algunos estudiosos como  William J. Broad, de su desprendimiento del tantrismo. La versión más popular en Occidente, el hatha yoga muestra un deseo de "fusionar los aspectos masculinos y femeninos del cosmos en un estado de conciencia extática”. La clave esta en la misma palabra ha (sol) tha (luna). La palabra yoga en sánscrito significa unir o juntar (esto puede entenderse desde una acepción erótica o como "la unión verdadera de nuestra voluntad con la voluntad de Dios y el Universo", en palabras de  B.K.S.Iyengar).

Esta introducción más erudita contrasta con la realidad práctica del yoga en Occidente, donde en la mayoría de las clases ahí un aspect ratio de más mujeres que hombres y donde la ropa deportiva ajustada y la gracilidad y dinámica de las posiciones que reafirman los cuerpos torneados puede hacer para la sexualid masculina, en sus aspecto más primitivo, se vea envuelta en un festín de estímulos, en ocasiones difícil de controlar. El OM puede ser el oso solar del lingam que se manifiesta.

El siguiente video hace mofa de las clases de yoga, desde esta visión testosterónica; tanto de la sexualidad como de la espiritualidad --en su cariz más presuntuoso. Ciertamente el video es un tanto burdo y poco sofisticado, sin embargo en ocasiones es bueno reírse de sí mismo --el yoga con toda su refinación milenaria-- aunque esto signifique cierta noción vulgar o caricaturesca de lo que es uno mismo.

El rap spoof "Boner Yoga" de Jelly Donut y David Daweeds juega con el slang sexual y las nombres de las asanas. "Damn it, Janet! I cannot handle ya camel toe when ya land in camel pose" [No puedo aguantar tú dedo de camello cuando haces el camello]. O  "Sasha, I don't mean to harass ya but i love yo ass-uh, when you do a vinyasa" [No es mi intención acosarte pero amo cuando haces un vinyasa]. También, el clásico albur:  "Floating with my third eye open hopin my third leg gets some gropin". [Flotando con mi tercer ojo abierto esperando que mi tercera pierna obtenga algo de acción].