*

X

Adicción a Internet: trastorno mental en la nueva edición del DSM

Salud

Por: pijamasurf - 10/06/2012

En la próxima edición del conocido e influyente manual de desórdenes mentales DSM, ya se incluye la adicción a Internet como un trastorno que merece la atención de psicólogos y psiquiatras, los profesionales de la mente humana.

El conocido e influyente DSM (siglas en inglés del Manual de Diagnóstico y Estadísticas de los Desórdenes Mentales) es conocido por los excesos en que a veces incurre al catalogar como trastornos mentales comportamientos que en apariencia no lo parecen y que incluso, por comunes, se creerían normales o por lo menos no merecedores de tan negativa etiqueta.

En su nueva edición, que se será publicada en mayo de 2013, el DSM considera que la “adicción a Internet” debe categorizarse como otro tipo de desorden de adicción por tener síntomas similares de estas, como los altibajos emocionales, la falta de concentración y el aislamiento. Se asegura además que los niños son particularmente vulnerables a caer en este trastorno, pues numerosos padres han notado que sus hijos se enojan y se violentan cuando se les intentan quitar un gadget con el que estaban interactuando, en otras palabras, prefieren jugar un videojuego o manipular el aparato a tener contacto social.

Tomando en cuenta que, en todo el mundo, el DSM es uno de los referentes más consultados e inexplicablemente respetados dentro de la práctica psicológica y psiquiátrica, hay quienes aseguran que este es un paso más con miras a declarar el uso frecuente de Internet como una enfermedad mental.

[RT]

Te podría interesar:

Los 5 peores sonidos para el oído humano (audiogalería)

Salud

Por: pijamasurf - 10/06/2012

Investigadores de la Universidad de Newcastle tuvieron que soportar los peores sonidos para determinar cuáles son los que más atormentan a las personas.

 

Partiendo de la forma del cerebro y las reacciones del cuerpo, científicos encontraron que las uñas en una pizarra es el quinto peor sonido en la existencia, según un estudio publicado en el Journal of Neuroscience.

Si bien el típico pizarrón de madera con pintura negra o verde ya no es común en estos días, existen otros sonidos que resaltan por su terrible peculiaridad, como el roce de un cuchillo en una botella de vidrio.

Siguiendo esta tónica, existen otros sonidos de estructura similar, como el de un tenedor tallando  un plato o alguna superficie de similar composición; el gis en una pizarra se colocó en la tercera posición; en la cuarta, una regla en una botella, y en la quinta, como anteriormente se mencionó, el desgarrador roce de uñas en una pizarra.

Los sonidos anteriores tienen un común denominador: sus ondas sonoras oscilan entre los 2 mil y 5 mil Hz, rango en el que también están incluidos los gritos humanos.

Como bien señala el Dr.Sukhbinder Kumar, ese rango es en el que nuestros oídos son más sensibles, por lo que los resultados no fueron sorprendentes.

En el estudio, Kumar y su colega Tim Griffiths reunieron a un grupo de voluntarios en el Centro de Neuroimagen de la Universidad College, Londres. Ahí, los participantes fueron sometidos a una serie de sonidos poco agradables mientras su cerebro era monitoreado a través de resonancias magnéticas. Los resultados mostraron que cuando peor era el sonido, el cerebro tuvo respuesta en la corteza auditiva, justo en la amígdala, área que regula las reacciones negativas --y el instinto de fuga o lucha, cargado de adrenalina.

De los 74 sonidos que fueron estudiados, el que resultó más agradable para los participantes fue el murmullo del agua.

A continuación se muestran los 5 sonidos que resultaron ser los más molestos para el oído humano, en lo que es una celebración del horror aural.

    • Cuchillo en botella

 

 

    •  Tenedor en vidrio

 

 

    •  Gis en una pizarra

 

 

    • Regla en una botella


 

 

    • Uñas en una pizarra


 

También en Pijama Surf: ¿Por qué nos desagrada el rechinido de las uñas en una pizarra?

[Time]