*

X

Posavasos de espejo con líneas de cocaína digitales, del artista Nir Hod

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/25/2012

Accesorios de mesa perfectos para un after, o para la melancolía que revive las noches de farra pasadas, diseñados por el artista Nir Hod.

Para aquellos que quisieran eternizar esas noches de farra en las que se contemplaron en un espejo distorsionado por pequeños riscos de nieve (o soñar ilusioramente con que su dosis nunca se acaba), el artista neoyorkino Nir Hod, ha creado un set de 4 posavasos de espejo con líneas de cocaína impresos. Con estos coasters de cocaína también se puede simular el famoso "desayuno en un espejo" o dar rienda suelta a fantasías de tipo Tony Montana.

El set está inspirado en una pintura también en un espejo de Nir Hod, con el mismo título, The Night You Left. Según el artista es una meditación sobre el amor perdido y la soledad. "Hay una cierta magia en la soledad, tienes que estar solo para crear. No es sobre drogas o glamour --es sobre el mundo interior en el que puedes soñar y amar y buscar una verdad más grande", explica.  El costo de estos abismales  y a la vez jetseteros posavasos es de 95 dólares.

[Laughing Squid]

Te podría interesar:

¿Cómo llegó un astronauta a la Catedral de Salamanca? (FOTOS)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/25/2012

La Catedral de Salamanca fue construida entre 1513 y 1733. ¿Cómo es posible, entonces, que en su fachada aparezca la escultura de un astronauta o de un dragón que come helado?

La Catedral de Salamanca fue construida entre 1513 y 1733. ¿Cómo es posible, entonces, que en su fachada aparezca la escultura de un astronauta o de un dragón que come helado? Más de un despistado ha inventado historias de viajes en el espacio en la edad antigua, o intervenciones alienígenas. La verdad es más sencilla.

En 1992 se llevó a cabo una restauración de esta catedral gótica. Es una tradición entre los constructores y restauradores de las catedrales añadir detalles o grabados a las fachadas, como si fuese una firma.

En este caso, a Jerónimo García se le concedió la aprobación de incluir al astronauta que flota entre unas vides. Un recurso que algo tiene de retórico, aunque se trate de una escultura, un oxímoron o un anacronismo que sorprende al observador atento.

Otras adiciones, todas ellas aprobadas, son un lince, un toro, un crustáceo y un dragón-demonio que come un helado.