*

X
La movilidad, como uno de los rasgos más distintivos de nuestra época, también requiere de herramientas que le den sentido.

La movilidad es quizá uno de los conceptos más novedosos de nuestra época, uno que la caracteriza y la distingue al respecto de otras pasadas y que probablemente sea ya una de las herencias que recogerán las futuras.

Quizá como en ningún otro momento de la historia, actividades que antes requerían de un sitio fijo para efectuarse —el trabajo, el estudio, etc.— se han despegado de esa base sólida para situarse en medios mucho menos fijos, aunque no por ello inestables.

Esto tiene que ver en buena medida con las transformaciones ocurridas en la comunicación (para algunos el hecho social por antonomasia): el desarrollo de la tecnología ha permitido que la comunicación se libere de sus viejas ataduras y encuentre nuevas vías de ejecución.

Con todo, el vértigo y la premura con que ha sucedido todo esto también suscitó la posibilidad del caos, de la confusión practica para adecuarnos a este nuevo modelo.

De ahí la importancia de una innovación como BlackBerry® Mobile Fusion, que permite administrar los dispositivos móviles de manera más rápida, simple y organizada. La interfaz unificada incluye funciones para aprovisionar, auditar y proteger teléfonos inteligentes BlackBerry1, tablets BlackBerry® PlayBook™ y dispositivos con sistemas operativos iOS2 o Android™3. Este enfoque centralizado posibilita el acceso seguro al correo electrónico y a los datos corporativos en forma económica y efectiva.

Sin duda una herramienta necesaria ahora que la movilidad es probablemente irreversible.

Imagen: Metro Transportation Library and Archive

*Contenido cortesía de Blackberry Mexico

Te podría interesar:

Posavasos de espejo con líneas de cocaína digitales, del artista Nir Hod

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/04/2012

Accesorios de mesa perfectos para un after, o para la melancolía que revive las noches de farra pasadas, diseñados por el artista Nir Hod.

Para aquellos que quisieran eternizar esas noches de farra en las que se contemplaron en un espejo distorsionado por pequeños riscos de nieve (o soñar ilusioramente con que su dosis nunca se acaba), el artista neoyorkino Nir Hod, ha creado un set de 4 posavasos de espejo con líneas de cocaína impresos. Con estos coasters de cocaína también se puede simular el famoso "desayuno en un espejo" o dar rienda suelta a fantasías de tipo Tony Montana.

El set está inspirado en una pintura también en un espejo de Nir Hod, con el mismo título, The Night You Left. Según el artista es una meditación sobre el amor perdido y la soledad. "Hay una cierta magia en la soledad, tienes que estar solo para crear. No es sobre drogas o glamour --es sobre el mundo interior en el que puedes soñar y amar y buscar una verdad más grande", explica.  El costo de estos abismales  y a la vez jetseteros posavasos es de 95 dólares.

[Laughing Squid]